Pokémon: así fue el turbulento pasado de James ¿Por qué se unió al Team Rocket?

¡Viva la libertad!

Todos adoramos a los villanos más carismáticos de Pokémon, sus sueños con su Líder Giovanni o los diversos gadgets que usan para sus maldades. Pero quizás hoy nos interese ir un poco más allá de sus fechorías para entender por qué una persona como James decide unirse al Team Rocket.

La clave pasa por entender el complicado pasado de James, por veces hasta turbulento, para poder comprender la necesidad de este chico de unirse a una asociación de malhechores, más cuando se le suponía un miembro de la clase alta en su lugar de nacimiento. Pero claro, el dinero no lo es todo y James era bastante infleliz en su día a día, por las razones que conoceremos a continuación.

La riqueza no lo es todo

James del Team Rocket como “niño rico”

Quien haya visto el anime de Pokémon desde sus inicios (concretamente la Temporada 1, Capítulo 48), sabrá que James venía de una familia bochornosamente rica, vamos, que nunca tuvo que dar un palo al agua para sacarse las castañas del fuego. Pero su historia no es tan bonita como pudiera parecer, pues James se escapó de su casa en busca de una mayor libertad, cosa que terminaría por encontrar en el seno del Team Rocket.

Después de que sus padres murieran por la pena de no poder recuperar a su hijo desaparecido, James se convierte en el heredero de una inmensa fortuna a la que solo tendría acceso durante 24 horas, de lo contrario, todo iría a para a la beneficiencia. A pesar de que en un principio Jessie y Meowth se muestran encantados con la fortuna de James, pronto descubren que su amigo y fiel compañero de aventuras no comparte su entusiasmo. Y es que, se termina por descubrir que sus padres están vivos y coleando, por lo que todo era una maliciosa treta para manipularle, logrando que volviera a casa y terminara por casarse con su prometida.

Abusos y el camino a la libertad

Jesebelle en Pokémon

Esta prometida tiene un nombre Jesebelle y, para más inri, se parece muchísimo a la propia Jessie, aunque su personalidad no tiene demasiado que ver, salvo en que a las dos les gusta mandar. Jessebelle es una controladora y manipuladora nata y hasta tenía una especie de mazmorra BDSM para torturar a James y transformarlo en ”un caballero de verdad”. Evidentemente, esto tiene claras connotaciones sexuales y Jessebelle no duda en usar el látigo con James hasta que su amado Growlithe llamado Growlie lo salva de esta comprometida y nada cómoda situación.

Como puedes ver la historia de James es bastante truculenta, pues al hecho de tener una prometida sádica y controladora, hay que añadirle también una familia manipuladora y opresora que pretendía torearle sin descanso. Con esta situación en su propia casa, no es de extrañar que James quisiera escapar de esta realidad tan poco justa para él.

Con un guión digno de una telenovela, este episodio tiene el mérito de ser uno de los mejores del anime de la Liga Índigo, aportando mucha información de contexto sobre la vida de uno de los integrantes del Team Rocket y mostrando que el universo Pokémon también tiene sus miserias particulares. No se puede pasar por alto el hecho de que Jessie y Jessebelle sean casi dos gotas de agua, sobre todo para los que están empeñados en emparejar a los dos integrantes del grupo de villanos.

Pese a todo, Jessie tiene una personalidad bondadosa e inocente, aunque es mucho más mandona que James, pero junto con ella y Meowth, el otrora niño rico comparte la ansia y el disfrute por la libertad que le ha otorgado su nueva vida en el Team Rocket, pudiendo vivir bajo sus propias reglas y siendo tremendamente felices.

Mario Arias

Recolector incansable de contenedores de corazón y piezas de la Trifuerza, emisario de la Diosas en la Tierra de Hyrule y adorador de la Luz de la Espada Maestra. Me defino como Nintendero de corazón y Tolkiano de-mente. Studio Ghibli es mi religión.
Cerrar