Los personajes de Dragon Ball Z al estilo Marvel es la cosa más extraña que verás nunca

Toriyama, Marvel y DC se fusionan en la obra de R. B. Silva.

Dragon Ball vegeta en super saiyan dios

Mientras muchos fans siguen contando los días para ver Dragon Ball Super: Broly, en España podremos hacerlo ya mismo, los artistas siguen dejando volar su imaginación para reinventar su universo. La obra de Akira Toriyama, que ha terminado 2018 arrasando en la gran pantalla, tiene muchos años a sus espaldas y ha inspirado a multitud de creativos, pero pocas veces hemos podido ver algo como lo que ha hecho R. B. Silva: convertir a los personajes de Dragon Ball Z al estilo Marvel.

De nombre completo Rubens Bernardino da Silva, este dibujante ha decidido mezclar el estilo nipón con el occidental en una serie de ilustraciones con personajes como Goku, Bulma, Chaos y Vegeta, entre otros, como protagonistas. Su idea no es solo coger el diseño de Marvel, sino también inspirarse en el de DC para reconvertir a una lista de nombres más que populares entre jóvenes y adultos.

View this post on Instagram

#RBSilva #DragonBallZ #wip

A post shared by RB Silva (@rbsilva_comics) on

Aunque parece un trabajo de lo más completo, da Silva todavía quiere seguir puliéndolo para terminar otros dibujos. En la imagen compartida sobre estas líneas se pueden ver varias siluetas de color que insinúan lo que está por llegar para terminar. Su idea es sumar los rediseños de Krillin o incluso de un Freezer partido por la mitad, tal y como pudimos verlo en la parte final entre este y Goku Super Saiyan en Namek. El dibujante ha compartido un boceto en el que se ve cómo serían estas ideas.

Un trabajo de calidad que, aunque deja clara cuál es la idea base, se aleja mucho del estilo nipón que tanto define a Dragon Ball Z y Dragon Ball Super, y que podéis ver en esta ilustración de una animadora de la reciente Dragon Ball Super Broly que nunca se materializó. ¿Os gustaría ver una serie con este estilo?

Juan Antonio Fonseca Serrano

Saltando sobre tortugas en los suburbios de Midgar, con una guadaña cerca del corazón, desde finales de los 80. Juego a lo que puedo, junto letras sobre lo que me apasiona y siempre tengo un ojo en las redes.

Publicaciones relacionadas

Cerrar