Condenados a fugarse

Electronic Arts nos sorprendió en el pasado E3 con una propuesta muy interesante: A Way Out, un título que nos invita a sacar lo mejor de nuestro compañerismo para fugarnos de la cárcel junto a otra persona. Una aventura cooperativa. Cada usuario deberá asumir un papel y colaborar en la medida de lo posible para alcanzar el tan ansiado objetivo de la libertad. De la unión resultará nuestro éxito, pero cuidado, que cada acción que realices estará atentamente vigilada por los trabajadores de prisión que no dudarán en disparar antes de permitir que un recluso eluda la seguridad y ponga en entredicho el buen nombre de esta institución.

14653

En las situaciones difíciles es en donde de verdad se conocen a las personas. Dos individuos que en principio no tienen nada que ver pueden unir sus fuerzas en determinadas circunstancias. Este es el planteamiento de A Way Out, una aventura cooperativa que se nos ofrece desde Electronic Arts para hacernos comprobar hasta qué punto somos capaces de trabajar en equipo. El objetivo: trazar un plan de escape de una prisión y conseguirlo. Para ello tendremos que confiar y compenetrarnos al máximo en otro jugador.

El inicio de un camino en el que no solo encontraremos el camino hacia la libertad, sino que iremos descubriendo más sobre la historia de sus protagonistas. Dos personas que tienen sus propios intereses pero que deben encontrar los puntos en común para conseguir escapar. Escóndete en oscuros túneles, huye a toda velocidad de las fuerzas y cuerpos de seguridad, dispara sin mirar atrás, conviértete en el fugitivo más buscado del estado. Todo está permitido con tal de no volver a quedar encerrado entre las cuatro paredes que suponen el día a día en la cárcel.

Hazeligth dio cuenta de lo que puede ofrecer en el terreno cooperativo con Brothers: A Tale of Two Sons. Ahora, junto a Electronic Arts vuelve a profundizar en este género con A Way Out, un título multijugador que dista mucho de la idea que presentó en aquel título. Si en aquella ocasión se buscaba profundizar en la relación entre dos hermanos, viviremos las aventuras de Vincent y Leo, dos personas que se han conocido en unas circunstancias tan poco agradables como una estancia en prisión. Estos dos individuos han sido condenados por distintos motivos, pero no todo va a ser malo dentro de los muros en la cárcel. Ambos entenderán que si unen sus fuerzas podrán conseguir salir de este lugar de reclusión y volver a disfrutar de la libertad que un día le negó un tribunal.

A partir de aquí, entran los jugadores. Los jugadores deberán elegir quién quieren ser de estos dos personajes y comenzar a trabajar para escapar de prisión. A Way Out se centrará especialmente en la compenetración entre los usuarios y cada uno de ellos tendrá que aportar su granito de arena para conseguir trazar la ruta que los lleve lejos de donde se encuentran. Cada usuario tendrá que asimilar una tarea, motivo por el cual la pantalla del juego se dividirá en dos durante el transcurso de esta aventura. Una buena forma de saber qué está haciendo el otro para proceder a lo que debemos realizar o mejor esperar un poco más.

Porque todo lo que hagamos en A Way Out tendrá relación con lo que está realizando nuestro par. En algunas misiones estaremos en el mismo escenario que el otro jugador, pero más adelante podremos ubicarnos en otros entornos y complementarnos en la distancia. Comunicación y atención, no queda otra para tener éxito en nuestra empresa. En este punto es realmente interesante cómo la libertad de este juego nos permite influir en la actividad de nuestro compañero dentro del título.

Por ejemplo, si el otro jugador está hablando con un grupo de presos en el patio de la prisión, podremos colarnos en esta conversación e interactuar con la situación. La libertad será total y en cualquier momento se podrán intercambiar los papeles. Aunque no todo va a ser planear la escapatoria de la cárcel, en A Way Out también habrá que realizar otras tareas como por ejemplo la lavandería o las labores de cocina.

Mientras estemos dentro de prisión habrá que actuar con el mayor sigilo posible y levantar pocas sospechas en el cuerpo de vigilantes. Aprovechar las noches para conseguir nuestros objetivos o eludir los ojos de la seguridad mientras supuestamente estamos haciendo nuestras tareas dentro de la cárcel. Una vez puesto el pie fuera de la cárcel, el camino continúa.

Aunque el objetivo principal sea escapar de prisión, la aventura en A Way Out seguirá una vez que hayamos alcanzado la libertad. La tranquilidad no será una opción cuando se haya puesto un pie fuera de las rejas que nos tenían encerrados. Habrá que buscar lugares abandonados y lejos de la vista de los policías para ocultarse de aquellos que nos pueden devolver de allí de donde nos costó tanto escapar. Una tarea que no siempre será fácil, por lo que hay que estar preparado para todo, aquí vuelve el componente cooperativo ya que mientras uno de los jugadores conduce, el otro deberá sacar el arma por la ventana y eludir la persecución con una ráfaga de plomo y balas. En estas situaciones se recomienda no mirar mucho la pantalla de nuestro amigo.

En resumen, A Way Out nos planteará diversas situaciones: momentos en los que toque no ser ruidoso, otros donde haya que conducir o disparar, contextos en los que tengamos que pelear, o simplemente poner una lavadora. La cuestión es no perder nuestro objetivo en mente, sea cual sea, y para ello comunicarnos con nuestro compañero para que nos ayuda o proceda con la tarea que pueda ayudarnos en ese momento. Todo ello en una historia que todavía es un misterio y de la que pocos detalles se han revelado hasta el momento.

Lo único que se ha desvelado es que Leo y Vincent harán el papel de dos presidiarios, uno más veterano y otro recién ha ingresado en la cárcel. No se sabe por qué, pero unen sus fuerzas para poder escapar de este lugar. Los intereses de cada uno son muy distintos, pero deberán encontrar los puntos en común que los motive a hacer esta sociedad. Eso sí, Electronic Arts ha prometido que a medida que avancemos en este título iremos conociendo más de ambos y sabiendo qué los ha llevado a unirse. Un nexo que mantendrán incluso fuera de la prisión.

A nivel gráfico, las imágenes presentadas en el E3 nos muestran un título bastante aceptable, más si tenemos en cuenta el potencial del estudio que está desarrollando A Way Out. Los escenarios estarán bien recreados y destacan los diversos elementos que conformarán la prisión, no parece que vaya a ser un mismo escenario con pequeñas variaciones. Aunque falta por ver si de aquí de aquí al estreno de este juego cambia y se mejora aún más este apartado.

El lanzamiento de A Way Out está previsto para principios de 2018, si ningún retraso lo pospone. Además, su llegada está prevista para las principales plataformas: PC, Xbox One y PlayStation 4. Hasta entonces, mejor ir valorando a qué amigo le confiaríamos nuestra libertad.

Hazeligth quiere hacernos volver a jugar con nuestros amigos y lo quiere hacer con una historia original: la fuga de la cárcel. Una historia que todavía es un misterio tendrá que ir siendo desvelada a medida que avanzamos en este juego de forma conjunta con nuestro amigo. Una buena oportunidad para aquellos usuarios que detesten estar rodeados de NPC y colaborar con la IA de un juego. Faltan muchos detalles por conocer en este videojuego, pero los primeros avances nos hacen pensar en una historia que nos va a tener horas y horas frente a la pantalla hasta conseguir el tan difícil objetivo de la libertad.

Juegos Relacionados Si te gusta juega a… Te puede interesar…
The Cave
 

Podremos influir en la historia de nuestro compañero de juego.

Juan Montes

Comunicador y apasionado de los videojuegos de aventuras, rol y plataformas. Crecí junto a un marsupial y blandiendo la llave espada; ahora acompaño a cazarrecompensas, asaltatumbas y luciérnagas con la misma pasión.

Publicaciones relacionadas

Cerrar