Dragon Ball Super: el simbolismo oculto tras el diseño de Moro revelado por Toyotaro

El mangaka cuenta además su gran problema con los cuernos.

Moro

Dragon Ball Super introdujo un nuevo villano que desconcertó a todo el mundo. Moro tiene un aspecto muy diferente a lo que la serie nos tiene acostumbrados, pero poco a poco este personaje está cumpliendo con las expectativas. Se trata de un hechicero genocida que amenazó con destruir la vida del Universo 7 hace mucho tiempo, pero entonces fue vencido por las deidades Kaio-shin. Es decir, su naturaleza es malvada y eso tenía que reflejarse en el diseño como ha explicado Toyotaro en una entrevista en la página oficial de Dragon Ball. Y tiene un simbolismo más profundo del que podríamos esperar.

El mangaka se inspiró en los diablos occidentales para diseñar a este personaje, pero le retorció más los cuernos de cabra. Explica que «el diseño de Moro era completamente malvado. El enemigo del Prisionero de la Patrulla Galáctica tenía que ser un enemigo que debía ser derrotado, no un enemigo que se siente como un aliado después. Al igual que el primer Piccolo, el Gran Rey Demonio, queríamos crear un enemigo que hiciera pensar a todos que tenía que ser derrotado, por lo que decidimos basarlo en la cabra, el modelo del demonio occidental».

Figuras cabras de Toyotaro

Asimismo, Toyotaro confesó que los cuernos fueron un quebradero de cabeza. «Lo diseñé yo mismo, pero cuando lo dibujé, fue muy difícil y lo lamento (risas). A menos que mire los objetos tridimensionales, no pude equilibrar los detalles finos, por lo que busqué una variedad de cabras, pero no pude encontrar nada que encajara. Pensé que tenía que hacerlo yo mismo e hice las puntas», dijo. Se inspiró en los cuernos de dos figuras de cabras, pero a una de ellas le cambió las puntas con masilla para conseguir el efecto deseado como puedes ver en la imagen superior. ¿Cuántos secretos más ocultará Dragon Ball? ¿Viste el genial guiño a One Piece en Dragon Ball Z: La resurrección de F?

Otros artículos de Dragon Ball que te gustarán

Raquel Morales

Periodista. No puedo dejar NADA sin explorar. Me adiestré con Lara Croft en el templo de Karnak mientras buscaba el cubo horádrico entre vacas. Camino de Grand Line.

Publicaciones relacionadas

Cerrar