Camino hacia la victoria

Contra el yugo del invasor sólo queda una opción: reunir a un grupo para pelear contra la libertad. Esta es la premisa de Valkyria: Azure Revolution. Un nuevo título de esta franquicia en donde el RPG y el hack and slash se dan la mano en esta aventura en donde de nosotros depende el futuro de todo un país. Aunque claro, en la guerra no todo es lo que parece y tras el interés de una persona pueden ocultarse otros objetivos que alcanzar junto a la batalla en donde participa, como por ejemplo la venganza. Una genial entrega que pasa a formar parte de la franquicia Valkyria donde la estrategia prima por encima de todo, porque claro, en la guerra todo vale, pero mejor hacerlo con cabeza.

14170

Nos situamos en Jutland, una pequeña nación que vive acosada por el gran imperio de Ruzhien. Un bloqueo comercial y económico que fuerza a este territorio a colaborar con el fin de permitir el desarrollo tecnólogo y armamentístico de su dominador. Un círculo vicioso en el que el grande adquiere poder para seguir sometiendo al pequeño. Por suerte hay quienes no se conforman y pretenden plantar cara para ir reduciendo este control hasta conseguir la libertad que le corresponde a todo pueblo del mundo. Aquí surge una unidad de revolucionaros que pretende alcanzar este objetivo tan ansiado.

Dentro de este elenco estará Ophelia, princesa de Jutland, quien junto a otros compañeros como Amleth o Basil. Cada uno tendrá sus propias características y con ellos este reino pretende acabar con la opresión de Ruzhien y su poder tecnológico, una empresa que no será nada fácil. Pero claro, no depende del ejército, sino de las dotes al mando del líder del ejército.

Los que hayan jugado a la franquicia Valkyria ya sabrán de qué va la película. Un título en donde el componente bélico juega un papel muy importante. En esta ocasión asumiremos el control de un grupo encabezado por la princesa Ohpelia, quien pertenece a la familia real de Jutland, pequeña nación que vive bajo el yugo de Ruzhien. Toda esta historia se nos contará a lo largo de una introducción de varios minutos. Nos toca armarnos de paciencia en estos primeros compases del juego ya que parece que la intención de este título es no permitirnos entrar en acción sin antes haber comprendido bien la historia que conoceremos en Valkyria: Azure Revolution. Aunque mejor acostumbrarse a esta dinámica, ya que es la que nos encontraremos a lo largo de todo este videojuego.

Valkyria: Azure Revolution nos propone un sistema narrativo en donde asistiremos a largas cinemáticas donde se nos explicarán el desarrollo de los acontecimientos. Tras las batallas que supondrán la parte jugable de este título, seremos expuestos a largos vídeos donde veremos cómo han afectado nuestras acciones al curso de la guerra. Una condecoración, una respuesta por parte de nuestro rival o una mayor inmersión en la historia detrás de cada personaje. Cada uno de los protagonistas contará con su propio motivo para unirse a la causa, como por ejemplo Amleth, quien en realidad busca venganza por un asunto de su pasado.

Dejando a un lado las cinemáticas, que ocuparán buena parte del desarrollo de Valkyria: Azure Revolution, la parte jugable de este título nos enfrentará a escenarios que hay que controlar. Al igual que en otros hack and slash, la dinámica es sencilla: llegamos a una zona repleta de enemigos y tenemos que ir eliminándolos poco a poco. Aunque si bien habitualmente en este género la sugerencia es de uno contra cien, en esta ocasión manejaremos a todo un grupo de combatientes que podremos ir alternando. Cada uno presentará distintas habilidades: los habrá más hábiles, más fuertes o mejores posicionados para la defensa. Saber cuál nos conviene en cada situación es la clave del éxito.

Aunque el sistema de combate para cada uno de ellos será similar. Valkyria: Azure Revolution nos propone una jugabilidad bastante sencilla: un botón para atacar, otro para esquivar, otro para bloquear ataques y otro que permite desencadenar una habilidad especial. También tendremos la opción de abrir un menú desde el que seleccionar armamento a distancia y explosivos con los que causar más daño. Aprender a usarlos bien es prioritario ya que las balas y las granadas serán limitadas y podremos encontrarnos con que nos enfrentamos a un enemigo más poderoso de lo que esperábamos sin estas ventajas. También contaremos con pociones con las que ir regenerando salud si nos han arrebatado demasiado.

El objetivo de cada misión es conquistar la base en la que estemos. Todo ello con combates en tiempo real donde habrá varias formas de abordar al enemigo, desde la sorpresa que supone acecharlos desde su retaguardia, o la distancia gracias a nuestro arsenal complementario, o directamente acudir a su encuentro alzando nuestra espada y repartiendo mandobles a diestro y siniestro. Pero no se te olvide la estrategia, porque podrás durar poco en este contexto si no sabes bien cómo dar tus pasos. Aunque eso sí, el juego nos lo pone fácil con determinadas acciones.

Por ejemplo, si decidimos sacar el arma secundaria (a distancia), tendremos un tiempo muy valioso en el que se pausa el juego, permitiéndonos apuntar a los enemigos que queramos sin estar atentos a sus ataques. No obstante, Valkyria: Azure Revolution nos obligará a estar atentos a varios frentes. Cada personaje que forme nuestro equipo también está en a batalla, y eso supone que está recibiendo daños. Si alguien anda mal de salud, lo mejor es cambiar a él y alejarlo del foco del dolor para no quedarnos sin un revolucionario más dentro de nuestro equipo. Del mismo modo, podemos dejar a los más fuertes apalizando a los rivales más duros mientras desde la distancia les echamos un cable. Una estrategia muy adecuada especialmente a la hora de enfrentarnos a los jefes.

Tras haber avanzado lo suficiente en cada base, aparecerá el jefe de la zona. Un enemigo bastante duro que nos pondrá las cosas difíciles. Aunque una vez aprendido su patrón de movimientos y habiendo distribuido al equipo por el escenario, el combate se vuelve bastante fácil. Valkyria: Azure Revolution es un juego que premia la inteligencia a la hora de manejar la batalla y una vez superado este punto, la victoria está casi asegurada. Al finalizar el combate, los jugadores recibirán puntos de experiencia que irán subiendo el nivel de los personajes que permitirán desbloquear habilidades que serán de mucha ayuda en el campo de batalla.

En el aspecto visual, Valkyria: Azure Revolution nos traslada a un verdadero anime. Sus personajes y escenarios se inspiran en esta cultura audiovisual japonesa y aunque no encontremos lugares muy detallados, lo compensan sus personajes. Los protagonistas de este título están muy bien acabado y sus animaciones responden perfectamente. No son realistas, pero sí que son fieles réplicas de los personajes del cómic y la animación japonesa. El grado de diseño que alcanzan algunas armas y trajes sorprenderá a más de uno sin duda alguna. Queda clara cuál ha sido la intención de los desarrolladores en este punto.

Dentro del apartado sonoro, Valkyria: Azure Revolution no llegará doblado al castellano y mantendrá sus voces en inglés (idioma en el que también aparecen los subtítulos de este videojuego). Los efectos de sonido y tono de los protagonistas contribuyen a crear la estética japonesa de este título. Un juego que nos acerca al mundo bélico para hacernos vivir la guerra a través del hack and slash mezclado con RPG. Aunque quizás, el prescindir de algunas cinemáticas hubiera contribuido a la mejora de esta experiencia.

No obstante, Valkyria: Azure Revolution satisfacerá a aquellos amantes de la cultura nipona y los que disfruten del hack and slash.

Jugabilidad: El sistema es sencillo, controles fáciles de asumir y un estilo al más puro hack and slash: hay enemigos, hay que quitarnos de en medio. Al final de cada zona aparecerá un jefe que nos pondrá un poco más difíciles las cosas. Pero planteando una buena estrategia, todo saldrá a pedir de boca. Para ello toca conocer las habilidades de cada personaje y saber reconocer las virtudes y defectos de cada enemigo. Eso sí, las excesivas cinemáticas nos hacen salir un poco de la historia.

Gráficos: Hay que ser realistas, los jugadores no se encontrarán con una versión realista del mundo real. Por el contrario nos enfrentaremos a un mundo salido del anime y que tendrá a personajes muy bien detallados, aunque recordemos que bajo los cánones de estas producciones japonesas. Aquellos amantes de esta parte de la cultura aplaudirán esta decisión.

Sonido: Valkyria: Azure Revolution no llegará traducido al castellano, las voces de los personajes quedan en inglés. Sin embargo el tono de las personas que se han prestado a ello han sabido hacer un buen trabajo. Además, los efectos sonoros nos harán sentirnos dentro de un verdadero campo de batalla y las tonalidades de los protagonistas contribuyen a la estética japonesa que se pretende ofrecer en este título.

Duración: Horas de juego quedan por delante, sin embargo cabe destacar que gran parte de ellas quedarán ocupadas por cinemáticas que nos contarán la historia. La parte dedicada al pleno juego ha sido recortada más de lo que nos gustaría. Aun así no será poco el tiempo que invirtamos en liberar a nuestro reino. Porque la revolución no es un proceso precisamente sencillo.

Conclusión: Valkyria: Azure Revolution es un buen juego para los amantes de la acción y del hack and slash. Además, su componente estratégico te hará vivir este género desde otra perspectiva. No será todo tan simple como machacar botones y esquivar de vez en cuando. Tienes todo un equipo del que cuidar y perder a algún miembro no es una opción recomendada ya que terminaremos por lamentarlo. Además, los que gusten de la cultura japonesa se encontrarán gratamente satisfechos con la ambientación de este juego que sabe jugar bien sus cartas a nivel gráfico y sonoro.

Juegos Relacionados Si te gusta juega a… Te puede interesar…
Saga Valkyria
 

Las cinemáticas tienen un gran perso narrativo

Juan Montes

Comunicador y apasionado de los videojuegos de aventuras, rol y plataformas. Crecí junto a un marsupial y blandiendo la llave espada; ahora acompaño a cazarrecompensas, asaltatumbas y luciérnagas con la misma pasión.
Cerrar