Asesinos en el Caribe

8542

El Caribe será el lugar donde se ambiente el nuevo Assassin’s Creed. Un juego que promete llegar cargado de novedades. ¿No nos crees? Pues continúa leyendo.

El nuevo Assassin’s Creed es ya toda una realidad que los chicos de Ubisoft han presentado al mundo. Una entrega importante que promete marcar un antes y un después dentro de la franquicia.

Vale, esto es algo habitual, ya se hable de una nueva entrega de esta serie, de FIFA, Call of Duty o cualquier otro juego de carácter anual. Pero en este caso lo decimos cargados de razones. Incluso algunos medios extranjeros no han dudado de definir el proyecto como casi un “spin-off”. No será así, pero en muchos aspectos lo parecerá.

Tal y como se ha visto en los vídeos mostrados hasta el momento, Black Flag será un juego de piratas, aunque no perderá la esencia de los anteriores capítulos. La saga se trasladará al Caribe, donde visitaremos Las Bahamas, Cuba o Jamaica, entre otros muchos lugares. Estaremos en 1715, una época en la que las aventuras eran una constante en el por entonces llamado Nuevo Mundo.

Serán precisamente los piratas quienes se encarguen esta vez de prestar personalidades al juego. Encontraremos a algunos ilustres azotes de los mares, como el capitán Kidd o el propio Barbanegra. La historia quizás no se preste tanto para profundizar en la mitología histórica de una época concreta (como ha venido pasando hasta ahora), pero a cambio sÍ promete ser el Assassin’s Creed más exótico hasta la fecha. Solo por las imágenes publicadas uno se puede dar cuenta de ello.

Pero este entorno caribeño no quiere decir que el juego no vaya a presentar un estilo muy similar al que todos los seguidores conocen. Los barcos, presumiblemente grandes protagonistas en la aventura, nos darán ese toque plataformero tan habitual, además, claro está, de servir de escenario de batallas navales espectaculares como en Assassin's Creed III. Porr su parte, las flamantes selvas isleñas, así como sus poblados, permitirán que nos convirtamos en el asesino fantasma de siempre.

El juego recuperará elementos de la anterior entrega, entre ellos las batallas entre navíos (uno de los mayores reclamos de esta) y la cooperación entre personajes. En esta ocasión los épicos enfrentamientos con barcos enemigos estarán aún más presentes, pero también la exploración.

El mapa del juego promete ser enorme, por lo que pasaremos muchas horas como capitanes solo rodeados por el azul del Pacífico. Por supuesto, seguiremos contando con múltiples posibilidades a la hora de personalizar nuestro barco a medida que avancemos en la aventura. También podremos dar órdenes a la tripulación, organizar abordajes o enfrentarnos a peligros naturales, ya sea en forma de tormentas o incluso de ballenas.

De lo que no cabe duda es de que será la entrega con más acción de todas. Parece que sus responsables tienen intención de que la acción predomine sobre el sigilo, ofreciendo momentos más emocionantes y, para qué engañarnos, cinematográficos. Algo que parece funcionar muy bien en otras sagas, y que posiblemente se popularice poco a poco en esta.

Simplemente hace falta fijarse en algunos de los objetivos que tendremos para darnos cuenta de que algo habrá cambiado. Aquí no habrá tantas intrigas políticas ni complicadas conspiraciones. En su lugar los objetivos pasarán por encontrar tesoros, recorrer oscuras cuevas y luchar contra nuestros auténticos enemigos, los piratas rivales. Todo ello mientras viajamos de una isla a otra por medio del Pacífico. Casi podremos sentir el viento agitando nuestra capucha.

 

 

Si somos aficionados a los juegos de piratas, las similitudes entre estos y Black Flag resultarán evidentes. No solo por su ambientación, sino por lo objetivos y la acción. Muy atrás quedan los días de Jerusalén o Venecia. Habrá hechos históricos, sí, pero mucho menos significativos para la humanidad. Aún así, seguiremos estando en la piel de un asesino, con todo lo que ello conlleva y la coherencia narrativa que supondrá.

Este responderá al nombre de Edward Kenway, el padre de Haytham Kenway, de Assassin’s Creed III. Y por lo visto hasta ahora, promete ser uno de los protagonistas más carismáticos que hayamos tenido que manejar a lo largo de esta prolífera franquicia.

Pero el habitual talento narrativo de los chicos de Ubisoft seguirá estando presente. En este caso de forma contraria a la acostumbrada. Muchos de los personajes que aparecerán en el juego no tendrán un perfil histórico tan claro o definido como hasta ahora, pero eso no importará demasiado. Al contrario, Barbanegra no fue precisamente una figura como Benjamin Franklin o Leonard Da Vinci, por lo que los diseñadores del juego van a tener mucha más licencia para crear personalidades propias.

Desde Ubisoft están intentando abandonar los clichés y hacer que cada personaje cuente con un carácter muy definido. Incluso en algunos momentos, por lo visto, Black Flag mostrará un estilo muy descarado y explícito en distintos sentidos, algo que hasta ahora parecía zona vetada para la serie (y para casi todos los videojuegos, dicho sea de paso).

¿Y qué pasará con el Animus? Eso es algo que todavía desconocemos. De hecho es posiblemente el as en la manga con el que Ubisoft querrá mantener el suspense en torno al juego en los próximos meses. Pero algunas cosas sí se han desvelado. Sabemos que Desmond Miles ya no estará en el juego y será uno de los empleados de la corporación templaria Abstergo quien se encargue de utilizar el Animus. Incluso hay quien se aventura a adelantar que encontraremos muchas novedades de peso en esta parte del juego. Habrá que esperar para saberlo.

Desde Ubisoft también parecen haber escuchado a los fans y replantearse algunas cosas que para muchos no terminaban de cuajar. Por ejemplo, intentarán que todas las misiones tengan una cohesión mayor, y nos darán motivaciones para no descansar hasta haber completado todo al cien por cien.

Primera impresión. Black Flag no será otro Assassin’s Creed más. Por su atractiva ambientación, variedad de situaciones y carácter aventurero promete ser uno de los juegos más emocionantes de toda su historia. A lo que habrá que sumar también muchas islas que explorar, más y mejores posibilidades para las batallas navales, un protagonista bastante distinto a los vistos hasta ahora. Todavía queda tiempo hasta el próximo octubre para conocer más detalles sobre su multijugador o probables mejoras gráficas, pero por el momento la cosa promete mucho. Estamos deseando viajar al Caribe para vivir esta aventura única.

————————————————————————————————————————————-

Juegos relacionados:

Assassin’s Creed, la saga

No te quedes solo en el juego:

Libro: La isla del tesoro de Robert L. Stevenson

Manga: One Piece de Eiichiro Oda

Canción: Una de piratas, de SFDK

Publicaciones relacionadas

Cerrar