Un survival espacial en Oculus Rift

12786

ADR1FT llegó sin hacer mucho ruido a diferencia del dispositivo para el que se ha desarrollado. Hablamos de la realidad virtual y más concretamente de Oculus Rift. El periférico se pone al servicio de este título creado por ThreeOneZero en el que la supervivencia es la clave del éxito en un entorno muy hostil a la par que bello. Aunque también se puede disfrutar en Steam, lo cierto es que gana enteros en vista estereoscópica y promete una jugabilidad totalmente novedosa.

El futuro ha llegado. La realidad virtual empieza a dar sus primeros pasos y sin duda 2016 es el año de su nacimiento, a pesar de que esta tecnología lleva desarrollándose durante años. Aunque de momento es todo un misterio para los usuarios, hemos tenido oportunidad de usar las gafas Oculus Rift con un videojuego que, una vez probado, no podría imaginarse sin este dispositivo. Se trata de ADR1FT, un survival espacial que le saca mucho partido a esta nueva forma de jugar. 

Pero, ¿qué aporta Oculus Rift a este videojuego? Podríamos decir que ADR1FT cambia por completo y consigue crear sensaciones que hasta ahora no hemos sentido con ninguno otro. Y buena parte de culpa es de la realidad virtual. La historia se desarrolla en el espacio, como ya hemos dicho. El jugador se pone en la piel de una astronauta que al despertar se da cuenta que la estación espacial está destruida y descubrirá que es la única superviviente de la catástrofe. Los motivos los tendrá que encontrar poco a poco mientras rescata de entre los restos del naufragio interestelar botellas de oxígeno y otros componentes que deberá usar para sobrevivir.

Y ese es el primer reto que nos plantea ADR1FT. Cada cierto tiempo el protagonista necesitará de estas botellas porque su traje se estropeó tras el accidente. Aquí empieza la lucha contra la ingravidez. Una vez nos ajustamos las gafas Oculus, nuestro mayor rival es la gravedad, o mejor dicho la falta de ella. Hay que destacar que hemos jugado con mando, pero este detalle no implica menor inmersión. Así que hasta que el jugador se acostumbra a los movimientos, avanzar entre tantas partículas sin chocarse se antoja difícil. Con cada golpe se pierde el control y en ocasiones la orientación. Y esto en las condiciones en las que nos encontramos no ayuda mucho. Del mismo modo las botellas flotan de forma inesperada, por lo que en situaciones críticas un paso en falso puede ser el final de nuestro protagonista.

En este sentido, son abrumadoras las sensaciones que transmite un título tan sencillo. Tanto las gafas como el sonido lo convierten en una experiencia totalmente envolvente de la que nos hace partícipes ahora más que nunca. En un principio y hasta que el jugador se acostumbra el dispositivo puede marear, sobre todo por el movimiento del astronauta que tan bien conseguido está. Realmente nos hace creer que estamos en el inestable espacio o en el mejor de los casos que somos Sandra Bullock en Gravity. Porque si algo nos llama la atención es que se puede sentir angustia como le ocurrió a algunos espectadores con la película e incluso sensación de soledad absoluta. Oímos y sentimos la respiración, cada vez más acelerada de la astronauta buscando una bocanada de aire inexistente. Cuando los niveles de oxígeno se agotan, empezará a mover las manos sobre el casco y morirá irremediablemente.

Así que existen puntos de guardado que facilita la progresión, ya que ADR1FT ofrece un escenario aparentemente sin límites (no hemos podido explorarlo entero), porque lejos de los restos de la estación espacial no se encuentran las botellas de oxígeno, por lo que si intentas recrearte lo más seguro es que concluya tu misión. Ciertamente la inmensidad del universo es lo que hace sentir que estás solo frente al peligro y que tendrás que poner todos tus esfuerzos en sobrevivir. 

Toda esta experiencia está apoyada sobre un apartado gráfico sublime y que por desgracia el gameplay no nos permite pararnos mucho para contemplar las vistas que nos regala. Podemos ver la Tierra y todos los detalles de lo que fuera la estación espacial esparcidos por todo el escenario que lo dota de un realismo espectacular. El principal objetivo es arreglar el sistema EVA para no perder el oxígeno y reparar un módulo para poder regresar a casa sano y salvo.



En el catálogo inicial de Oculus Rift, ADR1FT es uno de los títulos mejor valorados porque está ideado para la realidad virtual. El juego gana puntos con esta tecnología ya que aporta una experiencia única y totalmente nueva para los jugadores. Es inevitable hacer gestos habituales con el cuerpo y la cabeza cuando algunos objetos avanzan sin control sobre nuestro campo de visión. Si hay que poner alguna nota negativa diremos que se pueden sentir mareos y angustia hasta que el jugador se acostumbra a los movimientos. Los gráficos son el principal motivo por el que hay que probar al menos una vez en la vida ADR1FT, ya que consigue teletransportarnos a un escenario inalcanzable para la gran parte de la humanidad.

 

 

Juegos Relacionados Si te gusta juega a… Te puede interesar…
No Man's Sky

Eve: Valkyrie


Una película: Gravity

 

Cerrar