Estos son los ataques de la nueva transformación de Luffy en One Piece

Snake Man es diferente, es fuerte y es muy peligroso.

One Piece Luffy ve el futuro

El anime de One Piece ha mostrado, por fin, algo que toda la audiencia estaba esperando. En su peligrosa lucha contra Charlotte Katakuri, Monkey D. Luffy ha conseguido alcanzar una nueva forma de la Gear 4, conocida como Snake Man. Esta nueva transformación cambia su aspecto considerablemente con respecto a todo lo visto antes y, además, le da un enorme poder que se volverá crucial para vencer a su enemigo. Pero, ¿cuáles son sus herramientas para combatir? Te traemos los ataques de su nueva transformación.

En total, el pirata de los Sombrero de Paja ha mostrado 3 movimientos con los que saca partido de su nueva forma, tal y como resumen en ComicBook. El primero de ellos es una versión mejorada del Gomu Gomu no Culverin, un potente ataque que, esta vez, puede modificar su trayectoria cuando él lo desee. Un buen punto de partida que deja claro hasta dónde llega su poder, aunque queda más claro todavía cuando hace otro de sus movimientos: Black Mamba. Esta técnica es una ráfaga de puñetazos que ahora se pueden dirigir a diferentes puntos concretos para hacer más daño a su rival, cosa que deja importantes secuelas en Katakuri.

One Piece Luffy Forma Snake Man

El último de los 3 movimientos que Luffy muestra en su combate es King Cobra. Con este, comienza a girar su brazo alrededor de él en un bucle para darle velocidad, algo que, junto con el uso del Haki que hace esta transformación, hace que el puño crezca de tamaño para liberar un impacto demoledor. Desafortunadamente, el resultado de este golpe es aslgo que queda a la imaginación de los fans, ya que el episodio concluye con el impacto sobre el cuerpo de Katakuri. ¿Habrá conseguido tumbarlo? No lo sabemos, pero está claro que, si no lo ha hecho, lo tendrá fácil para conseguirlo más adelante.

Juan Antonio Fonseca Serrano

Saltando sobre tortugas en los suburbios de Midgar, con una guadaña cerca del corazón, desde finales de los 80. Juego a lo que puedo, junto letras sobre lo que me apasiona y siempre tengo un ojo en las redes.

Publicaciones relacionadas

Cerrar