Venganza desatada

6009

Mucha mitología asiática, un ritmo tremendo y toneladas de acción serán las cartas de presentación de uno de los juegos más cañeros de Capcom. Nosotros ya lo hemos probado.

En dos ocasiones hemos tenido ocasión de probar Asura’s Wrath, y en ambas la impresión que nos ha causado ha sido la misma: se trata de un título trepidante y con un sabor muy, pero que muy japonés. De hecho, nada más ponernos al mando del título la sensación que genera es precisamente esa, la de estar presenciando un anime en estado puro. Pero ¿qué podemos esperar realmente de esta prometedora aventura de acción?

Juego de dioses

Lo primero que destacará del juego será su historia. Lejos de conformarse con ofrecer una excusa barata para ponernos a repartir leña a diestro y siniestro, en Asura’s Wrath el argumento cobrará una importancia enorme. Basado en ancestrales leyendas hinduistas, el título nos pondrá en la piel de una deidad (los Asuras son algo así como dioses para los practicantes de esta religión) que ha sido traicionada por sus demás iguales, envidiosos de su poder. Sí, un poco en la línea del God of War de Sony. El caso es que nuestro personaje será engañado y desterrado a la Tierra, lejos del mundo al que pertenece y en el que gobernaba felizmente. Siglos después, Asura despertará, y entonces se dará cuenta de que los demás dioses han ocupado tiránicamente su lugar. Para colmo, estos han secuestrado a su hija. A partir de ese momento nuestra rabia irá en aumento para, al más puro estilo Kratos, llevar a cabo una venganza de proporciones empíreas.

La llamada del combate

Las similitudes con God of War (o Ninja Gaiden, o Devil May Cry…) no terminarán ahí. El título estará dominado por la acción, y para derrotar a los numerosos enemigos tendremos que hacer uso de todo tipo de habilidades. El control, por lo visto hasta el momento, promete ser muy rápido, y nos permitirá llevar a cabo golpes de distinta intensidad, saltar, fijar un objetivo entre nuestros rivales, etc.

Pero si algo nos ha llamado la atención de los combates de Asura’s Wrath ha sido la lucha contra otros dioses. Estas se desarrollarán de forma especial, y estarán basadas en secuencias de botones. Aunque estas no resultarán demasiado exigentes, lo cierto es que tendremos que tener buenos reflejos para pulsar el botón oportuno en el momento en el que se nos pida. También habrá que tener bastante precisión a la hora de devolverles sus propios ataques a los enemigos, por ejemplo. El caso es que con todas estas mecánicas Capcom pretende hacer que el juego tenga un ritmo endiablado, y parece que lo va a conseguir con creces.

A ritmo de anime

Pero hasta aquí, bien pensado, no hay nada que no nos haga pensar en otros títulos de acción, ya citados anteriormente. Donde Asura’s Wrath promete marcar la diferencia con el resto será precisamente en su apartado visual. Este será igualito al de una serie de dibujos animados japonesa. Por su espectacularidad, su cuidado nivel artístico, el diseño de sus protagonistas, los efectos, etc. De hecho, esto es algo que desde Capcom quieren potenciar al máximo. El juego lo demostrará con las continuas escenas cinemáticas que encontraremos a lo largo del mismo.

Es más, las intenciones de la compañía japonesa no pueden estar más claras: le han encargado el desarrollo del juego al estudio Cyber Connect 2, que para quienes no lo sepan han sido los encargados de programar varias entregas de Naruto.

Curiosamente, Asura’s Wrath no tendrá, en principio, el carácter progresivo de la mayoría de las aventuras de acción actuales. Pero eso no quita que se esconda un as en la manga. Durante el juego, cada vez que recibamos golpes, aumentará una especie de “barra de ira”. ¿Y qué conseguiremos con ello? Pues que al completarla podremos desencadenar ataques mucho más poderosos y destructivos de lo habitual. Sin duda, algo de vital importancia al vernos las caras con los jefes finales.

En cierta medida, es indudable que Asura’s Wrath será un título que seguirá lo visto en series como God of War o Ninja Gaiden; pero aún así lo nuevo de Capcom tendrá su propio estilo. Empezando por un impresionante aspecto gráfico, de estética de anime, moderno y de calidad. Sinceramente, nos ha llamado la atención el diseño artístico de los enemigos y sus frecuentes -tal vez demasiado- escenas de cine. Y también destacables resultarán sus combates, intensos y repletos de secuencias de botones.

¿Estará finalmente este trepidante lanzamiento a la altura de los grandes del género? Aún es pronto para saberlo, pero mucho nos extrañaría, por lo visto hasta el momento, que no estuviésemos ante uno de los primeros títulos importantes de 2012.

Publicaciones relacionadas

Cerrar