Los Aliados contra el Eje

Si hasta hace un tiempo la mayoría de shooters bélicos decidían apostar por una escena más futurista, en la que la tecnología avanzada, primaba en el uso de las armas; y podíamos utilizar todo tipo de drones, parece que ahora las grandes compañías han decidido escuchar a esa parte de la comunidad de jugadores que les pedía una vuelta a su esencia. Y esto nos lleva a la nueva entrega de Call of Duty, que después de esas batallas en la estratosfera que pudimos disfrutar con Infinite Warfare, ha decidido recuperar un periodo muy conocido en los shooters; la Segunda Guerra Mundial.

14736

Desde que se anunció Call of Duty: WWII a finales de abril, muchos fueron los fans que aplaudieron con sumo gusto la decisión de Activision de recuperar lo que para muchos es la esencia de la saga Call of Duty. Ya que, a pesar de las buenas ventas que la compañía responsable de estos shooters en primera persona había logrado con sus últimos títulos, gran parte de la comunidad de jugadores decía sentirse decepcionada por la decisión de adaptar las últimas entregas de la saga a una futura guerra tecnológica, donde los países daban paso a un enfrentamiento entre compañías multinacionales.

Por eso, tras el gran salto en el tiempo que habíamos dado con Call of Duty: Infinite Warfare, que nos proponía todo tipo de enfrentamientos en el espacio, y daba una gran importancia a los exoesqueletos y a las armas más avanzadas del mercado, han sido muchos los que han acogido con nostalgia ese retorno de Activision a sus raíces. No obstante, este nuevo Call of Duty no destacará únicamente porque vuelva a presentarnos uno de los periodos bélicos más importantes de la humanidad. Call of Duty: WWII destaca también por todas las novedades que introducirá en la saga, y que significarán que no estaremos ante algo anteriormente visto, pero con mejores gráficos.

Poco a poco vamos conociendo más detalles del nuevo juego de Activision desarrollado por Sledgehammer Games, Call of Duty: WWII. En esta ocasión, la franquicia Call of Duty ha optado por regresar a sus orígenes, dejando atrás el divertido experimento futurista que fue Call of Duty: Infinite Warfare, y regresando a un periodo que la franquicia conoce bastante bien; la Segunda Guerra Mundial. Sin embargo, para evitar dejar cualquier detalle al azar, Sledgehammer ha decidido apostar por el máximo realismo posible, dejándonos una entrega que hará las delicias de todos los fans.

Además, los encargados de este nuevo rumbo de la franquicia no solo han decidido recuperar todo tipo de armas clásicas y escenarios de lo más conocidos para que podamos disfrutar de un modo multijugador con unas batallas de lo más intensas; sino que, además, Call of Duty: WWII contará con un modo historia a la altura de las expectativas. Porque la colaboración de Sledgehammer Games con distintos expertos de la Segunda Guerra Mundial no ha servido sino para ofrecer una experiencia de juego de lo más completa. Ya que nos permitirá descubrir acontecimientos batallas históricas, entre los que destacan la batalla de Normandía, la batalla de París, e incluso la Operación Cobra. Una serie de enfrentamientos que gracias al detalle y a la precisión de Sledgehammer, ofrecerán uno de los mejores modos campaña que hayamos podido ver en un shooter de este estilo.

Entrando más en este modo historia, que hemos podido descubrir más a fondo gracias al E3 de este año, todo es tan grande como parece. La sensación de estar dentro de uno de los mayores conflictos del siglo pasado está recreada de tal forma, que el modo campaña no se ve como un simple camino por raíles. Al contrario, da la sensación de estar dentro del juego, gracias a unos personajes y a una forma de narrar el conflicto, que parecen sacados directamente de una película. Además, a esto hay que sumarle varios puntos importantes. Por una parte, el hecho de que la campaña de Call of Duty: WWII no consista solo en disparar y acabar con nuestros enemigos, sino que intercalará momentos de tensión máxima, que en distintas ocasiones habrá que resolver mediante QTEs y que nos llevarán a la confusión de si realmente se trata de cinemáticas, o del propio juego.

Por otro lado, al menos durante el modo campaña, nos encontraremos ante un problema que parece pasarse por alto en la mayoría de shooters de este estilo. La salud. Porque si hasta ahora contábamos con la ventaja de sanar con tan solo ocultarnos durante un breve periodo de tiempo, en esta ocasión habrá que estar pendiente de nuestro indicador de saludo que no solo no se rellenará de forma automática, sino que precisará de botiquines para ello. Y aquí es donde entran nuestros compañeros, que serán los encargados de suministrarnos estos botiquines con los que curarnos.

En cuanto al modo multijugador, de nuevo nos encontramos ante otro importante cambio. Porque si hasta ahora estábamos acostumbrados a ser nosotros quienes decidiésemos cómo crear nuestro personaje, en función de las habilidades y clases de las que quisiéramos dotarle, en Call of Duty: WWII se nos impondrán cinco divisiones distintas, cada una con sus pros y sus contras.

Por una parte encontramos a los paracaidistas, una clase muy ágil; la infantería, capaz de cargar cuerpo a cuerpo con una bayoneta, la fuerza expedicionaria, encargada de llevar armas con munición incendiaria; los montañeros, con una gran potencia de fuego a largas distancias; y los acorazados, que como su nombre indica, se centrarán en mantener la posición. No obstante, a pesar de que estas divisiones serán inamovibles, sí que podremos escoger de qué manera armar a nuestro soldado. Ya que dispondremos de un gran arsenal de lo más variado, y de una serie de habilidades, exclusivas de cada división que podremos seleccionar a nuestro gusto.

Además, aunque del modo campaña ya se ha anunciado que solo podremos participar con el bando Aliado, en el modo multijugador tanto el Eje como los Aliados estarán disponibles. En cuanto a las distintas opciones que ofrecerá este modo online, encontramos duelo por equipos, dominio, guerra y cuarteles. Siendo el más destacable el modo guerra. Que demostrará todas las opciones tácticas que arroja este nuevo título, ya que no se centrará únicamente en eliminar a nuestros enemigos. Sino que nos irá imponiendo distintos tipos de objetivos que tendremos que llevar a cabo decidiendo quién de nuestro equipo se queda a defender, quién llevará a cabo un enfrentamiento más agresivo, quién será el encargado de permanecer, por ejemplo, construyendo un puente…

Y a todo esto se le sumará un modo Zombies del que aún no se tienen demasiados detalles, pero que promete estar a la altura del resto del juego. Y dejando este intrincado modo aparte, lo que sí nos ha dejado apreciar Call of Duty: WWII en cada uno de sus tráilers e imágenes, es la dureza del juego, que destacará por la posibilidad de poder acabar con la vida de nuestro enemigo haciendo uso de todo tipo de armas, como los lanzallamas o las palas para cavar trincheras; que desembocarán en uno de los títulos más sangrientos de la franquicia.

Por último, de momento el juego ya ha anunciado su periodo de beta cerrada; que se dividirá en dos fines de semana, siendo el de los días 25 al 28 de agosto, exclusiva para los jugadores de PlayStation 4, mientras que la que se celebrará del 1 al 4 de septiembre será apta tanto para los jugadores de PlayStation 4, como para aquellos de Xbox One. No obstante, ambas comunidades deberán haber reservado el juego anteriormente para poder participar en estas primeras pruebas. 

Hugo Muñoz

Hasta ahora, los shooters de este estilo no destacaban especialmente por sus modos campaña. De hecho, hay muchos ejemplos en los que la compañía responsable del título decidía obviar ese punto, y nos dejaba con un juego que destacaría solo por su modo multijugador. Y este es uno de los principales problemas que Sledgehammer quiere reparar con Call of Duty: WWII. Algo para lo que ha contado con la ayuda de expertos de este enfrentamiento, que han hecho que el juego sea mucho más realista.

Por otra parte, si bien ahora la mayoría de shooters no cuentan con una curva de aprendizaje demasiado larga este nuevo título de Activision presentará una dificultad algo mayor para los jugadores novatos, o para aquellos que no estén acostumbrados a shooters más clásicos. Sin embargo, el juego promete, una vez hayamos conseguido adaptarnos, partidas y enfrentamientos de lo más intensos, con una recreación muy precisa de todo el caos y confusión que supone una guerra de estas características.

En definitiva, se espera que Call of Duty: WWII sea el juego que la mayoría de jugadores estaba esperando, y que recobre de nuevo esa esencia que a priori parecía haber decidido abandonar Activision con algunos de los últimos títulos de la saga Call of Duty.

Juegos Relacionados Si te gusta juega a… Te puede interesar…
Toda la saga Call of Duty
alfabetajuega

Sledgehammer ha tenido un especial cuidado en ofrecer la visión más realista de la Guerra

Publicaciones relacionadas

Cerrar