Ikea invade Skyrim

7082

Skyrim ya tiene nueva expansión. Esta vez, eso sí, más sencilla y menos polémica que la anterior. ¿Su oferta? Mejorar nuestro hogar cual Ikea.

La primera expansión de Skyrim desató la polémica. Sobre todo por sus bugs, que muchos usuarios criticaron abiertamente y que, a buen seguro, a Bethesda debió de costarle algún que otro dolor de cabeza.

Ahora la compañía ha lanzado un nuevo contenido descargable, menos ambicioso que el anterior y que parece centrarse, sobre todo, en el apartado doméstico de la épica aventura.

Quienes hayan jugado a Skyrim (suponemos que casi todos los que estén leyendo este artículo), sabrán que durante el título podíamos adquirir alguna que otra casa. Principalmente para descansar en ella y poder almacenar objetos. Algo habitual dentro de este tipo de juegos.

Pues bien, Hearthfire se centra, principalmente, en ampliar esa experiencia, haciendo de nuestros hogares unos sitios más personalizados y con más opciones entre las que elegir, pues podemos crear nuestro hogar desde los cimientos. ¿Cómo en los Sims? Bueno, más o menos, pero salvando las distancias, por supuesto.

El parecido con el conocido simulador de vida de Maxis lo encontramos al ponernos manos a la obra. Podemos elegir el tipo de casa que queremos, su ubicación, detalles, cuartos, apariencia, etc. Después podemos adquirir materiales para levantarla y conseguir la licencia necesaria de los administradores de fincas.


 


 

Como podéis imaginar, se trata de una expansión interesante, pero que no afecta apenas al desarrollo del juego. Dicho de otra forma, es casi más un editor (completo, eso sí) que una expansión jugable. Claro que esto no desmerece el trabajo de Bethesda, sobre todo al precio que ha visto la luz.

Otro detalle en plan Sims: durante la aventura ya no solo podemos crear un matrimonio, sino también adoptar hijos. No podemos entretenernos teniéndolos directamente con nuestras esposas (como en el juego de Maxis), pero sí adoptar a los que encontremos y que vayan a vivir con nosotros.

Después podemos charlar con ellos e interactuar de distintas maneras. Así el componente social de la aventura se vuelve algo más profundo. También crecerá, cómo no, la obligación o la responsabilidad de mantener a salvo nuestra morada de los ataque enemigos.

Suponemos que Bethesda no se ha decidido por un DLC de estas características porque sí, sino porque muchos usuarios de Skyrim parecían muy interesados en poder ampliar las posibilidades domésticas del título. Ahora ya pueden hacerlo.

También conviene destacar que Hearthfire, aunque no exento de algún que otro fallo, luce por regla general mejor que Dawnguard. También su mayor sencillez juega a su favor en este sentido, claro. Aún así, no obstante, encontramos gran cantidad de opciones para decorar el domicilio y entretenernos bastantes horas.

————————————————————————————————————————————-

Valoración final

Jugabilidad: Curiosa. Principalmente se centra en aumentar las posibilidades de edición de nuestro hogar.

Gráficos: Tranquilos, no hay tantos fallos como en Dawnguard.

Sonido: Sigue conservando la calidad del original.

Duración: Dura bastante, teniendo en cuenta sus muchas opciones de edición y comparándolo con su precio.

Conclusión

Casi de forma parecida a la conocida serie Los Sims, Skyrim se pone hogareño y nos permite cuidar en detalle la edición de nuestro propio hogar en el juego. A la hora de crearlo, decorarlo y llenarlo de detalles. Un contenido interesante, que afecto mucho en la aventura, pero sí ofrece horas de edición.

————————————————————————————————————————————-

Juegos relacionados

The Elder Scrolls V: Skyrim

Si te ha gustado te gustará

Los Sims, la saga

No te quedes solo en el juego

Película: Esta casa es una ruina de Richard Benjamin

Canción: Home sweet home de Motley Crue

Publicaciones relacionadas

Cerrar