Aventura en miniatura

Los RPG son un mundo tan grande como aquellos mapas en los que suceden. Más allá de los más conocidos, existen varios títulos que también ofrecen una buena oportunidad de juego a los amantes de este género. Curiosos juegos que en ocasiones no salen de las fronteras japonesas, aunque de vez en cuando llegan a Occidente, y más concretamente a Europa, algunos títulos como Touhou Genso Wanderer. Un curioso juego que nos permite entender el rol desde otra perspectiva más divertida y con combates en acción real un tanto especiales. Si andabas buscando algo fresco, atiende a este análisis.

14371

Uno de los elementos clave en todo videojuego, y especialmente en los de rol, es la historia. Una narrativa que nos atraiga y que consiga sumergirnos dentro de este mundo. Un hilo transmitido a través de los personajes y que vaya evolucionando a lo largo de las horas de juego. En este caso, Touhou nos pone en la piel de Reimu Hakurei, quien presencia uno de los acontecimientos más raros que ha visto en su vida. Su compañero Rinnosuke Morichika empieza a actuar de otro modo después de que la esfera dorada que porta maldice a la protagonista, quien trata de robársela.

Tras un enfrentamiento este artefacto comienza a emitir un poder que escapa a su comprensión y que posee a Rinnosuke. Esto da comienzo a una batalla entre ambos personajes que no termina por enviar a la Reimu fuera del escenario después de no poder alcanzar la victoria. ¿Qué es lo que ha ocurrido? ¿Por qué este artefacto ha cambiado a su amigo de este modo tan drástico? ¿Qué poder se oculta en estos acontecimientos? A nosotros nos toca averiguarlo a través de una entretenida historia.

Combates en tiempo real, diálogos que nos sacarán una sonrisa y una historia que mezcla el humor con la fantasía y partes serias como la maldición que amenaza al mundo. Una combinación que da como resultado un curioso juego de rol que llega a Occidente para mostrar cómo con poco se puede hacer un videojuego que si bien no puede pelear con los grandes, sí puede abrirse un hueco en las agendas de los jugadores.

Más allá de los títulos de rol más conocidos, Final Fantasy, Kingdon Hearts, Dragon Quest, Skyrim, etc., existe un abanico de videojuegos esperando a ser probados. Especialmente es en Japón donde aguardan muchas opciones que sorprenderían a más de uno y que seguro te harían superar ese aburrimiento que sientes cuando no encuentras algo a lo que jugar. No son obras maestras, pero cumplen con los requisitos de cualquier título de este género y te aseguran diversión a raudales. Tohou es uno de esos, una opción que nos transporta a otra forma de ver las cosas y que te puede hacer cambiar el chip de jugador.

Para empezar, a diferencia de muchos juegos de rol, Touhou mantiene una jugabilidad en tiempo real. Este título prescinde de los turnos y nos pone frente a nuestros enemigos para pelear apretando botones y teniendo muy en cuenta la presencia de los rivales. El hecho de que mantenga este estilo hace que podamos vernos rodeados de muchas personas a las que patear el trasero. Algo que no contribuirá a nuestro éxito. Puede que 2 o 3 contrincantes sean posibles de batir, pero quizás 6 o 7 nos lo pongan más difícil. No te confíes de la estética sencilla de este título porque las cosas se pueden complicar más de lo que crees.

Cuando uno empieza a jugar a este juego lo primero que piensa es que se trata de un título para niños. Los primeros enemigos se quitan de en medio apretando un par de veces el botón de ataque. Pero una vez pasados estos primeros momentos entramos de lleno en un verdadero juego de rol. A medida que evolucionamos, el juego también lo hace y conseguir más armas supone que los contrincantes van a ser más fuertes y van a ponernos más dificultades a la hora de dejarnos avanzar. Eso sí, Touhou ofrece dos formas de erradicarlos del mapa: o bien con ataques a distancia, que serán más de uno y cada cual de un estilo distinto, o cuerpo a cuerpo con armas como espadas de madera o filos de metal. Aunque lo mejor de todo es observar la evolución de la protagonista.

En Touhou el nivel que alcances en una partida no se mantendrá si mueres. Caer en combate supone empezar de nuevo y conseguir poco a poco todas las ventajas de antes: puntos de salud, estamina, etc. La barra de energía será primordial en este título. Mucho cuidado con abusar de acciones como los viajes rápidos o los movimientos rápidos, podrías verte de repente con poco aguante que se traducirá en una salud que mengua haciéndote un blanco fácil para los enemigos. ¿Y cómo evitaremos esto? Pues como se ha hecho toda la vida: comiendo.

A lo largo de la historia nos encontraremos algunos alimentos que nos permitirán recuperar energías y evitar que la salud mengue. Algunas veces serán los enemigos quienes dropearán estos artículos o podremos acudir a una tienda. Lo mejor es siempre aprovisionarse bien y saber cuándo usarlos. Una cosa es que atendamos a la estamina y otra muy distinta es que a la mínima estemos comiendo haciendo que un poco más adelante necesitemos de verdad dar un bocado y nos encontremos con que no hay nada. Otros objetos de ayuda será el té. Con él recuperaremos vida, aunque esta se regenere sola, gracias a esta bebida conseguiremos salvar un apuro de forma rápida.

Junto con el té habrá otros objetos de ayuda, como por ejemplo una bebida que nos permitirá ver a enemigos invisibles que acechan para tendernos una trampa. El uso de cada uno de estos elementos del arsenal será de vital importancia y a nosotros nos tocará decidir cuándo hacerlo y cuál es el mejor momento para ello. De igual forma, contaremos con cartas que ofrecerán la posibilidad de hacer un viaje rápido o resucitar a un compañero caído. Aunque si nos quedamos sin alguno de estos elementos podremos acudir a cualquier tienda y conseguir unos nuevo.

Siguiendo con el sistema de mejora, las armas aumentarán de poder mientras más las usemos. Por lo que elige bien cuál quieres y reparte estopa con ella. En este caso, el nivel aumentado sí que se guardará. Otra opción es realizar fusiones con las que aumentar el daño que es capaz de realizar la espada o cualquier otro elemento de nuestro equipo, como por ejemplo la cantidad de salud que regenera un té.

Todo esto se encontrará en un mundo lineal en el que habrá que seguir el trazado que haya pensado para nosotros el diseñador. Poco lugar deja para la exploración Touhou. En ocasiones da la impresión de que estamos jugando en una antigua recreativa en donde hay que recorrer los caminos que hay y ni si quiera se puede salir para pisar la hierba. Quizás podrían haber ofrecido algo más dado que esta entrega llegará a PlayStation 4, una consola de última generación.

Otro de los asuntos que pesan en Touhou es el asunto gráfico. Sus gráficos pueden hacer pensar a los jugadores que están ante un título infantil y fácil. Aunque es una de las esencias del juego, mantener una cámara fija y aérea que acompañe a la protagonista durante toda la aventura. Las cinemáticas están compuestas por dibujos anime que dan una visión más realista de los personajes del juego de lo que hace la historia. Aunque, eso sí, se tratan de imágenes fijas y se echa de menos alguna imagen que aproveche las capacidades de la plataforma para la que ha sido lanzado este título.

El sonido sí que se salva. Los diálogos en japonés son bastante curiosos y los efectos de sonido sacan ventaja a los gráficos. Aunque tampoco faltan algunos efectos que nos hacen evocar las pasadas generaciones de consolas. En definitiva, Touhou es un título que tienes que probar como amante del género de rol. Una simpática aventura que te quitará alguna que otra hora de tu vida. Si además eres amante de toda la cultura japonesa, no lo duces un instante: es una buena inversión.

Jugabilidad: Sencilla y al alcance de todos: un botón para atacar y combos para acceder a algunas habilidades, como la cura rápida. Menús fáciles de entender y movimiento con la cruceta. Ni siquiera se puede mover la cámara para ver otras perspectivas. Controles muy fáciles que siempre responden. Eso sí, no te creas que esto es un juego fácil, ya que el hecho de que domines rápidamente estos controles no va a significar que los combates sean fáciles.

Gráficos: El punto menos fuerte del juego. Es cierto que se trata de un juego que pasa de PS Vita a PlayStation 4. Pero en comparación con otros títulos de esta consola de última generación sale perdiendo por mucho. Personajes en 2D y animaciones con imágenes en 2D. Se podría haber aprovechado más las opciones de esta plataforma

Duración: El juego nos puede llevar hasta las 8 horas de duración sin problema. Es lo normal en las partidas, aunque claro, si elegimos por ir a casquillo sacado podemos conseguirlo en unas 6 o incluso 5. También se puede elegir un ritmo más lento y pausado, consiguiendo todos los objetos y crafteando para mejorar de cara a un futuro.

Sonido: El doblaje es excelente y es sorprendente cómo en ocasiones la voz de las protagonistas es capaz de contarnos más cosas que las imágenes. Una cosa que es destacable. Se echan de menos algunos efectos de sonidos para hacer más interesantes lo combates. Pero nada más que por el doblaje de las protagonistas, este aspecto aprueba por sí solo.

Conclusión: Es cierto que no es uno de los mejores juegos que van a llegar en este 2017. Pero si eres amante de la cultura japonesa y del RPG, y te has preguntado en alguna ocasión cómo son esos títulos que se quedan sin salir del país nipón, esta es una buena oportunidad para ti. Un juego que, aunque parezca sencillo, ofrece varios retos y ha conseguido con los recursos a mano lanzar un interesante título de este género.

Juegos Relacionados Si te gusta juega a… Te puede interesar…
Atelier Firis: The Alchemist of the Misterious Journey
Nights of Azure

Las voces de las animaciones serán capaces de transmitir más que las imágenes

▪ Fecha de lanzamiento: 24/03/2017

Nacho Castañón

Editor y PR en Andro4all. Licenciado en Periodismo y Comunicación Integral. Formado en El Referente, Agencia Colpisa y AlfaBetaJuega, y escribiendo sobre el mundo de la tecnología, videojuegos y deporte desde 2013. Mi perfil en LinkedIn.
Cerrar