La razón por la que Miyazaki accedió a ceder a Netflix las películas de Studio Ghibli (y no es solo el dinero)

Studio Ghibli incorporó 7 películas de anime al catálogo de la plataforma de streaming.

Hayao Miyazaki

Netflix se asoció con Studio Ghibli para incluir una serie de películas de anime en su catálogo de estrenos del mes de marzo. Un movimiento muy curioso a la par que sorprendente, ya que el estudio de Hayao Miyazaki es mundialmente conocido por ser excesivamente protector con sus películas. Tanto así, que en una ocasión enviaron una espada samurai con las palabras «sin cortes» al productor Harvey Weinstein, que quería censurar ciertas escenas de la película ‘La princesa Mononoke’.

Así que cuando Netflix anunció la llegada de las películas de anime más populares de Studio Ghibli en el mes de marzo, prácticamente nos pilló a todos por sorpresa. ¿Pero por qué aceptó Miyazaki compartir sus maravillosas obras de arte en una plataforma de streaming?

Toshio Suzuki nos cuenta por qué eligieron Netflix

Mi vecino Totoro

Durante el evento Shibuya Ward que tuvo lugar el día 7 de marzo en Tokio, Toshio Suzuki —cofundador de Studio Ghibli, productor y gran amigo de Hayao Miyazaki— estuvo hablando en una entrevista sobre la digitalización de la distribución de contenidos audiovisuales del estudio. Y resulta que no todo se reduce al dinero. Al menos no es la principal razón de que las películas de Miyazaki hayan aterrizado en Netflix.

Según mencionaba Toshio Suzuki, «los DVDs y los cines son importantes, pero la distribución también lo es». No obstante, admitió que se las tuvo que ingeniar para persuadir a Hayao Miyazaki para lanzar las películas en Netflix asegurando que «el dinero generado por este acuerdo ayudaría a cubrir costes de producción» para su próxima película.

«Hayao Miyazaki actualmente está trabajando en una película pero le está tomando realmente mucho tiempo. Cuando eso ocurre, es lógico y natural que requiera un montón de dinero también. Le dije que esto podría cubrir los costes de producción para esa película.»

Al parecer, tras el convincente alegato de Toshio Suzuki, a Hayao Miyazaki no le quedo otra que decir: «Bueno, no hay nada que pueda hacer entonces».

Hayao Miyazaki no suele utilizar dispositivos electrónicos como ordenadores portátiles ni smartphones. Él trabaja y se comunica a la antigua usanza. Lo cual es completamente respetable y todo un logro en estos tiempos que corren. Por lo tanto, el director de anime no tiene ni idea sobre cómo funcionan servicios como Netflix.

«Cuando le mencionas algo sobre distribución digital, simplemente no lo entiende.»

Pero, entonces… ¿por qué eligieron Netflix entre tantas alternativas disponibles?

Desde Studio Ghibli ven este servicio de contenidos audiovisuales en streaming como una gran plataforma de lanzamiento que impulsará aún más sus obras más conocidas. Tal y como indican desde Sora News 24, los productores de Studio Ghibli se muestran asombrados por cómo al mismo tiempo trabajan en proyectos que las compañías cinematográficas nunca se habrían animado a hacer antes.

La última obra maestra de Miyazaki

Hayao Miyazaki

Teniendo en cuenta que Hayao Miyazaki ha vuelto de su retirada para producir lo que parece ser que será su última película, la cual desea que sea un legado que deje para su nieto, debemos sentirnos muy agradecidos a Toshio Suzuki por haberle convencido para incluir sus películas de anime en Netflix.

Para la próxima película de Hayao Miyazaki, el estudio de anime está contratando a jóvenes talentos que «traigan vitalidad» al proyecto. Los afortunados trabajarán en las oficinas de Studio Ghibli en Koganei, Tokio, con un contrato de 3 años de duración a partir del día 1 de octubre. En cuanto a su remuneración, recibirán un salario mensual de 200.000 yenes (alrededor de unos 1.500 euros) con dos pagas extraordinarias al año.

Viendo el tiempo y el esmero invertidos en la creación de esta película, todo parece indicar que la próxima obra de Hayao Miyazaki será otra obra de arte más, y aquí estaremos para contártelo.

Por otra parte, es lógico que Toshio Suzuki tenga este tipo de preocupaciones sobre las finanzas y la distribución digital. Como productor de Studio Ghibli, es su trabajo. En cuanto a Hayao Miyazaki, un genio que se sienta en la silla de director, también es normal que esté menos interesado en este tipo de asuntos y centre todas sus energías en su proceso creativo.

Las películas de Studio Ghibli en Netflix:

  • El viaje de Chihiro
  • La princesa Mononoke
  • El cuento de la princesa Kaguya
  • Arrietty y el mundo de los diminutos
  • Nausicaä del Valle del Viento
  • Mis vecinos los Yamada
  • El regreso del gato

Sergio J. Ortiz Díaz

Humilde aficionado a la fotografía, la literatura, el cine y la tecnología. Algunos de mis videojuegos favoritos son Journey, SWBF y RiME. Larga vida a Age of Empires II.

Publicaciones relacionadas

Cerrar