Uno más uno no siempre es dos: 7 veces en las que las fusiones de Dragon Ball fueron un fracaso

Si sois seguidores de Dragon Ball, seguramente estéis muy familiarizados con la sensación de adrenalina que se siente cuando dos personajes de la serie están a punto de fusionarse. Ver a los mejores guerreros del mundo compartir cuerpo y fuerza puede ser una pasada, pero la Fusión es una de las técnicas más complejas y poderosas de los Guerreros Z y dominarla requiere mucha concentración. Si se tiene éxito, la Fusión puede dar la vuelta a un combate en un abrir y cerrar de ojos, pero juntar dos cuerpos al mismo nivel de energía no es para nada sencillo y no es de extrañar que los que se han atrevido a probar suerte fusionándose no siempre hayan conseguido el resultado esperado. Para que os hagáis una idea de su complejidad, hoy os hablaremos de 7 veces en las que las fusiones de Dragon Ball fueron un fracaso.

Fusiones que salieron mal en Dragon Ball Z
Fusionarse no siempe ha sido la mejor idea de los Guerreros Z.

Gogeta Super Saiyan 4

Al final de Dragon Ball GT, Goku y Vegeta se ven obligados a fusionarse para poder plantar cara al Dragón de 1 Estrella, también conocido como Omega Shenron. Tal era el poder de este enemigo que los Guerreros Z deciden realizar la fusión con todo su poder desplegado, por lo que se unen transformados en Super Saiyan 4. Goku y Vegeta coordinaron a la perfección sus movimientos y la fusión en sí fue todo un éxito en lo que a forma se refiere, dando como resultado a Gogeta Súper Saiyan 4, pero no resultó efectiva para derrotar al Dragón. Gogeta se veía tan superior a su enemigo en combate que derrochó su energía con ataques absurdos y fanfarronadas, así que el tiempo de la fusión llegó a su fin y los cuerpos de Goku y Vegeta se separaron sin que pudieran derrotar al Dragón de 1 Estrella que finalmente fue vencido por la clásica Genkidama de Goku.

Gogeta Super Saiyan 4
Gogeta Super Saiyan 4 se enfrentó a Omega Senron sin mucho éxito en Dragon Ball GT.

Gotenks gordo y delgado

Como veremos a continuación, a Goten y Trunks no es que se les dé muy bien eso de fusionarse. La primera vez que lo hicieron fue para enfrentarse al monstruo Boo en Dragon Ball Z, pero antes de marchar al combate tuvieron que ensayar mucho la técnica de la fusión porque no lograban coordinar sus movimientos. En su primer intento, Trunks erró a la hora de extender los dedos y el resultado fue una versión gorda de Gotenks que apenas podía respirar tras una corta carrera. Viendo que aquello no funcionaba, decidieron esperar a que el tiempo de fusión se agotase para intentarlo de nuevo. En ese segundo intento, fue Goten el que se equivocó en la coreografía y el resultado fue el inverso: Un Gotenks delgado con la capacidad respiratoria de un anciano. Por fin, a la tercera fue la vencida y el Gotenks definitivo pudo ir a luchar contra Boo.

Gotenks gordo y delgado
Si de estas versiones de Gotenks hubiera dependido la lucha contra Majin Boo…

Gotenks vs. Boo

La fusión real entre Goten y Trunks es una de las más espectaculares que vimos en todo Dragon Ball Z, pero también una de las peor ejecutadas. La juventud de estos dos personajes fue el detonante del fracaso de Gotenks contra Boo en las dos ocasiones en las que se enfrentaron. La primera vez, con Majin Boo gordo, los ataques de Gotenks enfurecieron al monstruo, que acumuló todo su poder para propiciar una tremenda paliza a los chicos fusionados. Más tarde, ya contra la segunda forma de Boo, Goten y Trunks decidieron fusionarse de nuevo pero en Super Saiyan 3, aunque esta versión de Gotenks tampoco triunfó y terminó siendo absorbida por el villano.

Gotenks SS3
Gotenks SS3 es una de nuestras fusiones favoritas, pero se notó su falta de experiencia.

Gotenks vs. Bills

La introducción del Dios de la Destrucción parecía una oportunidad ideal para que Gotenks se redimiera de sus derrotas contra Boo, pero la fusión entre los hijos de Goku y Vegeta volvió a fracasar. Bills humilló a Gotenks descaradamente y, además, de formas diferentes. Y es que, el enfrentamiento entre estos tres personajes tiene tres finales diferentes dependiendo de la versión que veamos. Por un lado, en la película La Batalla de los Dioses, Bills acaba azotando en el culo repetidamente a Gotenks hasta que pierde el estado de Super Saiyan 3 y es derrotado. Por otro, en la versión del enfrentamiento en el anime Dragon Ball Super, Bills derrota a Gotenks a base de sardinetas en el brazo. Y por último, en el manga, cuando Gotenks Super Saiyan 3 ataca a Bills, éste lo arroja al mar de un solo golpe sin esfuerzo.

Gotenks vs. Bills
¿Puede haber algo más humillante para Gotenks?

Kefla

Dragon Ball Super nos permitió ver a las primeras mujeres Super Saiyan de la serie creada por Akira Toriyama y, además, disfrutar de ellas fusionadas. Kefla es el nombre que recibe la fusión que Kale y Caulifla realizaron para luchar contra Goku y el resultado no podía ser más satisfactorio en un principio. Kefla tenía dominado a Goku durante su enfrentamiento, pero lo que no se esperaba es que sus golpes despertarían el Ultra Instinto del su rival, que dio la vuelta a la situación en un abrir y cerrar de ojos gracias a su nueva transformación y a un movimiento espectacular con el que se deslizó sobre el ataque de ki de Kefla utilizando un Kame Hame Ha cual Tony Hawk. Un combate que podemos revivir ya en Dragon Ball FighterZ gracias a la llegada de Goku Ultra Instinto al título.

Kefla vs. Goku Ultra Instinto
Kefla no pudo hacer nada contra el Kame Hame Ha más espectacular de Goku Ultra Instinto.

Vegetto Super Saiyan Blue

Cuando Goku y Vegeta sacan los pendientes Pothala sabemos que se avecinan grandes cosas gracias a su fusión en Vegetto, pero contra Zamas no resultó para nada efectiva su unión con estos objetos. El hecho de fusionarse transformados en Super Saiyan God Super Saiyan hizo que el consumo de ki de Vegetto fuera demasiado elevado en esta ocasión y cuando estaba a punto de asestar el golpe de gracia a su enemigo de Dragon Ball Super, Goku y Vegeta se separaron debido al cansancio y Zamas dio la vuelta a la situación. Y es que, aunque la fusión otorga un gran poder, es necesario administrarlo bien para triunfar y eso es algo que Vegetto Super Saiyan Blue no supo hacer en esta ocasión.

Vegetto Super Saiyan Blue
Goku y Vegeta no controlaron el consumo de ki al fusionarse en Vegetto Super Saiyan Blue.

Veku

Las fusiones entre Goku y Vegeta son las más esperadas por cualquier fan de Dragon Ball cuando estos guerreros se enfrentan a rivales de alto poder. Pero como ya hemos visto, no siempre han salido bien. Posiblemente, la vez que peor resultado han obtenido nuestros amigos al unir sus cuerpos fuera cuando lo intentaron en la película Fusión. Allí, Goku y Vegeta se vieron las caras con Janemba y tuvieron que fusionarse para tener posibilidades contra él. Por desgracia, Vegeta se confundió en la coreografía de la fusión y la unión dio como resultado a Veku, una versión pequeña y rechoncha de la unión de nuestros héroes. Su nivel de combate era tan bajo que Veku no podía hacer nada más que intentar huir y esconderse de Janemba hasta que el tiempo de la fusión se agotase.

Veku vs. Janemba
Mala idea la de encarar a Janemba siendo siendo Veku el resultado de la fusión.

Hasta aquí nuestro repaso a las fusiones que fracasaron en Dragon Ball. Claro está que hay alguna otra ocasión en la que la técnica de Fusión no salió tan bien como se esperaba y por ello os invitamos a que nos contéis qué fusiones fallidas os llamaron más la atención. Para ello hemos puesto a disposición de todos los fans de la obra de Akira Toriyama una sección de comentarios un poco más abajo dentro de este mismo artículo.

Otros artículos de Dragon Ball que te gustarán

Luis López Zamorano

Fiel seguidor de la palabra del Fox God. Dadme un folio en blanco para escribir y me haréis feliz. Doy la turra con mis pasiones desde hace años por internet. Videojuegos, música, wrestling y Japón como estilo de vida.

Publicaciones relacionadas

Cerrar