Dragon Ball Super ofrece la respuesta de Moro al aumento de poder de Vegeta

El Príncipe Saiyan se está volviendo más fuerte que nunca.

Vegeta entrenamiento Yardrat

La acción se ha detenido temporalmente para Goku y Vegeta en Dragon Ball Super. Tras la última paliza sufrida a manos de Moro, los dos saiyan han partido en caminos diferentes para entrenarse. El primero está con Merus, del que ya se sabe toda la verdad; el segundo, en cambio, se ha ido a Yardrat a aprender nuevas técnicas, y es precisamente en quien nos vamos a centrar. El aumento de poder de Vegeta ha llegado a oídos de Moro, y este ya ha revelado qué piensa al respecto.

Todo ha sucedido en el episodio número 55, el mismo que ha presentado una técnica que podría suponer el adiós a las Senzu. Después de que el príncipe Saiyan haya hecho que las tropas de Moro muerdan el polvo fácilmente, su enorme despliegue de energía ha resonado pronto en el villano, que no ha hecho más que relamerse. Para él, todo el poder que Goku y Vegeta puedan acumular no es más que algo sabroso, ya que así podrá absorber de nuevo toda su energía y volverse aún más poderoso.

Vegeta Yardrat Dragon Ball Super

De hecho, el plan de Moro es seguir esperando y aumentar todo lo posible su poder para plantarles cara. Cuando lo haga, y seguramente cuando los dos protagonistas también lleguen al máximo de sus respectivos entrenamientos, se dirigirá a la Tierra para la gran batalla final de este arco. Ahí, intentará aprovechar de nuevo para absorber el ki de sus rivales y volver a ganarles como ha hecho hasta ahora.

¿Cambiarán las tornas esta vez? Lo que desde luego va a cambiar es la forma de combatir. Vegeta se ha entrenado de forma muy distinta, aprendiendo una serie de técnicas muy diferentes a lo que habitúa. Mientras tanto, Goku ha recibido un entrenamiento de alguien con un poder inconmensurable. La cosa se pone cada vez más emocionante.

Otros artículos de Dragon Ball que te gustarán

Juan Antonio Fonseca Serrano

Saltando sobre tortugas en los suburbios de Midgar, con una guadaña cerca del corazón, desde finales de los 80. Juego a lo que puedo, junto letras sobre lo que me apasiona y siempre tengo un ojo en las redes.

Publicaciones relacionadas

Cerrar