Tres años de cárcel y multa para un usuario que pirateó el manga One Piece

Shueisha está persiguiendo a los infractores para proteger el trabajo de sus artistas.

Portada revista Weekly Shonen Jump En Japón son muy estrictos con la piratería como se ha podido comprobar en varias ocasiones. En 2013, un usuario abrió una página donde comenzó a compartir los mangas de la revista Weekly Shonen Jump traducidos al chino, incluso días antes de su lanzamiento en Japón. Durante mucho tiempo, el sitio le reportó beneficios y llegó a tener 400.000 usuarios únicos. La Oficina de Seguridad Pública Municipal de Shanghai le arrestó el 30 de octubre de 2019 y ahora ha sido condenado a una pena de cárcel y una multa de 1,2 millones de yenes (10.000 euros) a pesar de haberse disculpado.

Así lo ha hecho saber la editorial Shueisha en un comunicado. El sitio web se centró en mangas de gran éxito como One Piece, pero el Tribunal Popular del Distrito Xuhu de Shangai ha dictado sentencia. El usuario ha sido condenado a 3 años de prisión, además de una multa que asciende a 10.000 euros por los daños ocasionados a la editorial. Este usuario aceptó pagar la indemnización, reconociendo los hechos y presentó una disculpa que decía lo siguiente: «Después de todos mis días de arresto, lamento seriamente, reconozco profundamente mis errores y me disculpo por las consecuencias negativas del acto infractor», según recoge el medio Animation Business.

En cambio, es posible que se libre de la pena de cárcel, ya que no se ejecutará a menos que el acusado sea condenado por otro delito en los próximos 3 años. Shueisha también ha presentado cargos judiciales civiles contra el hombre «para cumplir con nuestra obligación como editor de proteger las obras en las que sus creadores han puesto sus corazones y sus almas». La piratería se ha acentuado más con obras como One Piece que por fin llegará a Netflix en junio, lo que disminuirá sin ninguna duda el consumo de contenido pirata.

Otros artículos de One Piece que te gustarán

Raquel Morales

Periodista. No puedo dejar NADA sin explorar. Me adiestré con Lara Croft en el templo de Karnak mientras buscaba el cubo horádrico entre vacas. Camino de Grand Line.

Publicaciones relacionadas

Cerrar