Deportes interactivos

El lanzamiento de la consola Wii viene acompañado por uno de los juegos deportivos más originales, divertidos y hasta revolucionarios que hemos visto. Wii Sports nos enseña otra forma de jugar.

Después de una generación entera de consolas domésticas sin hacerlo, Nintendo ha querido incluir de nuevo un título en todos los packs que fueran vendidos de su nueva consola Wii. Y el título incluidoes Wii Sports.

Aprendiendo a jugar… de nuevo

Y la razón de su éxito la encontramos en que, más que un simple titulo, Wii Sports es una especie de tutorial ameno y avanzado para el correcto uso del nuevo (y en su momento) mando de control incorporado en esta consola: el Wiimote.

El juego Wii Sports se compone de un surtido de pruebas en plan arcade (olvidaos de la simulación) que se corresponden con otros tantos deportes, a saber: tenis, boxeo, bolos, golf y béisbol. Y en cada una de estas pruebas se emplea el mando de control de manera diferente, tal y como os detallamos a continuación.

Uno de los deportes más conseguidos de los incluidos en esta colección deportiva es el golf. El disco nos permite jugar tres o nueve hoyos de diferente dificultad, pudiendo hacerlo tanto en solitario como en compañía de tres amigos (de manera alternativa, eso sí). ¿Y cómo se juega? Pues muy sencillo, sosteniendo el Wiimote como si fuera un palo de golf y calculando bien la fuerza de nuestro “swing”. La precisión que se obtiene del reconocimiento de nuestros movimientos en este caso es brillante, por lo que su jugabilidad se beneficia de ello.

Otro de los deportes más destacados de los integrados en Wii Sports es el tenis. En este caso hasta cuatro jugadores pueden participar a la vez en cada partido jugando a dobles, opción más que agradecida. En esta oportunidad el Wiimote hace las veces de raqueta, por lo que los tenistas corren de manera automática a por la bola.

El béisbol puede que sea el menos interesante de todos dada su simpleza y, por qué no decirlo, del poco respaldo que presenta en nuestro país. Aquí de lo que se trata es de convertir el Wiimote en bate de béisbol, teniendo que acertar los lanzamientos de nuestro rival, para lo que también es necesaria la utilización de dicho mando. Sin duda, en este caso lo más destacado es el tema de los efectos, que son recogidos con acierto por la consola.

Los bolos también pican lo suyo. Cuatro jugadores de forma no simultánea pueden jugar a la vez, algo muy recomendable dado el dinamismo al que se desarrollan dichas partidas.

Y por fin tenemos el boxeo, siendo este último el deporte más atípico de los cinco incluidos en el pack. Y lo es por su funcionamiento, que es algo más complejo,  ya que en este caso es necesario usar tanto el Wiimote como el periférico Nunchaku, convirtiéndose cada uno de ellos en nuestros puños virtuales. El reconocimiento de nuestros movimientos (puñetazos) en esta prueba no es tan preciso como el observado en el resto de las pruebas incluidas en Wii Sports, algo que le hace perder varios puntos en comparación al resto.

En definitiva, esta colección es más bien una especie de demo técnica que un juego completo, por así decirlo. Y más teniendo en cuenta la simplicidad que muestra su apartado gráfico. Pero aún así tiene mucha miga.

Cerrar