Primeras impresiones de Crash Team Racing Nitro-Fueled – Amigos del derrape

Un remake intenso lleno de matices.

Crash Bandicoot y Coco en coches Crash Bandicoot es uno de los personajes más afables de los videojuegos. Serán todas las horas que hemos pasado delante del monitor por lo que le tenemos ese cariño tan especial. Pero siempre ha sido un lobo con piel de cordero. El “prueba y error” era una de las estrategias más comunes en los juegos de plataformas, donde el buen timing determinaba la diferencia entre la vida y la muerte. Siempre una muerte figurada, claro. Porque, pese a su exigencia encubierta de simpatía, el marsupial era la mascota deseada para todos los públicos.

Y siguiendo los pasos de Mario, Crash Bandicoot se subió a un coche en 1999 con intención de ganar la pole. No sólo le salió bien la jugada, si no que echando la vista atrás aún recordamos aquel juego como imprescindible. Y esa es una sensación al alcance de muy pocos títulos, sobre todo en los tiempos actuales. Quizás por ello se ha rescatado la nostalgia como producto, quizás hay juegos que se necesitan volver a jugar. Aquellos polígonos solo estaban en la televisión, porque en nuestra cabeza era un mundo realmente extraordinario.

Derrapes, empujones y mucha diversión

Ahora, en 2019 se hace realidad la imagen distorsionada de Crash Team Racing con un diseño espectacular, muy en la línea del remake de los juegos originales que se lanzó en 2017. De hecho, el apartado visual es lo más destacado de esta entrega, porque los controles se han mantenido intactos. Es una buena forma de demostrar lo bien que le sientan los años al juego, que está preparado para vivir una segunda juventud, casi una reivindicación. Y de alguna forma no deja de ser arriesgado para convencer a un público casual habituado a usar los gatillos para acelerar. Esa esencia tan competitiva, de ensayo y error, empujones y salidas de pista, están tan presentes en Crash Team Racing Nitro-Fueled que hace válido el discurso del lavado de cara.

Comparativa Crash Team Racing Nitro-Fueled

Olvida el freno y atiende a los derrapes, porque es la llave maestra que conduce a la victoria. Este remake hace del derrape el aliado más poderoso del jugador. Ese pequeño saltito salvador en cada curva. Se antoja difícil superar la mitad de tabla si no se domina esta y otra de las mecánicas que permite activar un turbo en apenas segundos. Para ello hay que vigilar al medidor de la derecha y cuando el nivel de aceleración cambie de color, el jugador debe apretar los gatillos para conseguir este potenciador.

La carrera más exigente

Hemos probado 4 circuitos (Papu’s Pyramid y Sewer Speedway de CTR, Clockwork Wumpa y Electron Avenue de CNK) y los trazados endiablados de Crash Nitro Kart son la muestra más real del reto que tenemos delante cuando apretamos el acelerador. No hay tiempo para mirar los detalles de cada escenario, más coloristas que nunca, porque a la mínima el piloto morderá el polvo, o la dinamita. Se conservan los power ups del clásico para ganar posiciones, mientras buscamos los atajos más efectivos para llegar a la meta. Los niveles que jugamos conservan su diseño original, pero ahora son más vivos y con un acabado sublime que invita a seguir al volante sin frenos.

Comparativa Crash Team Racing Nitro-Fueled

Hasta 12 personajes jugables disponibles en esta demo: Crash Bandicoot, Coco Bandicoot, Dr. Neo Cortex, Tiny Tiger, Dr. N. Gin, Dingodile, Polar, Pura; y 4 villanos: Ripper Roo, Papu Papu, Komodo Joe, Pinstripe Potoroo. Cada uno tiene unas características diferentes que atienden a velocidad, aceleración y giro; y sus bólidos serán totalmente personalizables. En definitiva, lo que hemos podido probar quiere ser fiel al original: Crash Team Racing tenía y tiene todos los componentes para seguir divirtiendo como el primer día, porque los viejos rockeros nunca mueren.

Crash Team Racing Nitro-Fueled tiene previsto su lanzamiento para el 21 de junio en PlayStation 4, Xbox One y Nintendo Switch. Permitirá elegir entre la banda sonora original y la remasterizada, y tendrá un total de 31 circuitos, incluidos los niveles de modo batalla que te enumeramos a continuación:

  • Crash Team Racing: Crash Cove, Mystery Caves, Sewer Speedway, Roo’s Tubes, Coco Park, Tiger Temple, Dingo Canyon, Papu’s Pyramid, Blizzard Bluff, Polar Pass, Tiny Arena, Dragon Mines, N. Gin Labs, Cortex Castle, Hot Air Skyway, Oxide Station, Slide Coliseum, Turbo Track.
  • Arenas de batalla de Crash Team Racing: Skull Rock, Rampage Ruins, Rocky Road, Nitro Court, Lab Basement, The North Bowl, Parking Lot.
  • Crash Nitro Kart: Inferno Island, Jungle Boogie, Tiny Temple, Meteor Gorge, Barin Ruins, Deep Sea, Driving Out of Time, Clockwork Wumpa, Thunder Struck, Assembly Lane, Android Alley, Electron Avenue, Hyper Spaceway.
  • Arenas de batalla de Crash Nitro Kart: Temple Turmoil, Frozen Frenzy, Desert Storm, Magnetic Mayhem, Terra Drome.

Raquel Morales

Periodista. No puedo dejar NADA sin explorar. Me adiestré con Lara Croft en el templo de Karnak mientras buscaba el cubo horádrico entre vacas.

Publicaciones relacionadas

Cerrar