Análisis Valiant Hearts para Switch – Una visceral lección portátil de historia

La invención de la imprenta en el siglo XV —atribuida al alemán Gutenberg—, supuso toda una revolución cultural que modificó por completo el modo de recoger la realidad. Hasta el momento, toda la producción literaria o noticiosa se hacía de manera artesanal, principal problema por el que el periodismo y la comunicación no tenían una vía de desarrollo óptima en aquellos tiempos. La posibilidad de crear productos impresos a mayor velocidad y de reproducirlos más fácilmente tuvo consecuencias muy importantes, sobre todo a nivel educativo, ya que cada vez más personas podían acceder a documentos de diferente índole y la historia comenzó a registrarse de manera más eficaz.

Aunque pueda parecer una tontería, los libros de texto eran el principal medio para transmitir y adquirir conocimiento desde la Edad Media hasta la aparición de la industria audiovisual, la cual ha hecho mucho por recrear con la mayor fidelidad posible los grandes hechos históricos que han ocurrido en el mundo (con mayor o menor grado de ficción). Por norma general, son los libros las principales fuentes de información para cualquier persona, tanto si eres adulto (biografías y libros históricos), como si eres más joven (libros de historia para estudiantes), pero en esta ecuación se ha colado un nuevo medio que, sin darnos cuenta, se ha convertido en un medio mucho más accesible, atractivo y entretenido para narrar hechos pasados.

Análisis

Valiant Hearts apareció originalmente en 2014 como un título menor dentro del calendario de desarrollos de Ubisoft, pero entiendo que no sabían muy bien el impacto que podría llegar a tener. Más que por su valor como videojuego, por su valor como vía de conocimiento creativa y mucho más digerible que un libro. Hace cuatro años se lanzó para plataformas mayoritarias como PlayStation 4 o Xbox One, pero estoy haciendo este análisis porque ahora se ha dado su lanzamiento en Nintendo Switch, algo que, a mi parecer, le da una nueva lectura a este título gracias a la propia construcción de la consola. Una de las principales “desventajas” (con muchas comillas) que tienen las grandes plataformas es que son inmóviles, es decir, les pasa como a los primeros modelos de imprenta: pesados, inamovibles, potentes, pero poco prácticas para ciertas tareas. La portabilidad de la que dispone Switch la convierte en una herramienta de aprendizaje que no se ha aprovechado hasta ahora que Valiant Hearts ha llegado a su catálogo.

En este título, desarrollado por Ubisoft Montpellier, se sigue una recreación de la Primera Guerra Mundial a través de la visión de varios personajes (de nacionalidades diferentes, a modo de inclusión), los cuales son sufridores de las diferentes etapas del conflicto. Aunque lo que se le ofrece al jugador es una historia inventada, todo lo que le rodea es pura historia viva. El trabajo de documentación y recreación llega hasta tal punto que se incluyen fotografías y datos adicionales sobre la guerra, los bandos, las armas y hasta las tácticas que se usaban para intentar ganar centímetros de territorio al enemigo. La Primera Guerra Mundial dejó una cicatriz muy profunda en el mundo y Valiant Hearts demuestra que nadie salió bien parado del choque entre países. En una guerra de esta magnitud no hay ganadores, pero se narra desde una perspectiva más humana que militar, con todo lo que ello conlleva. Emile, uno de los protagonistas, es un hombre francés entrado ya en los 60 años, el cual acaba metido de lleno en la guerra debido a la cantidad de soldados que se necesitan. Su periplo por la IGM le llevará a estar preso en territorio alemán, a ser condecorado y hasta encontrar a su mejor amigo en la peor situación posible. A lo largo de los cuatro años que duró el conflicto, una simple carta de su hija le bastaba para ser feliz, o incluso poder dormir una noche más a salvo le valía para seguir adelante.

Todo esto, al igual que en un libro de historia, se paraliza cuando tenemos que hacer otras cosas. En el caso del libro de texto, por ser algo tedioso (aunque necesario y enriquecedor) cuando se invierte demasiado tiempo; en el de la consola de sobremesa, por la imposibilidad de llevarla con nosotros. No es que quiera descubrir nada nuevo, los libros son fuentes de conocimiento directo y las consolas tienen versiones portátiles desde hace más de 20 años, pero quizá lo que no se ha encontrado hasta ahora es el mejor nexo de unión entre ambas. De esta forma, Nintendo Switch se ha convertido en una herramienta educativa completamente nueva que, de aprovecharse eficientemente, puede abrir las puertas a un aprendizaje muy provechoso si se combina con otros métodos más clásicos.

Ubisoft tiene mucha experiencia recreando momentos históricos para levantar un juego. La saga Assassin’s Creed vive de eso, aunque luego su objetivo no se ahondar en hechos históricos propiamente dichos. Así, han usado esta experiencia para crear otra aventura en la que la jugabilidad está enfocada a aprender. El título cuenta, además, con un doblaje al castellano que reafirma su objetivo: hacerte partícipe del conflicto y empatizar con sus personajes para que sepas lo que ocurrió entonces.

Entre las críticas negativas que se le puede sacar a este título es que se nota que la desarrolladora es francesa (Francia fue uno de los principales contendientes en la guerra contra Alemania) y quizá han desvirtuado un poco la imagen alemana a través de personajes que no parecen todo lo serios que sí son en el bando francés. A pesar de todo, Ubisoft Montpellier ha añadido una mota de humor a este juego tan bien construido, ya que en ocasiones hay personajes ridiculizados a modo de sátira con el fin de poner de manifiesto que, incluso en un ejército hay verdaderos incompetentes y cobardes que no quieren sacrificar la vida por los demás.

La visceralidad y realidad con la que se reflejan los hechos en Valiant Hearts convierten este título en una poderosa forma de comunicación. Hay que admitir que meter las narices en un libro no es siempre la mejor forma de estimular las mentes más jóvenes. Si se les da lo mismo en un envoltorio bonito, lo reciben mejor y, seguramente, adquieran el mismo conocimiento.

Conclusiones

Jugabilidad: Valiant Hearts combina una base de hechos reales con el género de la aventura y los puzles, todo con el fin de aprender mediante el desarrollo de habilidades cognitivas y la adquisición de conocimientos históricos. Una magistral forma de presentar a todos los usuarios un juego educativo disfrazado de otra cosa diferente.

Gráficos: Entornos 2D y personajes sin cara representan esta obra, cuyo objetivo no es que nos fijemos en los protagonistas, sino en todo lo que les rodea. Nintendo Switch ha acogido perfectamente este título, ya que su exigencia técnica no es alta y rinde perfectamente tanto en el modo portátil como en el de sobremesa.

Sonido: Aunque a mí no se me da bien poner el oído en los videojuegos, en Valiant Hearts la banda sonora juega un papel activo en el título, ya que habrá obras clásicas que darán pistas a los jugadores a la hora de superar ciertas pruebas. También son indicativos importantes a la hora de reconocer cuándo hemos cumplido con éxito un puzle.

Conclusión: Compraos el juego tanto si lo habéis jugado ya como si no. Ya más no os puedo decir.

Juan Pedro Prat

Periodista. Siempre llevo a mano un Poké Ball por lo que pueda pasar. Combino mi pasión por escribir con la de diseñar, aunque no se me da muy bien. Intento siempre aprender de todos los que me rodean.

Publicaciones relacionadas

Cerrar