Los 5 momentos más divertidos de One Punch-Man

Escenas que nos han roto todos los esquemas.

Puñetazo en la entrepierna Saitama La trama de One Punch-Man es tan sencilla como absurda. Y eso forma parte de su éxito. Saitama es un héroe atípico y bastante inexpresivo. Se hizo a sí mismo a base de entrenamiento pero cuando consiguió ser el hombre más fuerte del mundo, no tenía más motivaciones. Siente frustración por no encontrar un enemigo de su mismo nivel, así que las situaciones que se generan son realmente extrañas. Normalmente todo acaba con un puñetazo del protagonista, salvando de nuevo al mundo. Hoy vamos a repasar algunos de los momentos más divertidos que se han visto en la serie anime de One Punch-Man.

La serie rompe por completo con los estereotipos y lleva la historia de una forma irreverente. Incluso ridiculiza a los villanos. No tarda ni 5 minutos en demostrarlo cuando aparece un Kaijin medio humano, medio cangrejo en ropa interior y un niño con doble barbilla. Lo que todavía no sabíamos en ese episodio es todo lo que estaba por venir. Gags, giros de guión y mucho humor absurdo. Hay mucho donde elegir, pero nos hemos atrevido a crear este pequeño ranking.

Un titán colosal con pocas luces (Ep. 1, T1)

Precisamente el primer episodio de One Punch-Man no sólo mostró lo ridículos que pueden ser algunos villanos, sino que la ciudad sufre peligros reales como el hombre colosal conocido como Marugori. Recuerda inevitablemente a los gigantes de Ataque a los Titanes, pero esta escena lejos de infundir miedo, es bastante absurda. Un científico llamado Hukegao experimenta con el cuerpo de su hermano para crear un superhombre. Desde su hombro le dirige para destruirlo todo, incluso a Saitama que aparece de repente en su otro hombro. Cuando Hukegao ordena que mate al hombre que tiene en su hombro, el gigante mata a su hermano accidentalmente. Su reacción es casi inmediata, pero ya es tarde. Buena carta de presentación de la serie.

Incapaz de matar a un mosquito (Ep. 2, T1)

Saitama con una cara maligna

Aún estamos conociendo a Saitama, pero cada escena intenta contarnos algo sobre el héroe. En el episodio 2, hay una plaga de mosquitos en la ciudad. Saitama está en su apartamento y aparece un único mosquito volando, así que de forma instintiva intenta cogerlo. Pero falla estrepitósamente una y otra vez. El hombre más fuerte del mundo no puede contra un mísero mosquito. La escena se recrea en esta «lucha», mientras el mosquito evade todos y cada uno de los ataques de Saitama. SPOILER: sus esfuerzos son inútiles.

Puñetazo en la entrepierna (Ep. 4, T1)

Puñetazo en la entrepierna Saitama

En la ciudad aparece un superhéroe que quiere llamar la atención de Saitama a toda costa. Principalmente porque el Calvo con Capa le ignora. Se llama Sonic Velocidad del Sonido y presume de ser el hombre más rápido. Piensa que Saitama no podrá seguir sus movimientos, pero sorprendéntemente el protagonista se anticipa a todos sus ataques hasta que el anime rompe este ritmo para meter un gag que se ha convertido en meme. Saitama golpea sin querer a Sonic en la entrepierna y culpa a la inercia, ya que no había movido si quiera el brazo. Es una forma de demostrar la fuerza de Saitama que con un toquecito consigue tumbar a Sonic. ¡Pero qué toquecito, claro!

El discípulo de Clase C (Ep 6, T1)

Genos se ha mudado a casa de Saitama, pero está muy preocupado porque la Asociación está dando de baja a los héroes de Clase C que estén inactivos. Saitama obvia la preocupación del cyborg y sólo atiende a su categoría, así que improvisa un discurso para disuadirle de que le acompañe a patrullar. Lo mejor de esta escena es que hace partícipe a los espectadores de los pensamientos del protagonista. Se lo está inventando todo y finalmente parece haber convencido a Genos, pero en realidad Saitama demuestra que no sabe cómo ayudar o instruir a su discípulo. Una escena que es mejor verla que contarla. ¡No tiene desperdicio!

OK (Ep. 11, T1)

Posiblemente la mejor pelea de la temporada 1, pero tampoco estuvo exenta de su momento absurdo. Por fin había una amenaza real cuando aparece un alienígena llamado Boros, líder de los Ladrones de Materia Oscura. Está igual de aburrido que Saitama así que recorre miles y miles de kilómetros para enfrentarse a él. Saitama le lanza un puñetazo, pero no consigue matarlo. Tan sólo le rompe la armadura, la que contiene su verdadero poder. Después de un clásico discurso de villano que pretendía ser épico, la reacción de Saitama es tan básica como tonta: OK! Entre el escepticismo y la expectación, Saitama ni se inmuta ante la transformación de Boros.

Otros artículos de One Punch Man que te gustarán

Raquel Morales

Periodista. No puedo dejar NADA sin explorar. Me adiestré con Lara Croft en el templo de Karnak mientras buscaba el cubo horádrico entre vacas. Camino de Grand Line.

Publicaciones relacionadas

Cerrar