One Piece ofrece novedades sobre el hijo de Barbablanca

Edward Weevil se autoproclama hijo de Barbablanca, manipulado por su madre.

Barbablanca

El último episodio de One Piece ha revelado mucha información sobre lo que ocurrió tras la muerte de Barbablanca. Nekomamushi ha encontrado a Marco El Fénix en una isla llamada Sphinx, donde le contó cuál es el tesoro secreto del Capitán. También recordó lo que ocurrió ese trágico día y lo que hizo Barbanegra después de matar a su mentor. Pero el nuevo Emperador no es la única amenaza para este territorio, ciudad natal de Barbablanca. Alguien más reclama la herencia del pirata, porque dice ser el hijo de Barbablanca. Se llama Edward Weevil y ahora sabemos más de este personaje.

Se presentó formalmente en el episodio 751 del anime, pero poco más se sabe de este Guerrero del Mar. Se ha autoproclamado hijo de Barbablanca manipulado por su madre Bakkin y, según explicó Marco, ahora es la principal amenaza de Sphinx porque ha prometido que vendrá a reclamar todo lo que le pertenece por herencia. «Tanto este lugar como yo nos convertiremos en su objetivo tarde o temprano», insistió Marco mientras le hablaba de ambos personajes. Bakkin asegura ser la mujer que ha amado Barbablanca en vida y se trata de una pirata que compartió barco con el Capitán hace unos 30 o 40 años. Weevil es un niño inmaduro y mimado por su madre con características similares a Barbablanca como su bigote, pero él parece más interesado en vengarse de Barbanegra.

¿Qué hay de cierto en todo esto? Marco no está seguro de que su malogrado Capitán tenga hijos. Por tanto, pone en duda lo que afirman Weevil y Bakkin. «Es una cosa de hombres, amores y mujeres, así que no estoy seguro», dijo. Cuesta creer que la mano derecha de Barbablanca no sepa la verdad, así que en algún momento los fans descubrirán si se trata todo de una artimaña de Bakkin para hacerse con su «fortuna». ¿Crees que Edward Weevil es el hijo secreto de Barbablanca?

Otros artículos de One Piece que te gustarán

Raquel Morales

Periodista. No puedo dejar NADA sin explorar. Me adiestré con Lara Croft en el templo de Karnak mientras buscaba el cubo horádrico entre vacas. Camino de Grand Line.

Publicaciones relacionadas

Cerrar