Análisis de The Legend of Zelda: Link’s Awakening – La sinfonía perfecta para un título legendario

Nintendo realiza un remake soberbio que rinde tributo a uno de los títulos más querido de la franquicia.

frontal legend of zelda link's awakening

La actual generación de consolas ha estado marcada por numerosos remakes y remasterizaciones que, en muchas ocasiones, han provocado el hastío de la comunidad. No obstante, hay ciertos casos en los que resulta una absoluta delicia echar la vista atrás y comprobar lo que las nuevas tecnologías pueden hacer por auténticas joyas que llegaron en una etapa temprana. El tiempo es ineludible y pasa para todos, por lo que a veces es buena noticia comprobar el estado que hubiera tenido un videojuego de hace dos décadas en la época actual. Y eso es precisamente lo que sucede con Link’s Awakening.

La semana pasada tuve la oportunidad de ofrecer algunas pinceladas de los primeros compases del fantástico remake que Nintendo ha realizado sobre Link’s Awakening con las impresiones finales del mismo. Ahora, un día antes de su puesta a la venta en Nintendo Switch, ya tengo todos los instrumentos necesarios para conformar la balada completa de lo que supone este lanzamiento. Link’s Awakening es la sinfonía perfecta que resuena en los corazones de los jugadores de Nintendo Switch, con una suavidad nueva y cuidada en la tonalidad de sus aterciopeladas melodías, pero manteniendo la esencia de su conjunto a la hora de trasladarse a los oídos de los usuarios.

La hora de un nuevo despertar

Y es que realizo esta metáfora melódica, porque Link’s Awakening se basa e la búsqueda por parte del eterno héroe de ocho instrumentos con los que conseguir despertar al Pez del Viento y poder escapar de la isla en la que ha quedado varado. La propuesta de este remake es realmente similar a lo que proponía en su momento, demostrando que a nivel de mecánicas jugables el título ha envejecido bien, algo que no se puede decir de su aspecto gráfico, motivo por el que el remake ha conseguido dotarlo de todo el potencial que merece. Link’s Awakening es un nuevo desperar para los usuarios de Nintendo Switch, sumándose a una larga lista de títulos exclusivos de la consola híbrida que son una compra obligatoria.

Una dinámica colosal de las que no se ven hoy en día

link's awakening gameplay

Y lo primero que me gustaría destacar de la experiencia con Link’s Awakening durante los últimos días es algo que he comentado con otros compañeros del sector que también han podido disfrutar del título: ya no se crean juegos así. Es una realidad que golpea la actualidad de la industria como una pesada losa. En un momento en el que la mayoría de las compañías te llevan completamente de la mano para superar sus propuestas, Nintendo siempre ha puesto una nota de maestría en lo relativo a conformar un mundo y permitir que el usuario lo descubra por su propia cuenta y riesgo.

La libertad en ese sentido es una de las señas de identidad de cualquier The Legend of Zelda, poniendo los elementos para que sea intuitivo, pero sin destacar todos los componentes necesarios para superar los retos que se ponen por delante. Volver a disfrutar de un título de estas características no solo es un soplo de nostalgia, sino un golpe de lo que puede necesitar la industria para no caer en la comodidad y dejarse llevar por la espectacularidad de los gráficos.

link's awakening personajes

Y es que la mecánica progresiva de Link’s Awakening es una delicia. Objetos, habilidades y un sinfín de nuevos descubrimientos construyen un avance totalmente alineado y que encaja a la perfección con lo que necesita el título en todo momento. De hecho, incluso algunas misiones que pueden parecer superfluas y de relleno, acaban teniendo su importancia, por lo que ese enlace supone un elemento indispensable para que el usuario se lance hasta el último rincón de la isla Koholint para descubrir todos y cada uno de sus secretos.

De este modo, elementos como el arco, el gancho, el escudo reflector, la ocarina o los acompañantes en diferentes puntos de la aventura son una necesidad para alcanzar el objetivo principal y, aunque se pueda contar con las pequeñas ayudas de las llamadas telefónicas o los consejos del búho para saber por dónde avanzar, la sensación de que te encuentras solo ante un mundo por descubrir sigue latente. Al menos para todos aquellos que se enfrenten por primera vez a la propuesta. Y esa sensación es indescriptible.

Explora hasta encontrar el objetivo correcto

link's awakening marin

Y siguiendo la línea anteriormente mencionada, vuelvo a repetir que ningún elemento incluido en la isla Koholint está por fruto de la casualidad. Aunque pueda parecer un simple adorno o que es irrelevante, en algún momento tendrá su utilidad, por lo que será mejor que prestes especial atención a todas las pequeñas pistas que va ofreciendo el título a este respecto. Y es que no solo es necesario lanzarse a a la exploración, sino memorizar todo lo que se va hallando en el camino, pues no solo es cuestión de recordar los elementos que precisas, sino el momento adecuado para hacerlo.

De este modo, le mecánica del juego te guía por el lugar correcto, dependiendo del momento en el que te encuentres, pero muchos de los detalles tendrás que descubrirlos por tu cuenta y encajar las piezas que faltan del rompecabezas. En Link’s Awakening, como en cualquier The Legend of Zelda, habrá diversos momentos en los que pierdas el rumbo y no sepas por dónde avanzar, hasta que finalmente toques la tecla correcta. Esa es la magia de esta legendaria saga. Por lo tanto, no tengas miedo de salir a explorar y perderte en los rincones más inhóspitos de la isla, pues nunca sabes lo que puedes encontrar.

Mazmorreando que es gerundio

link's awalening mazmorra

Aunque, por supuesto, el sumun de todos estos elementos mencionados llega en el momento de adentrarse en las mazmorras. En estos rompecabezas en cuando el juego adquiere la identidad que lo ha convertido en leyenda. Principalmente por la evolución que se produce en las ocho mazmorras que componen Link’s Awakening, empezando por la simpleza a modo de tutorial: encuentra el pico dorado, la brújula y el mapa y explora todas las habitaciones hasta encontrar la llave que da acceso a la sala del jefe para lograr vencerlo y obtener el instrumento correspondiente.

No obstante, a partir de la quinta mazmorra el título adquiere una dimensión completamente diferente: la complejidad se vuelve una constante y, por otro lado, es un deleite para todos los sentidos como jugador. Porque además de lo mencionado, cada mazmorra dispone de una nueva habilidad y u objeto que se implementa a la perfección para poder seguir avanzar por sus diferentes salas, pero sin resultar abusivo. Esto se traduce en un equilibrio perfecto para que en cada una de las mazmorras tengas que hacer uso del mayor número de elementos posibles y rebanarte los sesos para llegar hasta la sala del jefe. Sin duda, se trata del punto estrella de la aventura de Link’ Awakening, tanto por el desafío como por la diversión.

Una creación de niveles realmente pobre

creador de mazmorras link's awakening

No obstante, en una de las nuevas adiciones en las que podría brillar Link’s Awakening, se convierte en una oportunidad perdida. Es cierto que en mis primeras impresiones sobre la creación de mazmorras aseguré que disponía de elementos interesantes, pero a medida que se avanza en la propuesta se convierte en algo tedioso, predecible y sin ningún tipo de profundidad. Sí, es cierto que cuentas con la libertad de crear una mazmorra de tu propia cosecha, pero hay muchas limitaciones.

Y es que dicha mecánica se basa únicamente en conseguir desbloquear diferentes planos de salas de mazmorra que son un auténtico calco de las que has presenciado en las mazmorras principales del juego, por lo que el factor sorpresa o la posibilidad de incluir algún elementos personalizado para hacerla totalmente única no está disponible. Solo puedes modificar la distribución y las conexiones entre salas por lo que, al fin y al cabo, todo luce como una más prediseñada por el propio título, sin que el jugador tenga una influencia llamativa. Tal vez sea solo la primera piedra de cara a un futuro más amplio para la saga en este sentido, pero no ha sido un paso acertado.

Calidad gráfica sobresaliente para poner la guinda al pastel

link's awakening 5

Pero de un tropiezo, toca pasar a hablar de un enorme acierto y es lo que hace al remake de Link’s Awakening una pieza indispensable en Nintendo Switch, ya que las mecánicas jugables pertenecen al título original que ya es una absoluta leyenda. Gráficamente, todo lo que aparece en la isla Koholint brilla con fuerza. Tanto el diseño de los personajes, de las aldeas o de cualquier localización del mapa ha sido rediseñado con ese aspecto chibi fantástico que es delicioso para la vista. Lo que en sus inicios era un título pixelado y destartalado, con un entorno que se intuía más que lucir bonito, ahora se ha convertido en un universo de profundidad y color.

Link’s Awakening hace gala de un enorme potencial técnico, el que permite Nintendo Switch, con lo que cada elemento que aparece en la propuesta ha sido rediseñado, por no hablar del salto a las tres dimensiones, lo que aporta una mayor libertad creativa al título. Zonas boscosas, árboles, edificaciones, enemigos, reflejos en el agua, sistema de iluminación… Todo es absolutamente nuevo en este remake, aportando la nota necesaria para que la sinfonía suene de manera mucho más nítida de lo que ya lo hizo en su día. El cuidado en este sentido es sobresaliente.

Y, además, en lo técnico la propuesta se desarrolla de manera absolutamente fluida, con pequeñísimas caídas en el modo portátil, pero que son inadvertibles en el modo de sobremesa. No hay ningún punto en el que la experiencia se enturbie en este sentido, por lo que resulta plenamente satisfactorio en la jugabilidad. El lavado de cara también se traslada a la banda sonora, colosal, como la de cualquier entrega de The Legend of Zelda, cuyas sintonías han sido modificadas levemente para valerse de las nuevas tecnologías y suavizarlas para adaptarse al conjunto de la propuesta.

La importancia de no perder ni un solo detalle para tener una experiencia plena

link's awakening 6

Y a modo de conclusión en lo respectivo al trabajo gráfico, vuelvo sobre mis pasos, hacia el momento en el que hablaba de la exploración y el hecho de perderse por la isla para descubrir todos sus secretos. Y es que la materia gráfica también cuenta con importancia en este sentido, ya que cada uno de los rincones puede contener alguna sorpresa con elementos que no formaban parte de la propuesta original o que han sido modificados o rediseñados para que parezcan algo totalmente nuevo. Y esto no es solo aplicable a los entornos exteriores de la isla, sino también a las mazmorras, donde el trabajo en la recreación de las mismas es titánico. En los pequeños detalles es donde reside el mayor acierto del trabajo realizado por Nintendo.

La leyenda de siempre como nunca antes la habías visto

frontal 2 link's awakening

Por todo ello y por el simple hecho de mantener la esencia jugable de la propuesta original, Link’s Awakening es otro de esos títulos que deben pertenecer a la biblioteca de cualquier usuario que disponga una Nintendo Switch. Con este fantástico remake se ofrece la posibilidad de revivir una leyenda con un aspecto gráfico nunca visto con anterioridad y, además, disfrutar de un videojuego con una mecánica totalmente diferente a lo que estamos acostumbrados en la actualidad. El golpe de nostalgia es superlativo y el descubrimiento de los matices que se han aportado con la brillante calidad técnica y la construcción de su mundo son suficientes para querer volver a la isla Koholint, navegando hacia un nuevo despertar.

Juan Montes

Comunicador y apasionado de los videojuegos de aventuras, rol y plataformas. Crecí junto a un marsupial y blandiendo la llave espada; ahora acompaño a cazarrecompensas, asaltatumbas y luciérnagas con la misma pasión.

Publicaciones relacionadas

Cerrar