Estas son las 6 Frutas del Diablo más poderosas de One Piece

Listamos las que creemos que son las Akuma no Mi más peligrosas en base a sus capacidades

Akuma no Mi cayendo

Dentro del imaginario de One Piece existen las llamadas Akuma no Mi (o Frutas del Diablo en castellano). Sobre ellas se erige parte de la historia creada por Eiichiro Oda, ya que quien la come obtiene habilidades especiales, pero también pierde la capacidad de nadar y el agua de mar anula su poder. Monkey D. Luffy, el protagonista de One Piece, es uno de los usuarios de estas frutas, las cuales se cuentan por cientos y hasta miles, puesto que en los más de 20 años que tiene el manga, aún no se ha cuantificado cuántas hay. Sí que han aparecido muchas, cada una con capacidades diferentes y si bien es cierto que depende del usuario lo peligrosa que puede llegar a ser una de estas habilidades, hay algunas extremadamente poderosas solo por las capacidades que otorgan a quien la ingiere.

Mera Mera no Mi

Antes de meternos de lleno a destacar nuestras seis frutas más poderosas, vamos a recordad que en One Piece existen tres tipos de Akuma no Mi: Paramecia, Logia y Zoan. Las primeras son las más comunes y otorgan al usuario una habilidad especial que puede ir desde la manipulación de un tipo de material (como la Mochi Mochi no Mi o la Gomu Gomu no Mi) hasta el control y producción de elementos externos (como la Bari Bari no Mi o la Hana Hana no Mi). Las Logia, consideradas las más poderosas, transforman completamente a quien la come en un elemento concreto, lo que le permite no solo manipular ese elemento, sino que su cuerpo se vuelve intangible y solo alcanzable a guerreros que dominen el Haki (como la Mera Mera no Mi o la Yami Yami no Mi). Finalmente, las Zoan permiten a sus usuarios transformarse en una especie diferente a la suya (como la Tori Tori no Mi o la Hito Hito no Mi).

Explicados los conceptos más básicos para quienes no entienden del todo la mecánica de las Frutas del Diablo, vamos a describir cuáles hemos elegido para este ranking de las más poderosas. Iremos en orden descendente, es decir, la primera será, para nosotros, la más poderosa. Y la última la menos poderosa de esta lista.

Yami Yami no Mi

Yami Yami no Mi (Usuario: Marshal D. Teach, «Barbanegra»)

Hay todavía muchas cosas que desconocemos del mundo de One Piece y una de ellas son las habilidades que esconde esta fruta. Barbanegra mató a un compañero de tripulación para hacerse con ella, por lo que estaba dispuesto a pagar un precio muy alto por su poder. Sin tener todavía un concepto claro sobre sus capacidades, sabemos que la manipulación de la oscuridad permite a Teach atacar con agujeros negros y sombras que se tragan a sis enemigos, pero también es capaz de arrebatarle el poder de una Akuma No Mi a otro usuario y quedárselo como propio. Es el único caso registrado de un usuario que es capaz de soportar en el mismo cuerpo dos frutas.

Tori Tori no Mi

Tori Tori no mi: Modelo Fénix (Usuario: Marco)

Una de las frutas que, por definición, es de las más poderosas de todas cuantas pueblan el Grand Line. Independientemente de la habilidad del usuario, al concederle la posibilidad de transformarse en un Ave Fénix, el usuario puede regenerar cualquier herida al convertirse en pájaro de fuego. Marco, el capitán de la primera división de Barbablanca es el actual usuario de esta fruta, quien ha demostrado que no solo se puede aprovechar de sus capacidades regeneradoras, sino que el fuego de Fénix también es tremendamente útil en combate.

Soru Soru no Mi

Soru Soru no Mi (Usuaria: Charlotte Linlin «Big Mom»)

Una de las actuales Yonkou no tiene, precisamente, la fruta más destructiva de todas, pero sí que es de las más peligrosas. Charlotte Linlin es usuaria de la Soru Soru no Mi, que le permite manipular el alma de todo ser vivo que le rodea y de esta manera acortar su tiempo de vida a voluntad. Esto la convierte en una enemiga terrible si decide usar su poder en un enemigo (aunque tiene sus limitaciones). Esta fruta permite, también, fragmentar el alma propia e insuflar vida a objetos inanimados, tal y como hace la pirata con Prometheus, Zeus y Napoleón.

Hobi Hobi no Mi

Hobi Hobi no Mi (Usuaria: Sugar)

Una de las frutas que más problemas ha causado a los Mugiwara en mucho tiempo y no a solo ellos, ya que los que la sufrieron fueron los participantes del torneo organizado por Doflamingo en Dressrosa. Con esta fruta se puede transformar a una persona en juguete solo con tocarla, pero es que tiene dos efectos secundarios. El primero afecta a aquellos relacionados con la víctima del usuario, ya que estos pierden sus recuerdos de él y el segundo afecta a quien consume la fruta, ya que no crece más allá de la edad que tiene cuando consume esta Akuma no Mi. En el manga la posee Sugar, uno de los miembros de la Familia Donquixote.

Kage Kage no Mi

Kage Kage no Mi (Usuario: Gekko Moriah)

Uno de los antiguos Shichibukai, Gekko Moriah, es el usuario de la Kage Kage no Mi, una fruta que le ha venido realmente bien para sus experimentos y que puede ser realmente muy útil casi para cualquier cosa. Mediante la manipulación de las sombras, Moriah puede absorber y usar a voluntad el poder de los guerreros más fuertes. Pudo arrebatarle la sombra a Luffy para implantarla en Oars y así revivir al gigante. Lo que ocurre con este personaje es que su ambición es mucho mayor a sus habilidades, por lo que esto le convierte en peligroso, pero no tanto como si esta fruta cayese en peores manos.

Mera Mera no Mi Sabo

Mera Mera no Mi (Usuario: Sabo)

Si ha habido una fruta codiciada dentro del universo de One Piece, esa ha sido la Mera Mera no Mi. Esta fruta concede al usuario la capacidad de convertirse en fuego puro, producirlo y atacar con él. Originalmente, el propietario de esta fruta era Portgas D. Ace, el hijo de Gol D. Roger, pero tras su fallecimiento en la Guerra de Marine Ford, Sabo se hizo con ella en el Coliseo Corrida de Dressrosa. Para que nadie se hiciese de ella, el revolucionario se coló en la competición y logró ganar el derecho a comerse la fruta de su hermano.

Juan Pedro Prat

Periodista. Siempre llevo a mano un Poké Ball por lo que pueda pasar. Combino mi pasión por escribir con la de diseñar, aunque no se me da muy bien. Intento siempre aprender de todos los que me rodean.

Publicaciones relacionadas

Cerrar