Análisis de The Legend of Zelda: Breath of the Wild – La Balada de los Elegidos – Una historia de salvación

 

 

Ya es oficial, The Legend of Zelda: Breath of the Wild es el GOTY 2017 y qué mejor momento para revelar el contenido y la fecha de lanzamiento de La Balada de los Elegidos, el segundo de los DLC's del juego de Nintendo. Hemos pasado meses de espera sin conocer detalles de todo lo que ofrecería este segundo contenido adicional, pero durante los Game Awards se reveló que el DLC saldría a la venta ese mismo día. Ya lo hemos jugado y te contamos todo lo que ofrece.

Como ya recordarás meses atrás te presentamos el análisis de Las Pruebas Legendarias, el primer DLC que recibió The Legend of Zelda: Breath of the Wild allá por junio de este año. Como en aquel entonces este nuevo contenido no solo está disponible en Nintendo Switch, por lo que aquellos que han vivido la última aventura de Link en Wii U también pueden acceder ahora a La Balada de los Elegidos.

Tras la presentación del primer contenido adicional desde Nintendo prometieron un segundo DLC mucho más interesante, así como con contenido de mayor repercusión. A continuación te detallados cada uno de los añadidos presentados, así como te contamos nuestras impresiones del conjunto.

Con La Balada de los Elegidos encontramos una nueva historia con la que podemos descubrir muchos más detalles de los cuatro elegidos. Estas nuevas narraciones tienen lugar tanto en escritos como en nuevas escenas de vídeo,  que como era de esperar continúan presentando un gran nivel, al igual que en el juego base.

Algo importante a tener en cuenta antes de querer afrontar la misión que presenta La Balada de los Elegidos es que debemos haber batido a las cuatro Bestias Divinas del juego base, ya que de lo contrario es imposible acceder a dichas narraciones. Tras cumplir dicho requisito tenemos que acudir al punto de partida de la aventura de Link. Es aquí donde empieza la nueva historia, pero además conseguimos un nuevo y curioso arma, el Aniquilador Divino.

El Aniquilador Divino es un arma realmente peculiar, ya que permite acabar con los enemigos de un solo golpe, pero tal y como era de esperar también tiene otras características que no son beneficiosas para Link. Al igual que nosotros podemos utilizar este arma para acabar con los enemigos de un solo golpe, al portarla también caemos eliminados en caso de recibir el mínimo rasguño de los enemigos.

Tras iniciar la nueva misión además tenemos la posibilidad de toparnos con nuevos santuarios, lo que supone la necesidad de tener que resolver los puzles que nos encontramos dentro de los mismos. Algunas de las mecánicas que nos encontramos en los mismos son similares a las que ya hemos podido descubrir previamente en los santuarios del juego principal, pero la vuelta de tuerca que han dado a algunos de estos rompecabezas hace que tengamos que dar al coco para poder completarlos.

Sin lugar a dudas la nota negativa en este apartado la ponen la reutilización de jefes a los que ya nos hemos enfrentado en el juego. A lo largo de toda la misión nos volvemos a ver las caras contra algunos de los enemigos finales que ya conocemos y únicamente el último de ellos es totalmente nuevo. Sin lugar a dudas nos hubiese gustado mucho más poder toparnos con más jefes nuevos, ya que hubiesen dado mucho más peso e importancia a La Balada de los Elegidos.

Mención aparte requiere la nueva mazmorra que presente este DLC, ya que la misma sigue las mecánicas que ya presentaron en su día las propias del juego original. Una vez más los puzles siguen siendo protagonistas aquí y su planteamiento es bastante efectivo.

Entre las piezas de equipamiento que encontramos con este DLC nos podemos topar con el uniforme de guardia real de Hyrule,  la capucha de Ravio, el casco de Zant o la camiseta azul que lleva Link en The Wind Waker. Como ya pasó con el anterior DLC, estos contenidos no aparecen de la nada y tenemos que buscar pistas por Hyrule que nos indican las posibles localizaciones de los mismos.

Entre otros contenido que ha presentado esta expansión encontramos la brida ancestral y la  silla de montar ancestral, lo que posibilita llamar a nuestro caballo en cualquier momento, pero además poder espolear el doble de veces al caballo. En cuanto a monturas se refiere encontramos una novedad que ha llamado bastante la atención y es la moto que podemos invocar para poder recorrer Hyrule a toda velocidad.

Jugabilidad: En el anterior DLC se añadieron ciertos contenidos que afectaron directamente a la forma de afrontar la aventura, como por ejemplo el modo Expero, en esta ocasión las novedades en estos términos las presentan los nuevos santuarios y especialmente la nueva mazamorra y sus puzles.

Gráficos y sonido: Al tratarse de una expansión no encontramos novedades en los apartados artísticos, más allá de los diseños de los nuevos elementos, así como como los santuarios o la mazmorra.

Duración: Con este nuevo DLC tenemos ante nosotros una decena de horas de juego, que pueden ampliarse en el caso de querer conseguir todos y cada uno de los nuevos contenidos que se ofrecen.

Conclusión: La Balada de los Elegidos presenta contenido de mayor interés que Las Pruebas Legendarias, aunque aún así nos quedamos con ganas de más, especialmente por no habernos presentados novedades de peso como enemigos nuevos o incluso territorios desconocidos hasta la fecha. En cualquier caso los santuarios y la nueva mazmorra presentan un contenido que merece la pena probar.

Publicaciones relacionadas

Cerrar