10 cosas que Goku puede hacer y que Beerus, el Dios de la Destrucción, no

¡Vaya con Goku!

Ya sabemos que Goku es realmente poderoso y su nivel de poder le permite hacer cosas que no están al alcance de todos, pero también su condición “más humana” ayuda a que él pueda realizar técnicas complejas que hasta un Dios de la Destrucción como Beerus no puede controlar, o al menos nunca se lo hemos visto hacer.

Así, a caballo entre un hombre y un dios, el potencial de Goku frente a Beerus pasa por contemplar cosas que el primero puede hacer, pero que el segundo no es capaz de realizar, a pesar de que nunca se haya comprobado. Como siempre, esto son conjeturas teóricas y no verdades absolutas y hoy, como siempre, vamos a ver esas 10 características que hacen a Goku tan interesante frente a nuestro respetado Beerus.

Goku con Beerus, un Dios de la Destrucción

  1. Goku puede subir el la Nube Kinto al ser puro de corazón, cosa que Beerus no puede ser dada su “profesión”.
  2. Goku es capaz de hacer uso de la teletransportación instantánea.
  3. Nuestro Saiyan puede realizar la técnica de la Bomba de Espíritu.
  4. Goku puede entablar amistad con Zeno.
  5. Tiene la posibilidad de fusionarse con otros personajes.
  6. Goku también puede enfrentarse a otros Dioses de la Destrucción si así lo estima pertinente.
  7. Puede tomar parte en el Torneo de Poder.
  8. Una cosa bastante evidente, Goku se transforma para aumentar su poder, Beerus no.
  9. El Saiyan puede llegar a dominar el Ultra Instinto.
  10. El cuerpo de Goku mejora y se vuelve más fuerte tras cada derrota, en algo que se conoce como Zenkai.

¿Tú sabías que Goku podía hacer todas estas cosas que ni un mismísimo Dios de la Destrucción como Beerus es capaz de realizar?

Otros artículos de Dragon Ball que te gustarán

Mario Arias

Recolector incansable de contenedores de corazón y piezas de la Trifuerza, emisario de la Diosas en la Tierra de Hyrule y adorador de la Luz de la Espada Maestra. Me defino como Nintendero de corazón y Tolkiano de-mente. Studio Ghibli es mi religión.

Publicaciones relacionadas

Cerrar