El creador de One Piece adelanta detalles sobre el final de la serie

Nada de sorpresas no materiales, "odio esas cosas".

One Piece World Seeker

Eiichiro Oda daba que hablar hace muy poco, al desmentir los rumores sobre el fin cercano de One Piece. El autor de la historia protagonizada por Luffy y los Mugiwara quiso dejar claro que todavía queda mucha historia por delante, a pesar de que ya hace casi 20 años desde que los piratas comenzaron a surcar los mares. Ahora ha vuelto a hablar, pero esta vez para dejar claro lo que pasará con el final.

Una de las teorías que más fuerza han cogido en los últimos años es que el One Piece, el gran tesoro escondido por Gol D. Rogers, podría ser algo inmaterial. Esta idea es algo que Oda ha descartado de un plumazo. Tajante, en una entrevista traducida por Anime News Network, el mangaka lo dejaba claro: «No, odio ese tipo de cosas».

One Piece Pelicula

Para explicar su decisión, Eiichiro Oda ha comentado una anécdota bastante curiosa sobre su infancia, relacionada con el célebre cuento del Mago de Oz.

«Es como el final de Mago de Oz, que vi cuando era pequeño. Recorrer todo ese camino y ver que el tesoro era la propia aventura es algo realmente insatisfactorio. Este tipo de historias son imposibles. Es como… ‘He recorrido esta larga aventura, ¡así que dadme mi tesoro!'»

Sin dar más pistas sobre qué podemos esperar del gran desenlace de One Piece, el responsable de la obra ha querido aclarar también que es algo que nadie será capaz de vaticinar. De hecho, en el caso de que una persona lo acierte, reescribirá su final para que siga siendo sorprendente e inesperado. Tras tantos años contando la historia de Luffy, y llevándolo por tantos vaivenes como el actual arco de Wano, la guinda final debe ser perfecta.

Juan Antonio Fonseca Serrano

Saltando sobre tortugas en los suburbios de Midgar, con una guadaña cerca del corazón, desde finales de los 80. Juego a lo que puedo, junto letras sobre lo que me apasiona y siempre tengo un ojo en las redes.

Publicaciones relacionadas

Cerrar