Un asesino en las pirámides

Uno de los videojuegos que los usuarios deseaban ver durante el Electronic Entertainment Expo era la nueva entrega de Assassin’s Creed, que finalmente hizo acto de presencia en las conferencias de Microsoft y Ubisoft. Primero para presentarse oficialmente tras la oleada de rumores en las últimas semanas y, en segundo lugar, para ofrecer múltiples detalles de su historia y mecánicas de juego. Así es Assassin’s Creed Origins.

14719

En las semanas previas al Electronic Entertainment Expo, el evento por excelencia de la industria del videojuego, habíamos visto filtrarse todo tipo de informaciones sobre la próxima entrega de la saga Assassin’s Creed. Según estos rumores, la trama se ubicaría en esta ocasión en el antiguo Egipto, donde la navegación adquiriría un papel fundamental no solo para desplazarse por el escenario, sino como vehículo de la acción.

Aunque la fecha no coincidió completamente, la conferencia de Microsoft durante la feria sirvió para confirmar que el videojuego, finalmente titulado Assassin’s Creed Origins, nos llevará efectivamente a Egipto para ponernos en la piel de Bayek, un miembro de la sagrada Orden de los Asesinos que también había visto filtrarse su nombre en los últimos días. Esta vez, a raíz de una camiseta comercializada como parte del merchandising oficial.

El acto de Ubisoft durante el E3, celebrado en el día de ayer, se ocupó de despejar nuevas incógnitas sobre el juego a través de un gameplay que nos permitió ver al personajes principal de la aventura entre pirámides, enfrentándose a algunos de los enemigos que el jugador podrá conocer a partir del 27 de octubre, fecha prevista para el lanzamiento del título PlayStation 4, Xbox One y PC. De momento, te invitamos a leer todo lo que Assassin’s Creed Origins ha revelado hasta el momento, especialmente en el marco de la feria.

La acción nos trasladará al Egipto del año 49 a.C., mucho después de la fecha filtrada originalmente, que situaba la trama en torno al año 1354 a.C.. De este modo podremos navegar, transitar zonas desérticas, poblaciones y incluso caminar entre pirámides, uno de los principales atractivos de la nueva ubicación con la que Ubisoft ha querido sorprender a los seguidores a la franquicia Assassin’s Creed, que desde el próximo 27 de octubre podrán adentrarse en

Precisamente la ambientación de estos entornos jugará un papel fundamental a la hora de situar al jugador en una época como la representada. Los desarrolladores han insistido en que el mundo del videojuego estará más vivo que nunca gracias a una fauna que interactuará con el protagonista de forma constante. De hecho, se ha especulado con que muchos de los animales que aparezcan en pantalla podrán cazarse, como ocurriera en Assassin’s Creed 3 y Black Flag.

El usuario podrán, además, montar en caballo o incluso en camello para desplazarse por el escenario, aunque no será la única manera de moverse por el entorno. La vista de águila, una de las mecánicas más reconocibles de la franquicia, ha sido revisada para esta nueva entrega de la saga. Ya no será un sexto sentido del protagonista, sino un águila real, de carne y hueso, de la que podremos tomar el control en el momento oportuno.

De este modo, el jugador estará en disposición de sobrevolar zonas inaccesibles para el personaje y marcar a los enemigos al más puro estilo de los drones de Watch Dogs 2, también desarrollado por los chicos del estudio francés. Es una de las mecánicas sobre las que más ha incidido el gameplay que hemos podido ver en el E3, que ha destacado la necesidad de utilizar el águila en cuestión para facilitar la acción posterior del protagonista.

Nos ha llamado también la atención el armamento, más primitivo que nunca antes en la saga dada la época en la que se ambienta el juego, el Antiguo Egipto. En lugar de recurrir a armas de fuego, el protagonista deberá hacer frente a cualquier amenaza con el arco y las flechas. No obstante, tal y como se ha mostrado durante la feria de Los Ángeles, cabrá recurrir también al tradicional cuerpo a cuerpo, otra de las señas de identidad de la franquicia que no desaparecerá en Origins.

Aunque por el momento no se ha confirmado oficialmente, Ubisoft ha dejado caer que esta nueva entrega constará de dos protagonistas. Uno de ellos es Bayek, el que hemos podido ver hasta ahora en los diferentes materiales promocionales. Sin embargo, la identidad del segundo sigue siendo una incógnita dada que esa parece ser la intención de la compañía, que buscará sorprender a los jugadores con un personaje inesperado.

En cualquier caso, las últimas pistas parecen apuntar a Amunet, a la que hacía referencia una misión de Assassin’s Creed 2. En un momento del juego averiguábamos que la asesina puso fin a la vida de Cleopatra en una fecha que perfectamente podría coincidir con la del videojuego presentado por Ubisoft durante el E3. De este modo, contaríamos con un protagonismo dual que, posiblemente, nos haría combinar a estos dos personajes durante la aventura.

El gameplay de Assassin’s Creed Origins ha dejado también patente la importancia de la verticalidad, que volverá a convertirse en uno de los aspectos clave de juego. Además de escalar y recorrer diferentes construcciones por encima, Bayek también será capaz de trepar por los árboles y moverse fluidamente por el escenario para abordar las diferentes misiones de la mejor manera posible. Por otra parte, el componente RPG se acentuará mucho más que en anteriores entregas de la saga.

Conforme el protagonista vaya obteniendo experiencia irá ascendiendo de nivel, dándole acceso a un árbol de habilidades en el que podrá progresar a medida que avance el juego. De este modo, cada jugador será capaz de definir su propia experiencia al incidir sobre aquellas habilidades con las que se sienta más cómodo y no fomentar, al mismo tiempo, esas que se no logren adecuarse a su forma de jugar.

En lo referente al combate, es obvio que Ubisoft ha tomado nota y ha decidido modificar, por fin, el modo en que los enemigos abordarán al protagonista. El sistema de combate parece haberse renovado por completo, dado que los objetivos ya no atacarán al jugador por turnos, tal y como habíamos visto a lo largo de la franquicia. De esta forma, estas fases se desarrollarán de una manera más natural e imprevisible, precisamente lo que demandaba la comunidad de usuarios de Assassin’s Creed.

Javier Castillo

Tras semanas de filtraciones y un sinfín de especulaciones, Ubisoft ha aprovechado el Electronic Entertainment Expo para proporcionar los primeros detalles oficiales de Assassin’s Creed Origins, la nueva aventura de la franquicia. En esta ocasión, la acción se trasladará al Antiguo Egipto, donde Bayek deberá enfrentarse una peligrosa misión entre fastuosas pirámides, poblaciones y zonas desérticas propias del país africano. No obstante, podríamos contar con una segunda protagonista ya referenciada en Assassin’s Creed 2.

Nos referimos a Amunet, cuya participación aún no se ha confirmado de forma oficial. En cualquier caso, tanto ella como Bayek deberán hacer uso de armas propias de la época, como arcos y el habitual combate cuerpo a cuerpo, para enfrentarse a unos enemigos que ya no atacarán por turnos. Si a ello le sumamos la navegación, una creciente fauna, la verticalidad de los escenarios y la renovada vista de águila, que se ha transformado en un águila de carne y hueso, podríamos estar ante la entrega de Assassin’s Creed más completa hasta la fecha. No obstante, tendremos que esperar hasta el 27 de octubre para comprobarlo.

Juegos Relacionados Si te gusta juega a… Te puede interesar…
Assassin's Creed: The Ezio Collection
Assassin's Creed Syndicate
 

La vista de águila se ha renovado por completo en esta nueva entrega.

Publicaciones relacionadas

Cerrar