Un mundo sin fin

Llega a Nintendo DS una aventura rolera influida por el Japón más actual y urbano. ¿Quién dijo que la fantasía solo se podía ambientar en la Edad Media?

Se ha tomado con calma eso de llegar a nuestro mercado, pero finamente The Word Ends With You, lo nuevo de los autores del conocido Kingdom Hearts, está también en las tiendas de toda Europa. Uno de esos juegos llamado a calmar las ansias roleras de los usuarios más veteranos de la portátil Nintendo DS.

Made in Japan

La historia del juego nos pone en la piel de Neku, un joven que vive en Shibuya, uno de los distritos más ajetreados y céntricos de Tokio. Es entonces cuando éste recibe un mensaje en el que le avisan de que su vida estará en peligro si no realiza una misión. Para ello, cuenta con la ayuda de Shiki, una chica que explica a Neku qué es lo que sucede. Una historia con cierto parecido al manga Death Note, aunque salvando las distancias.

Posiblemente lo más destacable de The World Ends With You, al menos aquello que más lo diferencia de otros juegos de rol, es su estética. En lugar de encontrarnos en la típica aldea medieval o en el mundo de fantasía de turno, el juego se desarrolla en Tokio; en el Japón moderno, por cuyas calles nos tenemos que mover. De hecho, la influencia nipona es total en el título: su cultura, moda, música, tecnología, comida… todo se refleja en la aventura.

Otro aspecto que caracteriza la obra de Square Enix es la manera en la que aprovecha la consola portátil de Nintendo. Tanto la pantalla táctil como el micrófono resultan vitales si queremos ver el ansiado final de la trama, que resulta más adulta y profunda de lo que parece a primera vista. En líneas generales, The World Ends With You es un juego rol en toda regla. Es decir, que tenemos que explorar distintos escenarios, dialogar con personajes, cumplir misiones, combatir con enemigos, subir de nivel y mejorar a nuestros personajes de manera personalizada. Aunque también sigue un ritmo bastante aventurero.

Gráficamente, encontramos un título que exprime al máximo las posibilidades de Nintendo DS. Para darse cuenta solo hace falta echar un ojo a los coloridos y detallados escenarios o a las animaciones y efectos de los personajes. Los escenarios son totalmente reales, lo cual choca con las criaturas a las que nos enfrentamos durante el desarrollo. Y de igual forma se ha puesto gran énfasis en la música, que presenta melodías muy variadas para acompañar la acción en todo momento.

Por lo tanto, The World Ends With You no es un juego de rol más, sino que cuenta con una ambientación muy propia que lo distingue de la mayoría de producciones clásicas de Square Enix.

 

Publicaciones relacionadas

Cerrar