Valve sabe disparar

6280

Lo mismo de siempre, pero con una nueva imagen. Eso será lo que ofrezca esta nueva entrega de la conocida serie de Valve. Un clásico con mayúsculas por el que el tiempo parecerá detenerse

Hablar de Counter-Strike es hacerlo de un juego que ha marcado un antes y un después. Hasta su llegada, los multijugadores no tenían la misma importancia que tienen hoy en día. Al menos en comunidades concretas de jugadores y refiriéndonos al género de los shooters. Y si no, solo hace falta echar un vistazo al gran número de fieles seguidores que la serie de Valve tiene detrás.

Quizás por eso este nuevo Counter-Strike no vaya a resultar especialmente nuevo. ¿Qué queremos decir con eso? Pues que Valve no va a ponerse nerviosa a la hora de ofrecer novedades o de cambiar algunos de los elementos que han hecho triunfar a su serie. Si algo funciona, ¿para qué cambiarlo? Eso debe de ser lo que ha pensado la compañía a la hora de desarrollarlo.

Así pues, Counter-Strike Global Offensive sera una secuela muy fiel a sus raíces. Un juego que modernice al clásico, principalmente con respecto a sus gráficos, pero que apenas innove. ¿Será esto algo bueno o malo? Eso tendrán que decidirlo sus seguidores, claro. Pero el caso es que hasta tal punto será así, que muchos de los mapas que encontraremos en el juego serán nuevas versiones de los mismos que ya conocimos en el original.

Visualmente, eso sí, el salto será considerable. El aspecto de zonas que tan bien teníamos grabadas en la memoria será muy distinto a como lo recordábamos. Los trabajos de texturas, iluminación o animaciones estarán a la altura de los tiempos que corren, aunque no entorpecerán la fluidez que siempre ha caracterizado al trabajo de Valve.

Aparte de este lavado de cara, ¿existirán más novedades a tener en cuenta? Algunas, aunque no serán demasiadas. Por ejemplo, en Global Offensive podremos utilizar cócteles molotov con los que crear auténticos estragos entre los enemigos, o contar con señuelos que nos ayuden a despistar a los rivales. Igualmente, Valve va a incluir un sistema de rankings que permitirá medir nuestra habilidad y equilibrar todo lo posible los enfrentamientos entre usuarios.

Por lo demás, ya decimos, el título no ofrecerá nada que no hubiésemos visto antes. Es decir, que Valve no pretende con él competir con los demás shooters del mercado. Más bien parece ir a lo suyo e intentar contentar a los jugadores clásicos del “Counter”. Sin importarle demasiado lo mucho o poco que innoven otras sagas de éxito.

De nuevo encontraremos partidas de cinco contra cinco entre terroristas y fuerzas especiales, la opción de adquirir armas al comienzo de cada lucha y enfrentamientos vibrantes en los que nuestra habilidad y precisión serán imprescindibles. Y es que, al igual que siempre, este nuevo Counter-Strike no nos dará cuartel. Un error, y estaremos acabados.

Primera impresión. Más de una vez hemos escuchado eso de que “Counter-Strike es un juego distinto a todo lo demás”. Pues bien, eso mismo parecen pensar sus desarrolladores. En esta ocasión Valve va a rejuvenecer el aspecto del juego, pero manteniendo intacta su esencia. Más allá de mejores gráficos y alguna que otra nueva arma, estaremos ante lo mismo de siempre. Para bien y para mal.

———————————————————————————————————-

– Juegos relacionados

Call Of Duty: Modern Warfare 3

Battlefield 3

Medal of Honor: Warfighter

 

– No te quedes solo en el juego

Libro: La Guerra Interminable de Joe Haldeman

Película: Counterstrike de Jerry London

Canción: Hunger Strike de Temple Of The Dog

Publicaciones relacionadas

Cerrar