Ponle pilas a la linterna

6174

El relato a lo “Stephen King” de Remedy regresará en formato descargable. La oscuridad llamará de nuevo a nuestra puerta, aunque potenciando los momentos de acción y dejando a un lado el argumento.

Alan Wake fue uno de esos juegos que, pese a sus problemas de diseño, dio mucho de qué hablar dentro del sector. Un título que mezclaba grandes cantidades de acción, suspense y una ambientación adulta y tenebrosa. Además, su forma de jugar con la iluminación resultaba realmente innovadora. A pesar del chasco final -tal vez más comercial que otra cosa- los chicos de Remedy se preparan para volver a la carga.

Pero al contrario de lo que podríamos esperar, no encontraremos esta vez un Alan Wake 2 que intente pulir los aspectos que no terminaron de convencer del original. Es decir, plantear una historia más coherente, un desarrollo menos repetitivo y un concepto algo más original. Al contrario, Remedy trabaja en un título descargable que, directamente, cambiará el concepto inicial de la serie.

Y es que American Nightmare será un viraje absoluto hacia territorios más arcades y directos. El juego tendrá historia, sí, pero sus propios responsables ya han avisado de que no será especialmente importante. Nada de buscar la herencia de Max Payne aquí.

El título estará ambientado en un pueblo de Arizona en el que Alan tendrá que enfrentarse a sus propias pesadillas, que estarán sacadas del ficticio show Night Springs. En seguida veremos que Remedy habrá puesto la directa, ofreciendo más enemigos más variados y contundentes y mucha más acción. El intento de resultar sutil de la primera parte desaparecerá, y en su lugar quedará una especie de shooter oscurillo.

De nuevo el uso de la iluminación será importante, valiéndonos de lo primero para derrotar enemigos. Pero otra cosa cambiará también en este sentido. Para que os hagáis una idea, ya no sólo podremos enfrentarnos a los enemigos de esta forma, sino también con todo tipo de armas. El arsenal resultará más variado y rotundo. Lo dicho, Alan Wake se transformará en una serie de acción sin concesiones. Sin demasiadas de ellas, al menos.

De esta manera, Remedy pretende crear un título más acorde con la -a priori- naturaleza de los juegos descargables. Y también contentar a todos aquellos usuarios que en la primera parte se quejaron ante la falta de acción. Pero aún así, los finlandeses no quieren renunciar a la esencia del original. Ya hemos dicho que la secuela no será igual, pero su apariencia y ambientación sí se mantendrán.

Eso sí, los gráficos tendrán un toque más desenfadado, con un acabado más onírico y menos realista que recordará un poco al también descargable Siren Blood Curse. Lo que sí quedará inalterable será la mano maestra de los programadores para crear una iluminación sorprendente. Y es que Alan Wake parece ser precisamente eso, una serie de contrastes, de luces y de sombras. O lo tomas o lo dejas.

Primera impresión. Remedy no se rinde. A pesar de las críticas que recibió la primera parte (no siempre negativas, eso también es verdad), el estudio finlandés recuperará al escritor Alan Wake para un juego descargable. Tendrá más acción, enemigos y balas que antes, pero mantendrá su ambientación llena de misterio.

Publicaciones relacionadas

Cerrar