Los matrimonios entre humanos y Pokémon son una realidad dentro del universo Pokémon

Prometemos que hay una explicación para esto.

La historia entre Pokémon y humanos es bastante más densa de lo que podíamos esperar. Por esto, un grupo de fans decidió investigar más a profundidad la historia que une a ambas especies, y lo que encontraron fue tan sorprendente como perturbador. Por el título ya debes saber de qué estamos hablando.

Hay algunos elementos que se perdieron en la traducción de los juegos de Pokémon al inglés, español y demás idiomas, ya que el juego es originalmente creado en japonés. Sin embargo, parece que algunos elementos se perdieron a propósito, debido a censuras que podrían haber sufrido los juegos al ser traducidos. Entre ellos tenemos uno muy interesante, y lo podemos encontrar en la Biblioteca de Ciudad Canal, más específicamente en el libro Historias populares de Sinnoh.

La historia entre los Pokémon y los humanos es más cercana de lo que pensamos

Casando a un pokemon

En el tercer extracto podemos leer lo siguiente en las versiones traducidas: «Érase una vez un Pokémon muy cercano a los humanos. Éranse una vez humanos y Pokémon que comían en la misma mesa. Érase una vez un tiempo en el que no había diferencias entre los dos».

Sin embargo, en la versión original japonesa de Pokémon Diamante, Perla y Platino encontramos lo siguiente «Una vez hubo Pokémon que se casaban con personas. Una vez hubo personas que se casaron con Pokémon. Esto era algo normal porque hace mucho tiempo la gente y los Pokémon eran iguales».

No sabemos la razón exacta por la que The Pokémon Company decidió cambiar esta información en las demás versiones del juego, pero podemos imaginarnos que fue para evitar escándalos en occidente. Pero si alguna vez te preguntaste si los seres humanos y los pokémon llegaron a casarse, la respuesta es sí, y está escondida en lo más profundo de la historia de Sinnoh.

Tomás Rivero

Adicto a cualquier cosa con una pantalla. Mi madre es Lara Croft y mi padre un PS1 sin tarjeta de memoria, de ahí mi paciencia. Me opongo absolutamente a que los juegos de terror duren más de 15 minutos.

Publicaciones relacionadas

Cerrar