Batallas a ritmo de anime

Uno de los títulos más exitosos y originales que Sega ha lanzado en los últimos años vuelve a una consola de Sony, pero en esta ocasión a PSP.

Y lo hace en exclusiva. Valkyria Chronicles que, para quienes no lo sepan, apareció hace un tiempo en PlayStation, causando furor en Japón y consiguiendo buenas críticas en todo el mundo. ¿Su secreto? Camuflar un juego bélico adulto y complejo bajo una apariencia de anime. Una receta que en el país asiático nunca falla. Ahora SEGA repite la jugada, sin que el cambio de plataforma sea un punto positivo o negativo. Todo sigue igual bajo este sol de dibujos animados.

Vuelta al frente

En este caso el protagonista de la aventura es Adan Hardins. Este simpático muchacho es cadete en un grupo de jóvenes soldados que, cómo no, tienen que participar en la guerra que azota el mundo de Valkyria Chronicles. Además Adan tiene una motivación especial, ya que perdió a un hermano en la batalla.

A pesar del acabado de dibujo animado que tiene el juego, no conviene que nos despistemos. Estamos ante un juego de estrategia táctica en toda regla. ¿Y eso qué significa? Pues que en Valkyria Chronicles 2 es más importante usar la cabeza que las armas (si bien estas también resultan necesarias, claro). Como en la anterior entrega, el juego está dividido en misiones, y nos lleva a diferentes campos de batalla. Estos resultan más concentrados en PSP que en PlayStation 3 por motivos obvios, pero aún así podemos desplegar a nuestros soldados por ellos con bastante libertad. Además, como es habitual dentro de este género (o subgénero, como prefiráis) todo funciona con turnos. Primero nos movemos nosotros, después el usuario. Así vamos colocando a nuestros soldados (la máquina también) y disparando hasta que uno de los dos bandos gana.

¿Y qué hay que hacer para ganar? Pues depende, pero generalmente las batallas de deciden cuando un equipo se queda sin soldados o pierde a su líder. En cualquier caso, como decíamos, estamos ante un juego lento, pausado, algo sesudo, que no está pensado para todo tipo de usuarios, sino para amantes de la estrategia (ejemplos podrían ser Commandos o Pathway to Glory). No obstante, Valkyria Chronicles tiene una diferencia. En primer lugar su cámara, más cercana a los personajes de lo habitual, y en segundo la forma en la que tenemos que disparar y apuntar a los enemigos, que hace que la acción también tenga cabida en el juego. Por lo demás, lo dicho, su aspecto, música, argumento y demás hacen que parezca una de las muchas series de animación japonesas. La única pega que le encontramos es que están en inglés, como le sucedía a la primera parte. Y no es lo que se dice sencillo de entender.

Cerrar