Inyección de nostalgia rolera

Recorrer las tierras de Vvanderfell fue lo que inició a muchos jugadores en el rol occidental allá por el año 2002. Ahora podemos volver a hacerlo gracias a la expansión Morrowind de The Elder Scrolls Online, el MMO de Bethesda Softworks. Tras pasar varias horas en el mundo del juego te contamos al detalle nuestras impresiones para que sepas cómo le ha sentado el regreso.

14692

En un mundo en el que las ideas parecen agotarse ir hacia atrás en el tiempo y rescatar los clásicos que nunca pasan de moda es todo un acierto. Algo así debió pensar Bethesda al anunciar que su próxima expansión masiva para The Elder Scrolls Online sería Morrowind. Aunque parezca mentira ya han pasado quince años desde que la tercera entrega de la saga rolera más conocida de la compañía viera la luz.

Muchos jugadores se adentraron en el RPG occidental con él, al que todavía se considera como uno de los títulos más influyentes del género en la historia del ocio electrónico. The Elder Scrolls Online, el MMO de Bethesda Softwotks, llevaba ya más de tres añazos entre nosotros, por lo que la compañía americana quería darle vida con una de esas expansiones imprescindibles para los fans clásicos y también para los nuevos.

Como los héroes de esta historia compartida desembarcaremos en Seydan Neen. Allí descubriremos que muchas cosas siguen igual que cuando las visitamos hace quince años, con la salvedad de que en la historia del nuevo juego han transcurrido 700 años desde aquel entonces. Nos desvelaremos más sobre el argumento para que quienes se lancen al título de Bethesda puedan sorprenderse un poco más a cada paso que den.

Si has jugado al The Elder Scrolls Online ya sabrás cómo funciona el título, pero lo cierto es que para hacer lo propio con Morrowind no necesitas haber disfrutado de cientos de horas en la propuesta original. Bethesda nos permite empezar con un personaje completamente nuevo y adentrarnos en la aventura encontrándonos a nuestro paso enemigos que estén cercanos a nuestro nivel para que no se nos haga muy duro.

De hecho, la principal novedad jugable de esta expansión es la nueva clase, a la que se ha llamado Warden (o Guardia, en castellano). Aunque siempre es de agradecer el contenido novedoso lo cierto es que esperábamos mayor originalidad. Y es que este nuevo tipo de personaje es una versión equilibrada de muchos ya existentes. El Warden es poderoso en combate, es capaz de sanarse a sí mismo y a sus aliados y también es resistente al daño de los enemigos. Un completo, vaya.

Tiene algunas magias de invocación interesantes, aunque las curativas con las más eficaces. Es por ello que nos da la sensación de estar ante algo similar a un Paladín y, definitivamente, ante una clase que es divertida de llevar pero que no sorprende en absoluto. Al fin y al cabo no importa, pues lo más interesante de The Elder Scrolls Online: Morrowind es la cuidada narrativa y las misiones que realizamos en el juego.

Siempre sentimos estar incentivados para hacer una nueva misión, lo que deja bien claro desde el principio que la historia ha sido fenomenalmente hilvanada y contada. Sin embargo, como en la mayoría de MMOs, chirría que se nos diga que somos los héroes únicos de la historia y que al salir al mundo real nos demos cuenta de que hay miles de jugadores más que tienen nuestra misma misión y que, a fin de cuentas, también la van a conseguir solventar con creces.

Se trata, claro está, de algo secundario, pues todas las misiones resultan tremendamente entretenidas y más cuando nos juntamos con otros jugadores para ponerle las cosas difíciles a las fuerzas del mal. Como en todo juego de rol encontramos misiones secundaria de recadero y poco inspiradas, pero no son la norma en un Morrowind que ha tratado de contar con una narrativa poderosa y atractiva y que, a nuestro juicio, lo ha conseguido.

Lo más curioso de Morrowind es que parece un RPG occidental a la vieja usanza con la salvedad de que en la acción nos encontramos con otros jugadores. Como es habitual en la saga The Elder Scrolls, no tenemos secuencias cinemáticas y todas las fases más narrativas se producen delante de otros personajes con los que conversamos con el tradicional sistema de selección de diálogos tan marca de la casa.

Uno de los puntos en los que más destaca esta expansión de The Elder Scrolls Online es en el sonoro. La franquicia siempre ha sobresalido gracias a la labor del compositor Jeremy Souls (encargado de las bandas sonoras de Morrowind y Skyrim, entre otros) y que en este nuevo episodio del MMO de Bethesda vuelve a hacer magia en forma de música celestial y épica. Es precisamente lo que necesitamos cuando estamos de viaje resolviendo misiones como salvadores del mundo.

Como decíamos, la historia de Morrowind en The Elder Scrolls Online engancha de tal forma que es posible que todo su contenido se nos quede corto muy pronto. Las expansiones de los MMO suelen ser enormes y aunque esta de Bethesda está cerca de serlo no supera las 30 horas. Se trata de una cantidad de tiempo más que respetable, pero es muy probable que cuando la hayas terminado tengas la sensación de que querías que hubiera durado más tiempo y tuviera más cosas que hacer.

Para concluir hablaremos de una interesante novedad que incluye esta expansión, que se aleja sobremanera de lo que ha sido la saga a lo largo de su historia. Hablamos del modo Battlegrounds, que forma parte de la vertiente multijugador PvP (player vs player). Es una especie de modo arena en el que tres equipos de cuatro jugadores cada uno se enfrentan en sanguinarios combates a muerte. Lo más interesante es que también tenemos submodalidades clásicas de otros géneros, como Captura la bandera o Dominación, que aportan un toque fresco e inesperado a este MMORPG.

Joel Castillo

Jugabilidad: Morrowind mantiene intacta la fórmula jugable que ha hecho de The Elder Scrolls Online lo que es hoy en día, aunque la incorporación de la clase Warden le aporta un toque de frescura que, no obstante, esperábamos que fuese más revolucionario. Las misiones son variadas, jugar con gente es muy divertido y el novedoso modo PvP da otra vida al juego más allá de la historia principal.

Gráficos: En el apartado visual Morrowind sigue viéndose igual de bien que el The Elder Scrolls Online original que vio la luz en 2014. La recreación de los escenarios que disfrutamos durante tantas horas en The Elder Scrolls III ha sido fenomenal y es toda una inyección de nostalgia sentirnos nuevamente en la bella y misteriosa Vvanderfell.

Sonido: El gran problema de The Elder Scrolls Online que sigue estando presente en esta expansión es el de la no traducción: el juego llega con diálogos y textos íntegramente en inglés, por lo que si no dominas la lengua de Shakespeare podrías tener problemas para seguir la historia. En la otra cara de la moneda tenemos la maravillosa banda sonora de Jeremy Souls, también responsable del Morrowind original y de Skyrim.

Duración: Completar la historia principal y las secundarias de Morrowind nos llevará una treintena de horas, que se nos harán cortas por la extrema diversión que proporciona la obra. Si deseas aumentar el número de horas en Vvanderfell tienes la oportunidad de acceder a esas comentadas modalidades PvP que tan bien le sientan a la propuesta.

Historia: Somos el héroe que debe salvar al mundo del mal. Nada de original tiene la premisa de este Morrowind, pero lo cierto es que todo lo que ocurre en el argumento tiene sentido y nos mantiene enganchados con el paso de las horas. Cada NPC tiene su historia y la compartirá gustosamente con nosotros si entablamos conversación con ellos.

Conclusión: La nueva expansión de The Elder Scrolls Online es el regreso a Morrowind que tanto deseábamos. La nostalgia nos invade desde nuestros primeros pasos en las tierras de Vvanderfell y nos acompaña en una historia repleta de interés narrativo y de misiones sumamente divertidas, en especial cuando nos juntamos con otros usuarios. Aunque no haya sido todo lo revolucionaria que esperábamos, la nueva clase Warden aporta frescura a un título cuyo único gran inconveniente sigue siendo llegar sin traducir, algo especialmente problemático en los textos.

Juegos Relacionados Si te gusta juega a… Te puede interesar…
Saga The Elder Scrolls

La expansión incluye una nueva clase, Warden.

Juan Montes

Comunicador y apasionado de los videojuegos de aventuras, rol y plataformas. Crecí junto a un marsupial y blandiendo la llave espada; ahora acompaño a cazarrecompensas, asaltatumbas y luciérnagas con la misma pasión.

Publicaciones relacionadas

Cerrar