One Piece revela cómo fue el primer encuentro entre Barbablanca y Marshall D. Teach

Quién le diría que se acabaría convirtiendo en su mayor enemigo.

Barbablanca y barbanegra one piece

Su creador ha sido considerado el mangaka más popular de 2019, y su obra cada vez comienza a acercarse más y más a un final que se lleva esperando desde hace años. One Piece sigue trayendo novedades con cada nuevo episodio que pone sobre la mesa, y una de las más interesantes de su último número del manga ha sido una que mira al pasado, más concretamente al momento en el que Barbablanca y Marshall D Teech se conocieron por primera vez.

El hombre que acabaría traicionando a uno de los mejores piratas de la historia. Siguiendo con las historias del pasado, y tras descubrir cómo Oden consiguió sumarse a la tripulación tras una durísima prueba que acabó fallando, ahora las miradas se dirigen a esta otra dupla de personajes. La tripulación de Barbablanca era cada vez más grande, y eso le obligó a dividirla en 5 tropas diferentes, siendo una de ellas aquella en la que Teech quiso adentrarse para vivir la vida en los siete mares junto a esta gran figura.

Barbanegra niño One Piece

Siendo huérfano, suplicando y confesando que no tenía a otro lugar al que ir, así fue como Teech se presentó ante Barbablanca, y así fue como este le aceptó, sin poner pegas de ningún tipo. Es una pena no saber más detalles sobre dicho encuentro y sobre cómo se fue construyendo la relación entre ambos, dado que todos estos acontecimientos se narran desde la perspectiva de Oden, tal y como explican en ComicBook.

Después de conocerlo en su infancia, las dudas sobre cómo acabó convirtiéndose en lo que es actualmente son aún mayores. ¿Qué le llevaría a cometer semejante traición frente a alguien que lo trajo consigo cuando más lo necesitaba?, ¿cómo llegó a convertirse en el temible Barbanegra?

Otros artículos de One Piece que te gustarán

Juan Antonio Fonseca Serrano

Saltando sobre tortugas en los suburbios de Midgar, con una guadaña cerca del corazón, desde finales de los 80. Juego a lo que puedo, junto letras sobre lo que me apasiona y siempre tengo un ojo en las redes.

Publicaciones relacionadas

Cerrar