One Piece revela una escena muy cruel de Momonosuke

El joven heredero es maltratado sin escrúpulos por Kanjuro.

El manga creado por Eiichiro Oda afronta el desenlace del arco de Wano, que acabará con el más que posible enfrentamiento entre Kaido y Luffy. One Piece ha estado levantando piedra a piedra una trama muy interesante que nos llevó a conocer cómo Orochi ascendió al poder y con qué objetivo: acabar con la familia Kozuki. Hace 20 años logró escapar el pequeño del clan, Momonosuke, pero sigue corriendo peligro. En capítulos anteriores, los Vainas Rojas protegían a Momonosuke hasta que se reveló el traidor de Wano. Entonces todo se precipitó porque Kanjuro le ha secuestrado para llevarlo ante Orochi en una de las escenas más crueles que se han visto en Wano.

En el 982, Kanjuro se abre paso para llegar hasta el castillo de Kaido en Onigashima porque nadie conoce su verdadera identidad. En ese momento, Kaido da una voz para que le dejen pasar y se muestra a Kanjuro sujetando a Momonosuke como si fuera un trapo. Esto nos recuerda que Momonosuke tenía un plan para escapar, pero algo ha debido salir mal. Efectivamente, muestran un primer plano del niño con la cara deformada por los golpes que le ha dado su secuestrador. Kanjuro confirma que tuvo que hacerlo porque cortó sus cuerdas con intención de escapar, pero «todavía respira». A continuación le tira al suelo sin ningún escrúpulo. El estado de Momonosuke es tan lamentable que incluso Black María se muestra piadosa con el muchacho.

Momonosuke golpeado
Momonosuke casi inconsciente se aferra a Luffy como su salvador

El destino de Momonosuke es una sentencia de muerte. Orochi lo coge con una mano y ordena que preparen el puesto de crucifixión en el escenario donde se celebra el Festival de Fuego. Las escenas son realmente dantescas, donde menean al niño malherido y casi inconsciente. Luffy es la última esperanza de Momonosuke y el pirata está luchando contra Scratchmen Apoo junto a sus nakamas. ¿Llegará a tiempo?

Otros artículos de One Piece que te gustarán

Raquel Morales

Periodista. No puedo dejar NADA sin explorar. Me adiestré con Lara Croft en el templo de Karnak mientras buscaba el cubo horádrico entre vacas. Camino de Grand Line.

Publicaciones relacionadas

Cerrar