Impresiones de la beta de Call of Duty: WWII – De vuelta a las trincheras

El próximo 3 de noviembre llegará a las tiendas la nueva y esperada entrega de Call of Duty, que nos trasladará a un conflicto tan relevante en la historia de la humanidad como la Segunda Guerra Mundial. Como siempre, el jugador tendrá a su disposición una campaña individual con la explotar las posibilidades narrativas del conflicto. Sin embargo, Sledgehammer Games no se ha olvidado de la vertiente multijugador, la más popular de la franquicia bélica por excelencia.

Precisamente esa modalidad es la que ha querido explorar la beta privada que, desde el 25 al 28 de agosto, estuvo disponible en la consola de actual generación de Sony. No obstante, entre el 1 y el 4 de septiembre volverá a habilitarse una beta que también podrán disfrutar los usuarios de Xbox One que se hayan hecho con el juego de manera anticipada. De igual manera, los jugadores de PlayStation 4 que cumplan este requisito podrán volver a adentrarse en el modo online.

Por el momento, y tras sumergirnos durante horas en el multijugador de Call of Duty: WWII, estamos en disposición de brindarte nuestras impresiones del videojuego, que ha querido mantener la esencia de la saga a la vez que ha incorporado alguna que otra novedad que también explicaremos detalladamente a continuación. ¿Preparado para defender Europa de la opresión en esta nueva entrega de la franquicia Call of Duty para consolas y PC?

La beta privada de PlayStation 4 nos ha permitido acercarnos en la modalidad online de Call of Duty: WWII mediante un primer vistazo a sus opciones jugables. En primer lugar el usuario debe escoger la clase entre las cinco disponibles en el menú inicial: la División de Infantería, la Expedicionaria, la Aerotransportada, la de Montaña y la Blindada. Como en entregas anteriores, cada una de ellas hará uso de diferente tipo de armamento que se adapte a las necesidades de su pelotón.

Si el jugador opta por la Infantería tendrá a su disposición un rifle con el que sumergirse en la acción, mientras la División Expedicionaria proporcionará una potentes escopeta con cartuchos incendiarios y granadas tácticas con las que sorprender a los enemigos en la lucha cuerpo a cuerpo. Por su parte, la Aerotransportada o de despliegue rápido permite abordar a los rivales con subfusiles ligeros fácilmente manipulables por los paracaidistas del escuadrón.

La División de Montaña dispone, en lugar de armas de alcance corto, de precisos francotiradores con los que atacar desde la distancia sin ser visto. Sin duda, la opción más adecuada para los amantes del sigilo que prefieran vivir el conflicto desde una cierta distancia de seguridad. Finalmente, la Blindada pone a disposición del jugador una serie de ametralladoras ligeras y explosivos con los que enfrentarse a cualquier enemigo con las máximas garantías.

Tras configurar el aspecto de nuestro personaje, para el que podemos escoger diferentes rostros y otras opciones de personalización, llega el momento de echar un vistazo a los diferentes modos de juego, que se desarrollarán en diferentes escenarios. Pese a que el juego final dispondrá de una mayor variedad, esta beta nos presenta una selección de tres mapas. El primer es el Bosque de las Ardenas, donde el usuario debe combatir entre árboles helados y ruinas que albergarán una intensa batalla.

También se encuentra disponible el mapa de Gibraltar, que permite transitar escarpados barrancos mientras nos refugiamos en un bastión fortificado que sirve tanto como refugio como lugar donde albergar la acción. Finalmente, este primer contacto a través de la beta privada de PlayStation 4 nos invita a conocer Pointe du Hoc, una serie de búnkeres alemanes conectados entre sí en lo alto de los acantilados que dan nombre al escenario. Como habrás imaginado, se trata de la mejor opción para los aficionados al cuerpo a cuerpo en la estrechez de las trincheras.

Mapas al margen, el usuario tiene la posibilidad de elegir entre diferentes modalidades de juego, como el clásico Duelo por equipos, que permite enfrentarse a dos grupos de usuarios en batallas que se decidirán simplemente por el número de muertes totales. Mientras tanto, los modos Dominio y Punto caliente proponen capturar y mantener posiciones o “puntos calientes” para conseguir la victoria. Acabar con los enemigos se convertirá, por tanto, en el medio y no en el objetivo final.

También disponemos de una modalidad llamada Foso, que cuenta con una rotación de los modos MJ más populares, aunque es el modo Guerra el que se ha reunido una mayor cantidad de miradas durante la beta con la encarnizada batalla entre el Eje y los Aliados en el pueblo francés de St. Lo. Se trata de un nuevo modo de juego, inédito en la saga Call of Duty, que se presenta como la mayor novedad en lo concerniente a la vertiente online de esta nueva entrega. Esta opción de juego vuelve a enfrentar a dos equipos aunque con una serie de objetivos que se suceden progresivamente.

Un equipo debe empezar protegiendo una zona mientras el rival trata de invadirla. Si los segundos alcanzan su propósito, el juego dará inicio a los siguientes retos, que van desde la protección de un tanque mientras avanza por las calles hasta la construcción de un puente con el que avanzar en el escenario. Conforme se vayan cumpliendo los objetivos se irán desbloqueando nuevos hasta que se realice el último o, en caso contrario, hasta que el crono llegue a cero sin haberlo logrado.

En cuento a la jugabilidad, no hemos encontrado diferencias de peso respecto a entregas anteriores de la saga más allá del retorno a mecánicas más clásicas propias del conflicto bélico que se reproduce. De este modo, han desaparecido movimientos como los saltos prolongados mediante el jetpack de Call of Duty: Infinite Warfare y otras opciones que no tendrían cabida en la Segunda Guerra Mundial. Más allá de esto, el manejo del personaje continúa siendo fluido y la utilización de cualquiera de las armas vuelve a ser intuitiva y absolutamente fluida.

Respecto al apartado gráfico cabe destacar que, aunque no sorprende a la vista, cumple con su propósito. En cualquier caso, deberemos esperar hasta el lanzamiento oficial para acercarnos al resultado final, que podría variar ligeramente de lo mostrado en la presente beta. Por su parte, los excepcionales efectos sonoros se convierten en los protagonistas al introducirnos en un entorno realista donde los disparos, las explosiones y los gritos de nuestros compañeros de pelotón confeccionan una experiencia a la altura de lo esperado.

Javier Castillo

Aunque solo hemos podido acercarnos a la modalidad online de Call of Duty: WWII, ha sido suficiente para comprobar que el trabajo de Sledgehammer Games marcha por buen camino. Esta beta privada para PlayStation 4 nos he permitido introducirnos en hasta tres mapas y en diferentes modalidades de juego que han alcanzado el culmen con el modo Guerra, una de las novedades más esperadas por los incondicionales de la saga bélica, que por fin podrán sumergirse en una opción jugable inédita en la franquicia.

Aunando lo mejor de algunos de los modos más populares, esta modalidad puede convertirse en una de las opciones más exitosas ente la comunidad de usuarios, que en próximo mes de noviembre podrá sumergirse definitivamente en la Segunda Guerra Mundial a través de un videojuego que, pese a introducir algunos cambios, continúa siendo fiel a todos los elementos que han convertido a Call of Duty en una de las series más queridas entre los jugadores de consola y PC. ¿Cumplirá este nuevo título con lo esperado? Deberemos aguardar unos meses para confirmarlo.

Juegos Relacionados Si te gusta juega a… Te puede interesar…
Call of Duty: Infinite Warfare
 
 
Uno de los mapas traslada la acción a Gibraltar.

Cerrar