A la caza del zombi

9250

Echamos un primer vistazo a la tercera parte de esta conocida serie de zombis.

El primer Dead Rising fue un juego tan desconcertante que nos encantó. Una locura de Capcom dura, austera y tan difícil como los viejos arcades. De hecho, teníamos que morir y morir para poder avanzar en el juego (al hacerlo conservábamos nuestra experiencia pero teníamos que volver a empezarlo todo). Era igual que estar dentro de una película de Romero. ¿Quién dijo que sobrevivir a un holocausto zombi tenía que ser difícil y divertido?

Con ese recuerdo aún fresco, nos acercamos al stand de Capcom para ver en este último E3 como sería la tercera parte de la saga. Un título que verá la luz en exclusiva para Xbox One. Allí se presentaba una demo relativamente larga que daba pistas sobre cómo lucirá el juego. Aunque es algo que debemos analizar con cautela. Puede que nuestras primeras y subjetivas impresiones no se correspondan del todo con el resultado final.

En Dead Rising 3 seremos Nick Ramos, un mecánico. Una profesión bastante coherente, si tenemos en cuenta que durante el juego nos vendrá muy bien eso de ser un manitas. Como en Dead Rising 2, podremos ir fusionando todas las armas que encontremos para así crear un arsenal tan devastador como absurdo. Efectivamente, esto es un juego de zombis, señores.

En esta ocasión lo que se dejará atrás serán los centros comerciales. Al menos eso nos pareció en la demo. En lugar de eso, los muertos vivientes (y nosotros, como consecuencia de ello), pulularán alegremente por una ciudad entera: Los Perdidos. Una urbe que está completamente infectada por estas criaturas. No siempre más es mejor, pero ya se sabe que actualmente en los videojuegos está muy extendido eso de que el tamaño sí que importa.

No sabemos, por lo tanto, sí aún habrá lugar para los centros comerciales, ese lugar icónico en el que Romero se inspiró para desarrollar criaturas descerebradas que se comportanban como borregos. Al parecer, solo tuvo que cambiar el afán de comer cerebros por el de comprar ropa y demás costumbres consumistas. Lo que sí ha confirmado Capcom es que el mapa será más grande que los de los dos anteriores. Será uno de los aspectos en los que sí se aproveche la potencia de Xbox One.

Nos da miedo pensar en que Dead Rising 3 haya podido tirar por el camino más fácil, olvidando precisamente lo que le hacía grande: no tomarse en serio a sí mismo y, a la vez, retar al jugador como pocos juegos lo hacían. No sabemos aún si será así.

Por ejemplo, Capcom ha decidido no ponernos un tiempo límite para realizar las misiones (solo en algunas, y serán opcionales). Y de la misma forma tendremos que preocuparnos menos de los rehenes. Quienes jugaran a la primera parte recordarán lo increíblemente molestos y a la vez gratificantes que estos resultaban, sobre todo si lográbamos que los zombis no se les comieran por el camino.

Aparte de un buen puñado de armas, en Dead Rising 3 subiremos el nivel del personaje matando muertos vivientes. Luego podremos mejorar atributos puntuales, como ataque o resistencia, como si de un juego de rol se tratara. Esto ya estaba en lo anteriores, pero más a lo bruto.

Aprovechando nuestra estancia en Los Ángeles, también pudimos observar que habrá momentos en los que podremos usar vehículos para movernos por Los Perdidos. Esto nos ayudará a recorrer largas distancia de forma segura (o relativamente segura).

Y por último se nos anunció que el juego tendrá cooperativo, aunque apenas se nos dieron detalles a este respecto. El segundo jugador podrá sumarse a la partida cuando quiera, como si de un arcade se tratara, pero todavía no sabemos cómo influirá, si es que lo hace, esto en la propia historia.

Primera impresión. Todavía es pronto para adelantar cómo será Dead Rising 3. En principio, más abierto, con más zombis y mucha acción. Pero aún no podemos responder a la pregunta del millón: ¿seguirá siendo tan original y distinto como los anteriores, especialmente su primera parte? Ojalá sea así.

————————————————————————————————————————————-

Juegos relacionados

Dead Rising, la saga

No te quedes solo en el juego

Novela: El despertar de los muertos de Gareth Wood

Película: Los abandonados de Nacho Cerdá

Publicaciones relacionadas

Cerrar