¡Esta canción me suena!

6712

Final Fantasy da el cante. La conocida serie de rol nos sorprende en Nintendo 3DS con un simpático juego musical que repasa sus más de veinte años de vida. 

A lo largo de los años, Final Fantasy se ha ido consolidando como una de las series japonesas más importantes del mundo de los videojuegos. Y no solo por sus historias o gráficos, sino también por su banda sonora. ¿Quién no recuerda algunos de las melodías más emblemáticas de sus mejores capítulos? Pues es precisamente en eso, en la música, en lo que se centra este nuevo juego.

Conviene dejar claro, antes de nada, que hablamos de un título muy especial. Un spin-off original que poco tiene que ver con las mecánicas a los que los seguidores de Final Fantasy estamos acostumbrados. Aunque no por eso deja de ser uno de los juegos más adictivos y simpáticos que han aparecido últimamente para Nintendo 3DS, al menos en nuestro mercado.

¿Pero cómo se juega exactamente? Muy sencillo. La base de todo consiste en seguir el ritmo en las más de setenta composiciones clásicas de la serie que se incluyen en el juego. Y siempre utilizando la pantalla táctil como forma de hacerlo. Tenemos que pulsar con el lápiz en el momento adecuado, seguir diferentes indicaciones, etc. Tan sencillo como suena, pero mucho más adictivo. Al cabo de un rato, cuesta separarse de la consola. ¿Raro? Quizás, pero solo al principio.

Como todo Final Fantasy, el juego tiene argumento. De hecho uno bastante complejo y hasta rarillo. Los acontecimientos siguen, en teoría, lo visto en Dissidia: Final Fantasy. Todo comienza cuando las fuerzas del Caos la toman con el cristal mágico que da música al universo. De nuevo tomamos el papel de unos guerreros del Cosmos, solo que en esta ocasión su objetivo principal es devolver las notas musicales del mundo, para que este recupere su fuerza.

Encontramos varios modos de juego. El más importante de ellos se llama Music Play. En él encontramos un repaso minucioso a toda la historia de la franquicia de Square-Enix. Es decir, que a poco que os guste Final Fantasy, vais a ver un homenaje a las principales aventuras de la saga. Desde las más antiguas hasta las más modernas. Cada “nivel” se compone de varias partes o melodías diferentes que nos obligan  a estar muy atentos a lo que va sucediendo en la pantalla táctil. Básicamente se trata de un juego de habilidad y sentido del ritmo, aunque con matices.

Además de jugar al modo principal, también nos encontramos con retos para mejorar nuestras puntuaciones (con diferentes dificultades) e incluso con un modo para cuatro jugadores que se llega a convertir en una auténtica locura.

 

 

Aunque en un principio el título puede parecer bastante sencillo, en realidad resulta muy completo y esconde un montón de secretos. El homenaje a los Final Fantasy no solo está en las melodías de las mejores entregas, sino en los personajes. Podemos elegir un grupo formado por algunos de los personajes más emblemáticos de la serie. O lo que es lo mismo, seleccionar entre Cloud, Squall, Cecil, Lighting… Y cada uno de ellos cuenta con sus propias habilidades. Sí, más o menos como si se tratara de un juego de rol convencional, salvando las distancias. Además, a medida que mejoramos podemos acceder a más personajes, a extras, melodías adicionales o incluso mejorar a los protagonistas, con un toque progresivo. De esta forma, y aunque conviene matizar que no estamos ante un Final Fantasy normal, hay ciertos guiños a la esencia de la serie.

Como decíamos, este título es más un homenaje que otra cosa. Dentro del cartucho se esconden un guiñó tras otro. Por ejemplo, según completamos su desarrollo, encontramos cartas de los personajes, escenas de su historia, vídeos, etc. Seguro que a más de uno y de dos les roban alguna sonrisa nostálgica.

Su duración también es más elevada de lo que parece en un principio. Entre las melodías, los distintos niveles de dificultad, los diferentes modos, la verdad es que la experiencia puede extenderse bastante más que casi cualquier otro juego portátil que compremos para Nintendo 3DS.

El repaso a la historia de la saga también se nota en los gráficos. Aunque el juego parte de una estética muy desenfadada y simpática, lo cierto es que respeta bastante los estilos de las aventuras originales. Por eso conserva de maravilla toda la magia de Final Fantasy.

En definitiva, lo nuevo de Square-Enix es un título más interesante y profundo de lo que puede parecer. Más que un spin-off pensado para sacarnos los ahorros, se trata de un cuidado homenaje que sin duda gustará a los fans. Y cuya jugabilidad termina por atrapar sin remedio, incluso aunque no seamos muy dados a los juegos musicales o de habilidad. Todo un regalo para los fans.

—————————————————————————————————————————————————–

Valoración final

Jugabilidad: Adictiva y original. Eso sí, no es un Final Fantasy común y corriente.

Gráficos: Tienen un estilo desenfadado, pero recrean fielmente la historia de la saga.

Sonido: Tiene un montón de melodías muy cuidadas. También los efectos son buenos.

Duración: Superar el modo principal lleva lo suyo, pero completarlo al cien por cien es casi una odisea.

Conclusión

Los amantes de Final Fantasy tienen una cita ineludible en Nintendo 3DS. Pero no con un juego de rol típico, sino con un repaso musical entretenido y muy innovador que homenajea sobremanera toda la historia de la saga.

——————————————————————————————————————————————————

– Juegos relacionados

Final Fantasy, la saga

– Si te ha gustado te gustará

Patapon, la saga

– No te quedes solo en el juego

Película: Final Fantasy VII: Advent Children

Anime: Titan AE de Don Bluth

Canción: Final Fantasy XIII-2 Followers of Chaos

Publicaciones relacionadas

Cerrar