Dragon Ball Super enfrenta a Majin Buu contra Moro

El monstruo rosado es la peor pesadilla del nuevo villano de Dragon Ball.

Buu en Dragon Ball 02

Buu está demostrando ser una criatura muy especial. El que fuera un temible villano en Dragon Ball Z ha despertado de su largo sueño en Dragon Ball Super y se ha lanzado a plantar cara al villano del arco actual, Moro. Con el poder del Daikaioh en su interior, está demostrando ser el peor rival que el devorador de planetas podría encontrar, de hecho, la diferencia de poder entre ambos está siendo abismal, tal y como se ha visto en el último número del manga de Dragon Ball Super.

En el mismo instante en el que ambos cruzaron sus miradas, Majin Buu pudo despertar los poderes del Dios de Dioses que hay en su interior. Este fue quien logró detener a Moro millones de años atrás, y es quien ha desatado gran parte de su potencial a través de esta criatura glotona y rosada. Tal ha sido el aumento de poder, que su capacidad para contrarrestar cada ataque de Moro ha demostrado ser elevadísima.

Goku Buu y Moro en Dragon Ball Super

Todo aquello con lo que Moro pudo humillar a Goku y Vegeta ha quedado aquí en agua de borrajas. El villano y Buu se están enfrentando, y este último lo está dejando a la altura del betún. Moro es incapaz de dañarlo, ni siquiera haciendo la misma técnica con la que mató al héroe de Nueva Namek. Es imparable, y no va a dejar de atacar hasta que acabe con esta nueva amenaza.

Pero algo nos dice que no está todo contado. Un giro de guión puede provocar que al final caiga ante este temible enemigo y de nuevo los Saiyan tengan que ponerse las pilas para frenarlo, o plantear una colaboración entre los tres, ya que Buu parece ser la clave de la derrota de Moro. Sea como fuere, no lo averiguaremos hasta que lleguen los próximos números; pero, sin duda alguna, el combate entre Majin Buu y Moro está siendo de lo mejor de Dragon Ball Super.

Juan Antonio Fonseca Serrano

Saltando sobre tortugas en los suburbios de Midgar, con una guadaña cerca del corazón, desde finales de los 80. Juego a lo que puedo, junto letras sobre lo que me apasiona y siempre tengo un ojo en las redes.

Publicaciones relacionadas

Cerrar