Dragon Ball Super resucita a uno de los esbirros de Freezer en su nuevo arco

Raspberry no murió en aquel encuentro contra un cangrejo gigante, sino que fue detenido por la patrulla galáctica

Bluberry y Raspberry

Dragon Ball Super ha comenzado recientemente un nuevo arco argumental en su versión manga, el cual incluye un enemigo con un poder bastante temible: Moro. Este villano ha hecho que Goku y Vegeta se conviertan en miembros temporales de la Patrulla Galáctica (con uniforme incluido) y si hace poco encontrábamos una conexión con la saga Freezer de Dragon Ball Z, hoy os traemos otra que no se le ha escapado al ojo más avispado. En el último número de Dragon Ball Super, Moro viaja en una nave hasta Namek con la intención de hacerse con las Bolas de Dragón del nuevo planeta donde vive esta raza alienígena. Pero ¿cómo sabe Moro de la existencia de estas herramientas tan útiles? Pues aquí entra en juego el piloto que le está llevando a Namek, un viejo conocido del ejército de Freezer.

Hablamos, nada más y nada menos, que de Raspberry, uno de los esbirros de Freezer que apareció originalmente en el arco en el que Goku se transforma por primera vez en Super Saiyan. Puede que algunos no le recordéis y es que se le creía muerto tras el ataque de una bestia autóctona. Pues no, según podemos entender, Raspberry sobrevivió a ese ataque, pero fue detenido posteriormente por la Patrulla Galáctica y llevado a prisión. Allí conoció al hechicero y cuando se fugó, le libró a él también al ser el que tenía la información sobre las bolas mágicas. Los dos super guerreros ya se han encontrado con el villano en el nuevo hogar de los namekianos y tienen que detenerle si no quieren que pida su deseo a Shenron.

Juan Pedro Prat

Periodista. Siempre llevo a mano un Poké Ball por lo que pueda pasar. Combino mi pasión por escribir con la de diseñar, aunque no se me da muy bien. Intento siempre aprender de todos los que me rodean.

Publicaciones relacionadas

Cerrar