One Punch Man desvela el sorprendente nuevo look de Garou en la temporada 2

El humano es cada vez más monstruoso.

Garou Transformado Manga One-Punch Man

One-Punch Man fue toda una sorpresa, y su segunda temporada está siguiendo su estela de la mejor forma que puede. Ahora que sabemos que Saitama va a llegar a nuestras consolas con el videojuego oficial de One-Punch Man, no podemos esperar para lanzar nuestros puñetazos totalmente normales y ultrapoderosos a nuestros enemigos, pero antes tenemos que volver al anime porque están pasando cosas realmente importantes. Garou, al que casi se podría catalogar como protagonista de los nuevos episodios, está sufriendo una importante transformación.

El humano que quería ser monstruo lo está consiguiendo, como explican en ComicBook. Tras muchos intentos por adentrarse en las altas esferas de la Asociación de Monstruos, cuya existencia tiene como objetivo sembrar el caos y enfrentarse a la Asociación de Héroes, Garou se ha topado con un combate contra una gran cantidad de héroes al mismo tiempo, en el que está logrando salir adelante gracias a sus brutales habilidades y testarudez; pero las cosas se han complicado cuando Genos ha entrado en acción, llevándolo por completo al límite.

Garou Transformado anime One-Punch Man

Lleno de sangre, este enloquecido personaje ha hecho que esta misma tiña su pelo de color naranja, al mismo tiempo que su violencia se ha disparado. Poco a poco está descendiendo hasta el mismísimo infierno a nivel mental y físico, consiguiendo que los monstruos se fijen en él para que formen parte de su junta ejecutiva, pero también cambiando de una forma que parece totalmente irreversible. Su ojo, su cara y su cabello son solo un pequeño adelanto de lo que está por venir.

¿Cómo seguirá la transformación de Garou en la temporada 2 de One-Punch Man? Sus habilidades han dejado claro que es todo un peligro, pero su poder no hace más que subir, hasta el punto de que puede llegar a igualar al del mismísimo Saitama.

Juan Antonio Fonseca Serrano

Saltando sobre tortugas en los suburbios de Midgar, con una guadaña cerca del corazón, desde finales de los 80. Juego a lo que puedo, junto letras sobre lo que me apasiona y siempre tengo un ojo en las redes.

Publicaciones relacionadas

Cerrar