Comparativa Battlefield 3- Call of Duty Modern Warfare 3

5983

Dicen que las comparaciones son odiosas, pero no siempre es así. En el mundo de los videojuegos, de hecho, han significado mucho. No sólo por la vidilla que han dado a los aficionados de todas las generaciones, sino también por lo que han ayudado a que las compañías aspiraran a superarse mutuamente. Con la comparación ha nacido la exigencia, en muchos casos. Ejemplos los hay de todo tipo: Sonic y Mario, FIFA y Pro Evolution Soccer, SEGA y Nintendo, Sony y Microsoft, Gran Turismo y Forza

Y está claro que este final de año hablar de rivalidad es hacerlo de dos títulos en concreto: Call of Duty Modern Warfare 3 y Battlefield 3. Dos juegos cuyas altas expectativas incluso han enmudecido a los anualmente divididos aficionados al fútbol. Más aún desde que Activision se adelantara en el marcador 1-0 tras el pinchazo del apresuradamente resucitado Medal of Honor.

El caso es que aunque ambos títulos formarán parte del mismo género, esto no querrá decir que sean del todo iguales. Para empezar, Modern Warfare 3 seguirá apostando por la espectacularidad y por un desarrollo muy peliculero. En el caso de Battlefield, esto terminó -por ahora- con Bad Company 2. DICE se decantará esta vez por un estilo más realista, sin clichés cinematográficos de ningún tipo. Además, mientras Call of Duty sigue siendo una serie anual, Battlefield no. Ni lo será en el futuro, según han repetido hasta la saciedad tanto DICE como la propia EA. Esto, no obstante, no tiene por qué significar algo positivo o negativo. Más tiempo de desarrollo no siempre es sinónimo de más calidad.

En cualquier caso, Modern Warfare 3 volverá a afilar las armas que mejor conoce: un ritmo trepidante y una contundencia visual fuera de toda duda. Características que, por lo que hemos visto hasta el momento, alcanzarán un nuevo nivel este año. Durante su campaña individual, que no dará un segundo de descanso, visitaremos países de todo el mundo mientras nos enfrentamos de nuevo a una invasión rusa planetaria. Pelearemos en la piel de distintos soldados mientras recorremos Alemania, Estados Unidos, Inglaterra, Francia… y muchos lugares más. Variedad y calidad por encima de todo.

Por su parte, Battlefield 3, cuya historia está siendo cautelosamente guardada por sus responsables, apostará por otros atractivos. Es cierto que su desarrollo también nos llevará alrededor del mundo, pero las misiones que formarán su historia tirarán por otros derroteros. Principalmente porque no estarán especialmente scriptadas. O lo que es lo mismo, el juego, aunque lineal, contará con escenarios abiertos, grandes refriegas, aliados y enemigos que caen en mitad de explosiones incesantes… Mientras que Activision seguirá mirándonos de cerca a nosotros, el jugador, EA ofrecerá una guerra en la que seremos uno más en mitad del caos.

Por otro lado, Battlefield 3 se guarda un as en la manga: el Frostbite 2.0. El nuevo motor gráfico de DICE cuyos efectos de iluminación, grado de destrucción de los escenarios y texturas hacen pensar en la próxima generación de consolas. Pero esto también ha resultado ser un arma de doble filo, teniendo en cuenta que las versiones para consolas del título amenazan con no estar a la altura de la de PC. Algo que, por otra parte, resulta lógico a estas alturas. La propia DICE lo ha reconocido al admitir que no estarían esforzándose lo suficiente si el juego se viese igual en ordenadores que en PlayStation 3 y Xbox 360.

Al margen de todo esto, no nos cabe duda de que muchos usuarios se decantarán por uno u otro juego (al menos quienes no lo hayan hecho ya) teniendo en cuenta sus modos multijugador. Un aspecto que no va a estar poco reñido precisamente. Por un lado, resulta indudable lo bien que le lleva funcionado a Call of Duty en los últimos años, pero por el otro DICE también ha dado muestras de saber lo que se hace en este sentido. No en vano el multijugador, a cargo de este equipo, era lo más destacado de Medal of Honor.

Según se ha confirmado hasta el momento, Battlefield 3 permitirá partidas de sesenta y cuatro usuarios en PC (veinticuatro en consolas) por los treinta y dos de Modern Warfare 3. Además, el primero tendrá tres modos competitivos así como uno cooperativo, en los cuales podremos elegir entre cinco clases de soldados y usar vehículos diferentes; el segundo, a su vez, utilizará de nuevo su conocido sistema personalizado, que nos permitirá elegir entre armas, equipo, accesorios, etc. Sólo una cosa es casi segura: ambas comunidades prometes ser de locura.

En resumen, y mientras esperamos a que pasen las escasas semanas que faltan hasta la llegada a las tiendas de ambos juegos, sólo podemos decir una cosa: tanto Call of Duty como Battlefield 3 tienen pinta de ser dos de los mejores juegos de acción del año. Ahora sólo nos queda ver los pequeños detalles que serán los que determinen cuál de los dos termina llevándose el gato al agua y permaneciendo más tiempo dentro de nuestras consolas. La guerra no ha hecho más que empezar.

Publicaciones relacionadas

Cerrar