Avance de Demons Age – La vuelta del rol clásico

Aunque actualmente no andamos escasos de juegos de rol para PC, lo cierto es que es muy difícil que los amantes de este género puedan conformarse con tan solo unos títulos dedicados a la exploración o los combates por turnos.

Sobre todo, si se trata de fans de juegos de lo más clásicos como Chaos Chronicles o Baldur’s Gate. Por eso, Bigmoon Entertainment ha decidido que ya iba siendo hora de echar mano de aquellos títulos que nos pueden hacer pasar horas y horas de juego, con emocionantes enfrentamientos por turnos contra todo tipo de criaturas.

Sin embargo, Demons Age es mucho más que un simple juego de acción por turnos. Porque detrás de este apasionante título encontramos también todo tipo de leyendas, así como personajes de lo más carismáticos. Un título indicado sobre todo para aquellos que busquen una historia con una gran profundidad narrativa, así como un título que apueste por un estilo mucho más táctico de lo que, en ocasiones, estamos acostumbrados.

Demons Age es una interesante apuesta por el rol más clásico, que llega de la mano de un pequeño estudio, Bigmoon Entertainment. No obstante, a pesar de lo modesto de esta desarrolladora, o tal vez, debido precisamente a eso, a contar con un estudio totalmente centrado en el juego, Bigmoon ha logrado crear un título de lo más llamativo.

Un juego que apuesta por la nostalgia, y recupera títulos como Baldur’s Gate, Chaos Chronicle o The Temple of Elemental Evil, apostando por un modo mucho más táctico de lo que estamos acostumbrados con los RPGs más actuales.

El juego nos sitúa en un enorme universo, donde destaca Moragon, una península localizada al norte del mar de Abidon, donde todo tipo de razas han convivido durante toda su existencia en la paz más absoluta, hasta la llegada de los humanos; que han decidido utilizar la península como ruta de paso para sus actividades comerciales.

Esto lleva a que un gran número de habitantes de este lugar, en pro de enriquecerse, y con la búsqueda de poder como meta, decidan hacer todo lo posible para lograr sus objetivos. Algo que pondrá sobre aviso al señor de la oscuridad Vazuhr, un ser de maldad, que tras cientos de años esperando su resurgimiento, ve este nuevo cambio como la oportunidad perfecta para recuperar todo su poder.

Y para eso, contará con la ayuda de un nuevo lugarteniente, igual de malvado que él, que ha conseguido unir a todos los orcos en un ejército comandado por sí mismo. Por lo tanto, junto con la ayuda de Zogalon y su ejército, Vazuhr decidirá abrir los portales del infierno. Y todo, para conseguir aumentar aún más su número de efectivos, que de lograr su objetivo, liberará toda clase de demonios que no tendrán el más mínimo problema para conquistar Moragon.

Sin embargo, los antaño pacíficos habitantes de este territorio decidirán unir sus fuerzas contra un enemigo común, un mal que podría acabar con su forma de vida. Algo que acabaría con la derrota del ejército orco de Zogalon, y el encierro de Vazuhr en las profundidades del infierno.

Sin embargo, después de cien años de calma y de una paz más o menos estable, el actual rey de la península, Konrad Lijak, después de intuir lo que podría ser el regreso de las fuerzas de la oscuridad, y de enviar a un grupo de aventureros a explorar, recibe una terrible noticia de parte de uno de sus magos, que lo hace enloquecer y abandonar su reino.

Y por si fuera poco que el país se haya quedado sin su monarca, entrando en una polémica situación, una secta conocida con el nombre de Orden de la Iluminación, se está dedicando a destruir todos los obeliscos que se encargaban de evitar la apertura de las puertas el infierno. Con lo que una cantidad desmesurada de diabólicas criaturas está comenzando a invadir Moragon. Y esto lleva al naufragio de un barco durante un día de tormenta, que terminará con un misterioso prisionero liberado. Una persona a la que nos tocará encarnar para descubrir qué es lo que realmente está sucediendo.

Demons Age, no obstante, es un juego donde la trama, es mucho más importante que el personaje principal. Un protagonista, que deberá contar con la ayuda de múltiples aliados de toda clase para lograr desentrañar los misterios que envuelven el resurgimiento de la oscuridad. Sin embargo, tendremos que estar muy alerta en todo momento. Ya que todos los “aliados” que vayamos conociendo a lo largo del juego contarán con su propia historia y motivaciones. Algo que pueden llevarles a traicionarnos en cualquier momento.

El sistema de juego de Demons Age está completamente inspirado en Dragones y Mazmorras, lo que lleva a encontrarnos ante un juego mucho más táctico y estratégico de lo que pudiéramos pensar en un primer momento. Un título que nos llevará a explorar todo tipo de escenarios, que se convertirán automáticamente en un tablero de juego por el que desplazarnos en cuanto detectemos a un enemigo, o él nos detecte a nosotros.

Un combate que se basará en un sistema por turnos que nos llevará a pasar largas partidas luchando contra unos cuantos enemigos. Sobre todo, porque cada acción que llevemos a cabo nos obligará a gastar un turno, teniendo que esperar al final del turno de nuestro enemigo. Además, en todo momento tendremos que estar pendientes de los puntos de acción con que cuenta tanto nuestro personaje, como nuestros aliados, y que delimitarán tanto los movimientos que podamos realizar, como los ataques o habilidades que podamos usar, y que dependerán, entre otras cosas, de la clase de nuestros personajes, así como de las armas que tengan equipadas.

Hugo Muñoz

Demons Age es un título que puede llamar a todo tipo de jugadores, ya sea por el lore del juego, que nos presenta un universo de lo más amplio, con todo tipo de historias y leyendas detrás de él, que deberemos ir descubriendo poco a poco a medida que avancemos; o por su toque de rol, que nos pone en la piel de un personaje que poco a poco irá haciéndose su espacio en una historia de lo más grande.

Sin embargo, dejando de lado todos los atractivos del juego, lo cierto es que Demons Age, debido al planteamiento más táctico, puede ser un juego que no acabe de ser para toda clase de público. Sobre todo porque su sistema de combate, de lo más estratégico, puede resultar algo lento por su apuesta totalmente exclusiva por un modo de juego que nos sitúa sobre un tablero repleto de casillas en el que deberemos movernos, como si de una partida de ajedrez se tratara, teniendo muy en cuenta en todo momento nuestros puntos de movimiento y de acción, así como los de nuestros enemigos.

Juegos Relacionados Si te gusta juega a… Te puede interesar…
Baldur's Gate
Syndrome
Diablo III
Un retorno a los juegos de rol más clásicos

Cerrar