Sólo se necesitan 5 episodios de Dragon Ball Z para ver cómo los personajes cambian de forma radical

Irreconocibles en algunos episodios.

Vegeta Ya lo dijo Toyotaro. Imitar el estilo de Akira Toriyama es muy difícil. Poco a poco el mangaka se ha ido echando a un lado para que los animadores sigan creando bajo su supervisión. Y esto es uno de los principales motivos por los que Dragon Ball Super tuvo una calidad discutible en los primeros compases de la serie. Ahora eso es agua pasada, pero los fans más defensores de la saga Z nunca reconocerán que hace años ocurría lo mismo en cuanto a la animación. Sí, posiblemente Dragon Ball Z haya sido lo mejor de la franquicia creada por Toriyama sensei, pero si nos fijamos detenidamente también tuvo sus defectos, por llamarlo de alguna manera.

No hablamos de los capítulos de relleno que también los hubo, sino de cómo cambiaban los personajes en cuestión de 5 episodios. Se podrían enumerar los 5 peores episodios de Dragon Ball, pero hoy queremos detenernos en algo más empírico. A continuación podrás ver el cambio que sufrieron personajes principales como Piccolo, Vegeta o Goku en pocos episodios. Las diferencias son notables y en parte es consecuencia de cambiar de manos constantemente, los plazos o la falta de presupuesto. Todos estos factores pudieron hacer estragos en la animación entonces y las pruebas son estas imágenes recogidas por Kanzenshuu.

Evolución Vegeta

Como puedes ver los cambios más evidentes se han producido en Vegeta o Goku, pero todos han tenido evolución hasta nuestros días. Llama especialmente la atención porque estos cambios fueron en muy poco tiempo, apenas 5 episodios. Sin embargo, es una forma muy gráfica de entender cómo funcionaba entonces el proceso de animación que a veces desvirtuaba el trabajo al pasar por tantas manos diferentes. Cada artista tiene un estilo propio y se vio reflejado inevitablemente en una de las mejores sagas de Dragon Ball.

Otros artículos de Dragon Ball que te gustarán

Raquel Morales

Periodista. No puedo dejar NADA sin explorar. Me adiestré con Lara Croft en el templo de Karnak mientras buscaba el cubo horádrico entre vacas. Camino de Grand Line.

Publicaciones relacionadas

Cerrar