Un héroe pintado en la pared

9320

Link hace de nuevo una entrada triunfal en Nintendo 3DS, después del remake de Ocarina of Time. En esta ocasión nos encontramos con un juego completamente nuevo, aunque en su interior podemos encontrarnos con un claro homenaje a “A Link to the Past”, siendo el título que ahora nos ocupa: The Legend of Zelda: A Link Between Worlds, su sucesor espiritual. Nuevos elementos introducidos en la saga, así como un control que le sienta de maravilla a este juego portátil, además de contar con la pura esencia que caracteriza a todos y cada uno de los juegos de la saga, dan como resultado este título, que se convertirá en un indispensable para todos los poseedores de una Nintendo 3DS.

The Legend of Zelda: A Link Between Worlds en sin lugar a dudas un título que se adapta y aprovecha hasta el mínimo detalle todas las posibilidades que nos brinda Nintendo 3DS. La consola portátil de Nintendo cuenta con dos pantallas, que hoy en día se han vuelto indispensables para poder disfrutar de ciertos títulos como el que ahora nos ocupa. A Link Between Worlds cuenta con todos los ingredientes que hace que un juego de Zelda merezca ser jugado, pero además incluye nuevos elementos que lo convierten en un título digno de ser disfrutado por todos, más aún si ya disfrutaste de otras entregas portátiles como Phantom Hourglass y Spirit Tracks, aparecidas en Nintendo DS. 

Nuestra aventura comenzará, como no, asumiendo el papel de un Link bastante dormilón que tiene que despertar para acudir a realizar sus labores en la herrería del pueblo. Pronto nos veremos en la obligación de acudir al Castillo Real, ya que uno de los guardas ha olvidado su espada, por lo que tendremos que devolvérsela. Es aquí cuando conoceremos a nuestro principal enemigo en A Link Between Worlds, un ser que está convirtiendo a los sabios de Hyrule en cuadros, con un oscuro cometido que vosotros mismo tendréis que descubrir.

Lo primero que nos llamará la atención en los primeros compases de nuestra aventura es la vista cenital de todo lo que se muestra en la pantalla superior de nuestra Nintendo 3DS. De esta forma veremos a los personajes y a los elementos del entorno desde arriba, y esto es algo que sienta de maravilla al título, ya que el amplio ángulo de visión que obtenemos facilita en gran medida el control de nuestro protagonista en la portátil de Nintendo. Todos los jugadores que vengan de otras entregas portátiles de nuestro querido héroe descubrirán que la libertad que se da a los usuarios en esta entrega también es otra de las virtudes con las que contamos, sintiéndose el jugador como el verdadero protagonista de lo que acontece en la historia. Si bien siempre tendremos una misión principal, que estará señalada en el mapa que aparece en la pantalla inferior de la consola, los jugadores podrán campar a sus anchar a lo largo y ancho de Hyrule y Lorule, un pueblo que será todo lo contrario a lo que conocemos del reino de Zelda. 

Como algo característico de la saga, nos encontraremos con que existen algunos elementos del escenario que bloquean nuestro paso , y que como consecuencia requieren el uso de un determinado objeto como pueda ser un martillo o unas bombas, entre otros. Es aquí donde entra en juego Ravio y su tienda. Este particular y divertido personaje aparecerá de la nada, y se adueñará de nuestra casa, ya que es un vendedor que no ha podido encontrar un lugar para instalar su tienda. Por las molestias, Ravio nos regala un extraño brazalete, que se convertirá en uno de los objetos más importantes para nuestro protagonista en A Link Between Worlds.

A medida que vayamos investigando nuestro entorno, comprobaremos que utilizar nuestra espada no nos servirá de mucho para ir superando nuestros objetivos principales, por lo que de nuevo tendremos que recurrir a nuestro querido amigo Ravio. Gracias a la tienda que este personaje montará en casa, Link tendrá la oportunidad de alquilar y/o comprar  en cualquier momento todos y cada uno de los objetos necesarios para completar nuestra aventura, siempre y cuando nuestros bolsillos estén llenos de rupias. ¿Qué diferencia existe entre el alquiler y la compra de un objeto? Pues es sencillo. Si tenemos un objeto alquilado y morimos, estos volverán a las manos de Ravio, mientras que si somos sus legítimos compradores no desaparecerán nunca de nuestro inventario. De esta forma, comprar un objeto como por ejemplo las bombas, tiene más coste que si las alquilamos. Además cabe mencionar que en esta entrega se ha optado por dar al jugador una cantidad ilimitada de bombas y flechas, pero ojo, porque con cada uso nuestra barra de vigor bajará, y en el caso de que agote tendremos que esperar a que esta se regenere. 

Gracias a esta nueva mecánica de juego Nintendo ofrece a los jugadores la posibilidad de planear cómo serán sus aventuras, decidiendo en todo momento qué mazmorra queremos completar o qué objetos queremos utilizar para descubrir nuevos secretos en el mapa. Así, antes de sumergirnos dentro de una mazmorra tendremos que pensar muy bien qué objetos nos pueden ser útiles, ya que alquilarlos todos de golpe supone un alto coste, y tenemos que asumir el riesgo de poder perderlos si morimos en el juego.

En un principio los jugadores más puristas de los títulos de The Legend of Zelda se pueden sentir un tanto escépticos ante estas nuevas características, ya que lo típico en la saga era ir descubriendo nuevos objetos a medida que avanzamos en la historia. Es cierto que esta extraña sensación nos puede recorrer el cuerpo, pero también tenemos que pensar en los beneficios que trae consigo todo esto, y es que podremos descubrir los secretos de Hyrule y Lorule cómo y cuándo nosotros deseemos.

De esta forma recoger rupias por el escenario se convierte también en un factor clave para el jugador. Pero, ¿cómo podemos conseguir rupias? Sabemos que cortar malas hierbas es una buena opción, pero a la larga se puede convertir en algo aburrido. Es aquí cuando entran en juego las zonas secretas del mapa, donde se ocultarán cofres con suculentas cantidades de rupias. La otra opción, y que solo es posible gracias a las características de Nintendo 3DS, es haciendo uso de Street Pass. De esta forma, si nos encontramos con alguien por la calle que ya tenga el juego, recibiremos un Link Tenebroso. Este se encontrará escondido en el mapa del jueg, y si lo encontramos, podremos luchar contra él para conseguir jugosas recompensas. Ya que no se trata de un modo de juego en línea en sí, los jugadores tendrán que preparar a su personaje con las armas con las que quiere que este luche. Dependiendo de la dificultad de los combates, recibiremos más o menos cantidad de rupias, algo que se convierte en un verdadero reto con los personajes más avanzados.

Dejando a un lado todas estas novedades, no podemos olvidarnos de que nos encontramos con un The Legend of Zelda de los pies a la cabeza. Así, controlar a nuestro personaje sigue siendo tan sencillo como siempre. Así podemos blandir nuestra espada y cubrirnos con el escudo, con pulsar unos simples botones. Por su parte, los botones X e Y pueden llevar asignados cada uno un objeto diferente de nuestro inventario, como pueda ser el arco, un bote vacío o nuestras bombas, entre otros tanto objetos con los que contaremos. Además, y para tener constancia de dónde estamos en cada momento, la pantalla inferior de Nintendo 3DS nos mostrará un mapa de la zona donde nos encontramos, teniendo la posibilidad incluso de marcar nosotros mismos sitios que nos parezcan interesantes o que queremos investigar con más detenimiento posteriormente. 

Pero, ¿qué es un The Legend of Zelda sin sus características mazmorras? Es por eso que en esta entrega portátil podríamos decir que la exploración, los puzles y la acción cobran un nuevo sentido, y todas estas características se ven llevadas al exponente en A Link Between Worlds. Como hemos dicho, nosotros seremos los encargados de decidir en qué orden queremos afrontar una mazmorra en concreto, aunque por supuesto para acceder a ella será necesario contar con algún objeto determinado. Es por eso que en el escenario podremos encontrar pistas que nos permiten intuir qué elementos serán imprescindibles en nuestro inventario. Debido a que nos encontramos en un juego portátil, las mazmorras que visitemos serán más cortas de lo habitual, si las comparamos claro está con la entregas de sobremesa. Además, los puzles serán más sencillos que de costumbre, aunque existen excepciones, añadiéndose también una serie de ayudas optativas que podremos desbloquear con monedas conseguidas con el cuenta pasos de nuestra Nintendo 3DS.

Además de ser más cortas, las mazmorras también han visto reducido su tamaño, encontrándonos con que la gran mayoría de las salas que las componen son fácilmente explorables en pocos pasos. No por eso completar cada uno de estos lugares será algo sencillo, ya que el ingenio de los jugadores será puesto a prueba en todo momento. Mención especial merece uno de los elementos fundamentales de A Link Between Worlds; y es la posibilidad de que Link se fusione con las paredes del escenario. Se trata de uno de los poderes del héroe que más nos ha sorprendido hasta la fecha, ya que consigue dar pie a situaciones que jamás hubiéramos imaginado.

De esta forma tendremos la oportunidad de mimetizarnos con las paredes, consiguiendo sortear por ejemplo caminos que a pie sería imposible de superar, o bien descubrir nuevas zonas que se encuentran a otro nivel diferente del suelo. Eso sí, no podremos estar dentro de las paredes todo el tiempo que nos plazca, ya que mientras estemos en este entorno, consumiremos energía de la barra de vigor, por lo que será importante estar pendiente a ella. Sin duda esta característica que descubriremos de nuestro personaje horas después de comenzar nuestra aventura, será un recurso muy utilizado en la resolución de los puzles.

Superar algunas mazmorras será coser y cantar, amén de algunos jefes finales que repiten la gran mayoría de sus patrones de ataque. No por eso quiere decir que todo el juego se complete fácilmente, ya que las 12 o 13horas que componen la historia principal están plagadas de puzles de todo tipo, que nos harán quebrarnos la cabeza en algún que otro momento. Además, el hecho de que podamos viajar a nuestro antojo por los diferentes puntos del mapa – gracias a la ayuda de una joven bruja que nos lleva en su escoba – hace que en ciertos momentos nos veamos deambulando por el escenario sin encontrar la pieza clave para continuar con la historia.

Además de todas las posibilidades que brinda el título, Nintendo ha querido dar una gran variedad de situaciones a los jugadores, gracias a la inclusión de algunas misiones secundarias que por supuesto recompensarán a los jugadores. También tenemos la oportunidad de disfrutar de minijuegos, con algunos tan divertidos como por ejemplo uno que consiste en esquivar gallinas dentro de un corral. Por último, los jugadores recibirán el modo de dificultad Héroe – desbloqueado al completar por primera vez el juego – donde los enemigos serán mucho más duros de roer que de costumbre, alargando la vida útil de un título que ya de por sí tiene una buena duración para estar destinado a una plataforma portátil. 

Gráficamente nos encontramos ante un título precioso, aunque tampoco perfecto. El diseño de los personajes está cuidado hasta el más mínimo detalle, así como algunos enemigos finales que cuentan con un acabado asombroso, en contra de otros que parecen más sencillos y poco inspirados. El contraste que podremos apreciar entre Hyrule y Lorule también se encuentra perfectamente marcado, ya que son dos pueblos completamente opuestos; si bien en uno abundan los colores vivos, en el otro todo estará ensombrecido por las tonalidades oscuras. Parada obligada merece el efecto en tres dimensiones del título, más teniendo en cuenta que tenemos una vista cenital en A Link Between Worlds. Los usuarios que decidan activar esta función mientras juegan, podrán disfrutar de la grandeza que se despliega ante nuestros ojos, más en los momentos en los que nuestro personaje comienza a subir plantas de una mazmorra de forma vertical. Son estos los títulos de Nintendo 3DS que justifican su efecto en tres dimensiones, y que explotan las posibilidades de la consola al máximo. 

En cuanto al apartado sonoro disfrutaremos de melodías ya características de la serie, que bordan una banda sonora digna de elogio. Algunas de estas melodías han sufrido un lavado de cara para su llegada a Nintendo 3DS, pero seguirán con su sello de identidad que los seguidores sabrán reconocer de inmediato. Además el juego se encuentra completamente traducido al castellano, aunque como viene siendo de costumbre no cuenta con voces en ningún tipo de idioma, más allá de algún que otro gemido.

 

Rubén Moyano




Valoración final

Jugabilidad: Las novedades jugables son palpables a lo largo de toda la aventura. Además de contar con la esencia que caracteriza a todos y cada uno de los Zelda, A Link Between Worlds incluye algunas novedades como por ejemplo la posibilidad de afrontar las mazmorras a nuestro antojo, dando bastante libertad a los jugadores. Tampoco podemos olvidarnos de la posibilidad que tiene Link de fusionarse con las paredes, característica que abre un amplio abanico de posibilidades a la hora de presentar puzles a los usuarios.

Gráficos: No se trata del juego más puntero de Nintendo 3DS pero su efecto en tres dimensiones sí es el mejor que hemos visto en la portátil, ya que la vista cenital acompaña a que este efecto tridimensional se vea potenciado. El diseño de los enemigos finales será dispar, contando con algunos bastante poco inspirados, mientras que otros parecerán cobrar vida en la pantalla superior de nuestra consola.

Sonido: Es inevitable soltar una sonrisa mientras jugamos a A Link Between Worlds. Nintendo ha sabido dar al título una banda sonora digna de una obra maestra, con temas que serán reconocidos por los seguidores de las aventuras de Link. Disfrutar de la aventura con cascos es una recomendación obligada.

Duración: Completar la historia principal del juego puede llevarnos aproximadamente unas 12 horas. Pero tranquilos porque tenemos juego para rato. Por un lado tenemos las opciones de Street Pass, así como una buena cantidad de minijuegos y misiones secundarias que pueden alargar unas cuantas horas más el juego. Huelga decir que el modo de dificultad desbloqueable al completar el título por primera vez supondrá un reto para los jugadores más exigentes, con enemigos mucho más peligrosos que de costumbre.

Conclusión:
Podemos confirmarlo sin miedo. The Legend of Zelda: A Link Between Worlds es uno de los mejores títulos aparecidos en Nintendo 3DS, por no decir el mejor (con permiso del remake de Ocarina of Time). Los jugadores que busquen una gran experiencia portátil llena de aventuras, secretos, minijuegos y mucha acción encontrarán en este título eso y mucho más. Los seguidores más fieles, y los no tanto, de The Legend of Zelda tienen una cita obligada con este título que sabe combinar a la perfección las novedades implementadas con las características que han conseguido llevar a la saga a lo más alto.

———————————————————————————————————–
Juegos relacionados:

Si te ha gustado te gustará:

No te quedes solo en el juego:

Publicaciones relacionadas

Cerrar