Dragon Ball Super por fin despierta a Majin Buu

El antiguo villano vuelve a dar señales de vida con la glotonería que lo caracteriza.

Buu en Dragon Ball 01

Majin Buu, o Bu-Bú como lo conocimos por aquí, fue el villano que cerró el último arco del anime de Dragon Ball Z. Con Dragon Ball Super, volvió a hacer acto de presencia e incluso se tanteó con su fichaje para defender al Universo 7 en el Torneo del Poder, pero entró en un estado de hibernación que lo mantuvo alejado de cualquier posible combate. Ahora, tras mucho tiempo y con la enorme amenaza de Moro cerniéndose sobre todos los universos posibles, DB Super por fin ha despertado a Majin Buu.

Sin vérsele, pero haciéndole clara referencia, el último número del manga **ha confirmado que se ha acabado el letargo del poderoso alienígena. En Comic Book recogen algunos de los diálogos en los que se indica que, en efecto, pronto podremos volver a ver a este simpático, poderoso y rechoncho personaje hacer de las suyas. Aunque, antes, tendrá que **comer para reponer fuerzas tras tanto tiempo dormido.

Buu en Dragon Ball 02

«He sido informado de que Majin Buu ha despertado. ¿Es eso cierto?», pregunta Merus a los demás miembros de la Patrulla Galáctica en el último capítulo. Todos los presentes asienten para confirmar la noticia, y uno de ellos asegura que «¡Majin Buu está arrasando con nuestras reservas de comida!». Hay cosas que nunca cambian, y el voraz apetito de este personaje que una vez fue villano es algo que jamás se perderá.

Viendo cómo Moro ha humillado a Goku y Vegeta, y también los ha inutilizado, es probable que Buu tenga que sumarse a los protagonistas de Dragon Ball Super para intentar detener a este gran enemigo. Quién sabe, quizá acabe convirtiéndolo en una galleta que le sirva para adquirir un poder descomunal; o quizá tenga que sacrificarse para poder acabar con la mayor amenaza a la que jamás se han enfrentado.

Juan Antonio Fonseca Serrano

Saltando sobre tortugas en los suburbios de Midgar, con una guadaña cerca del corazón, desde finales de los 80. Juego a lo que puedo, junto letras sobre lo que me apasiona y siempre tengo un ojo en las redes.

Publicaciones relacionadas

Cerrar