Primeras impresiones de Concrete Genie – Una propuesta colorista contra el bullying

Concrete Genie quiere poner color donde sólo hay tristeza.

Concrete Genie Una propuesta diferente. Es lo primero que pensamos de Concrete Genie al ponernos a los mandos de PlayStation. La nueva entrega de Pixel Opus, creadores del novedoso Entwined, llegará el próximo 9 de octubre de forma exclusiva para PlayStation 4 y hemos podido probar una versión temprana del juego en las oficinas de Sony. Si algo tienen claro en el estudio de desarrollo es que quieren hacer reflexionar con sus juegos, pero reconocen entre bromas que hacer Concrete Genie «fue una idea estúpida, porque la mayoría del equipo no se había graduado todavía». Esta aventura nos pone en la piel de un niño llamado Ash que vive en Denska, una ciudad pesquera sombría y triste. Pero más triste es para el protagonista que sufre bullying por parte de otros niños.

Su refugio es el dibujo, así que no se separa de su libreta, donde imagina algunas de las criaturas más extrañas. Pero un día, estos monstruos cobran vida como por arte de magia y Ash descubre que tiene poder sobre ellos. Se encuentra con un pincel para pintar en el mundo real los monstruos que habitan en su cabeza que le serán de ayuda para inundar todo de color.

Concrete Genie aprovecha la función de sensor de movimiento

Así que la primera misión nos pide iluminar la ciudad, encendiendo todas las bombillas dispuestas en las paredes con nuestro pincel. Ash puede explorar y saltar por los tejados para evitar a los abusones a toda costa. Al activar el pincel con el gatillo derecho aparece un puntero que aprovechará la sixasis del mando para realizar cualquier dibujo. En un primer momento se hacen duros los controles, que necesitan algunos ajustes para optimizar la mecánica. Además, algunos obstáculos impedirán nuestra progresión inevitablemente. Ahí es donde intervienen los monstruos.

Concrete Genie

Ash tiene un vínculo especial con ellos a través de la pintura. El chico no puede interactuar con algunos elementos del escenario, así que necesita la ayuda de sus dibujos. Hay puntos específicos donde crear una nueva criatura y desde ahí hay que atraerle al sitio en cuestión con distintos trazos para que despeje el camino. Podremos controlar estas criaturas diseñadas por nosotros mismos con L1 excepto si se encuentran con un área contaminada. Tienen un extraño color azul e intimidan a las bestias.

En ese caso, usaremos otro poder llamado Super Pintura, que necesita ser recargado, para despejar el camino a nuestro amigo. Eso sí, apenas hemos visto algunas figuras desbloqueadas como flores, pinos o mariposas, por lo que nuestras creaciones eran muy limitadas. Al explorar el entorno, Ash puede localizar nuevos bocetos, pero de momento nos hemos llevado una impresión pobre de todo el contenido que puede tener en su versión final.

Concrete Genie

Escapa de tus propias pesadillas

Finalmente nuestra mejor guía es el mapa para situar los puntos de interés así como los objetivos de cada misión. No sabemos si tendrá algún componente de sigilo, pero podemos decir que Ash puede distraer a los abusones para acceder a otra zona. Si estos niños acorralan a Ash, la partida termina.

Por último, jugamos un acto más avanzado, donde nos enfrentamos a un monstruo de pesadilla que vaga por las calles. El objetivo es luchar contra él con nuestras peculiares armas. El pincel se convierte en nuestro rifle para dispararle mientras surfeamos con tinta a mayor velocidad. El protagonista tiene hasta 3 ataques disponibles que representan los elementos fuego, agua y aire. Se ha confirmado los textos y voces en castellano, además del modo para PlayStation VR. Todavía hay mucho que ver, pero una cosa nos ha quedado clara. Concrete Genie está hecho con mucho corazón y delicadeza para tratar el tema del bullying desde un punto de vista diferente.

Raquel Morales

Periodista. No puedo dejar NADA sin explorar. Me adiestré con Lara Croft en el templo de Karnak mientras buscaba el cubo horádrico entre vacas. Camino de Grand Line.

Publicaciones relacionadas

Cerrar