Por qué las Fuerzas Especiales Ginyu de Dragon Ball tendrían que haber sido invencibles

¿Te habías planteado esto?

Las Fuerzas Especiales Ginyu, o dicho de otra forma, el equipo e luchadores de élite de Freezer ha sido siempre un referente de Dragon BalL, tanto que se ha teorizado con el cuerpo original de Ginyu y algunos fans hasta han asumido su icónica pose en bodas, pero quizás lo más sorprendente de su historia es que, a pesar de su potencial y poderes, nunca llegarían a ser un equipo completamente invencible. ¿Por qué?

Pues principalmente porque eran los responsables de los interludios humorísticos del arco de Freezer en Dragon Ball y, eso, evidentemente, los pone, primordialmente, al servicio de la historia de los héroes que son los que terminarán por ganar en cualquier conflicto. Aún así, sus componentes lograron dejar contra las cuerdas a los luchadores Z y de no ser por algún que otro despiste, las Fuerzas Especiales Ginyu habrían logrado derrotar a la mayoría de los Saiyan y humanos implicados en las batallas.

Fuerzas Especiales Ginyu de Dragon Ball

Por ejemplo, Guldo, el menos poderoso de los villanos y el más cobarde de ellos, posee una técnica que es capaz de congelar el tiempo, dejando a quien la sufre completamente desamparado. Si Vegeta no le hubiera rebanado la cabeza, él solo habría podido acabar con las vidas de Gohan y Krillin.

También cabe mencionar la técnica de posesión de cuerpos del Capitán Ginyu que, sin duda, obligó a los luchadores a trabajar en equipo para evitar que Goku tuviera que habitar por siempre en el cuerpo del villano. Imagínate que esta habilidad de sumara a la de Guldo y a la super-rapidez Burtta, habrían terminado con los Saiyan y sus amigos en cuestión de segundos y sin casi pestañear.

Es obvio que las Fuerzas Especiales Ginyu no estaban destinadas a ser el enemigo real de los luchadores, pues este papel quedaba reservado a Freezer, pero no hay ninguna duda de que como equipo, podrían haber sido invencibles y haber realizado la tarea que les encomendó su superior sin ningún tipo de problema.

Mario Arias

Recolector incansable de contenedores de corazón y piezas de la Trifuerza, emisario de la Diosas en la Tierra de Hyrule y adorador de la Luz de la Espada Maestra. Me defino como Nintendero de corazón y Tolkiano de-mente. Studio Ghibli es mi religión.
Cerrar