Guerra universal

La saga Call of Duty cumple otro año y con él llega su nueva entrega. Infinite Warfare busca romper la monotonía en la que se había instalado la franquicia con el mayor salto de su historia: al espacio. El nuevo videojuego de Infinity Ward quiere romper moldes con su multijugador y hoy te contamos todo lo que se sabe sobre él.

13679

Los shooters de corte bélico se han instalado en la industria del videojuego como un producto anual que siempre trata de ofrecer una nueva ambientación en una jugabilidad casi siempre intacta. Es por ello que es muy interesante ver cómo las grandes compañías se arriesgan a hacer algo diferente para desmarcarse de la competencia y ser el título más exitoso del año. Este año hay una nueva batalla entre Call of Duty y Battlefield y los dos contendientes han arriesgado.

Han arriesgado y lo han hecho de formas diametralmente opuestas: DICE ha llevado su saga al pasado, a la Primera Guerra Mundial; Infinity Ward la ha llevado al futuro, al espacio exterior en algunas de sus vertientes jugables. Y es que la compañía americana ha querido dar un giro de tuerca a la saga de Activision para volver a sorprender a los jugadores. Hoy, sin embargo, no hablaremos de la campaña, sino que nos centraremos en las modalidades multijugador.

Pese a las promesas sobre una jugabilidad diferente, lo que realmente sabemos sobre la vertiente online de Call of Duty: Infinite Warfare es muy poco. El título contará, de lanzamiento, con un total de 12 mapas de distintos tamaños y formas, una cifra cercana a lo habitual en la franquicia. Asimismo habrá un gran aliciente para quienes decidan reservar el juego, pues se llevarán de forma gratuita el mapa Terminal, que vuelve a Infinite Warfare tras su éxito en Modern Warfare 2 totalmente remodelado y trasladado a la ambientación espacial.

La personalización de nuestro estilo de juego será la gran baza del multijugador de Infinite Warfare. Y es que tendremos a nuestra disposición decenas de armas. Esto no es nuevo, por supuesto, pero sí lo es poder personalizarlas en múltiples aspectos. Tan profunda será la customización de nuestro armamento que la selección de unos u otros elementos potenciará o debilitará nuestra forma de jugar preferida.

A todo ello cabe añadir la inclusión de los módulos de combate, lo que vendrían a ser las clases. Tendremos seis en total y definirán por completo nuestra forma de jugar. Algunos de ellos con Guerrero (para un estilo de juego directo y ofensivo), Mercenario (más de apoyo) o FTL (que permitirá una máxima movilidad).

Cada módulo nos dará la oportunidad de seleccionar cargas y rasgos, que son habilidades exclusivas que nos ayudarán todavía más a definir nuestro modo de juego. Por ejemplo, podemos seleccionar habilidades que hagan que nuestras balas reboten para alcanzar a enemigos tras coberturas o que no reinicien las rachas de bajas al morir, aunque nos cueste más puntos conseguirlas.

Tendremos un variado arsenal de armas a nuestra disposición, pero el salto al espacio no es meramente estético. Y es que una de las novedades serán las armas láser, como los rifles. Gracias a ellas podremos atravesar coberturas poco gruesas, lo que fomentará una jugabilidad mucho más dinámica y en constante movimiento. El francotirador ya no estará tan a salvo agazapado tras una cobertura y, además, deberá afinar más la puntería, pues desde Infinity Wars aseguran que será más importante que nunca dar en la cabeza para hacer daño y lograr una muerte instantánea.

Las modalidades de juego no pretenden dar un vuelvo completo a la clásica experiencia Call of Duty, lo que será un alivio para los fans. No obstante, la temática espacial abrirá las puertas a un modo obvio pero no por ello menos esperado: las batallas espaciales. Tomando como referencia algunos de los grandes éxitos del género de los últimos años como Star Wars: Battlefront, Infinite Warfare nos permitirá tomar el mando de una nave espacial y luchar a muerte contra las naves enemigas en una modalidad que promete ser extremadamente divertida y espectacular en el espacio exterior.

Pero más allá del modo multijugador clásico, Infinite Warfare también rescatará una de las características más queridas de la franquicia: el modo zombis. Este año recibirá el nombre de Zombies in Spaceland y llegará con una sorprendente ambientación. Y es que en el modo zombis de este año volveremos a la Tierra, pero a nuestro planeta en los años 80.

En él podremos controlar a uno de cuatro personajes disponibles, cada cual más loco que el anterior. Los personajes son aspirantes a protagonizar una película de un famoso director venido a menos. Cuando lleguen a la prueba se darán cuenta de que ya han sido seleccionados y que son los personajes de una película de zombis que irán apareciendo en oleadas y tratando de acabar con nuestra vida.

Por si todo ello fuera poco recuerda que los compradores de la Legacy Edition de Infinite Warfare también tendrán a su disposición la esperada remasterización de Call of Duty 4: Modern Warfare, que no solo nos dejará volver a revivir su campaña, sino que pondrá a nuestro alcance diez mapas de los que nos engancharon en su momento para el lanzamiento del título. Asimismo, Activision ha confirmado que en diciembre llegarán otros seis mapas de forma completamente gratuita.

Muchas de las novedades de la parte multijugador de Infinite Warfare podrán ser probadas abiertamente en la beta abierta del videojuego, que llegará a PlayStation 4 el 14 de octubre y a Xbox One el 21 del mismo mes. Recuerda que Call of Duty: Infinite Warfare saldrá a la venta el 4 de noviembre en estas dos plataformas y en PC.

Joel Castillo

Infinity Ward quiere revolucionar la fórmula jugable de Call of Duty con Infinite Warfare, que nos llevará al espacio exterior y nos propondrá una personalización nunca antes vista hasta estos límites. Asimismo, el videojuego tratará de hacerse fuerte en sus modalidades clásicas y también en la batalla espacial de naves, que será novedad de esta nueva entrega. Finalmente, un sorprendente y atractivo modo zombis también estará presente en Infinite Warfare.

Juan Montes

Comunicador y apasionado de los videojuegos de aventuras, rol y plataformas. Crecí junto a un marsupial y blandiendo la llave espada; ahora acompaño a cazarrecompensas, asaltatumbas y luciérnagas con la misma pasión.
Cerrar