Humanos en cuerpos de metal

Quantic Dream sigue adelante con su proyecto Detroit: Become Human, aventura que nos trasladará a un futuro para vivir una aventura con tintes de ciencia ficción en donde se tocará de nuevo un tema habitual de este campo: la línea que separa la humanidad y la robótica. Acción, toma de decisiones y un componente ético que pretende hacernos reflexionar mientras disfrutamos de sus horas de juego. Ahora, gracias al E3 2017 podemos hacernos una idea más acertada del título que previsiblemente llegará a nosotros en el año 2018.

13231

Detroit: Become Human no será el primer ni el último juego que nos propone la siguientes preguntas: ¿Qué separa a un humano de una máquina? ¿Podrán estas últimas adquirir la misma condición que una persona cuando la tecnología permita emular los sentimientos y la capacidad de razonamiento. En este contexto se desarrollará la nueva apuesta de Quantic Dream, una aventura en donde asistiremos a un futuro en donde los humanoides al servicio de nuestra raza han decidido poner fin a su situación de subordinación y reclamar una vida más justa.

Todo ello mezclado en una historia donde la toma de decisiones tendrá mucha importancia al igual que en otros títulos creados por estudio. Controlaremos a distintos personajes, nos enfrentaremos a situaciones donde esta rebelión se haga visible en conflictos entre ambos bandos. Y por supuesto, tomaremos bando en esta guerra en donde la tecnología se niega a seguir al servicio de la humanidad. ¿Sabrás decidir qué es lo que más conviene?

Si alguien sabe ponernos en un apuro y enfrentarnos a situaciones con distintas opciones es Quantic Dream. El estudio detrás de títulos como Beyond: Dos Almas o Heavy Rain, nos pretende enfrentar de nuevo a la elección de un camino u otro en función de las decisiones que hagamos a lo largo de la historia. Detroit: Become Human se llama la nueva apuesta de este estudio que en esta ocasión nos trasladará a un futuro donde humanidad y tecnología vive en una tensa paz después de que la inteligencia artificial haya avanzado tanto hasta el punto que se ha posicionado al mismo nivel que nuestra raza. Y claro, comienzan a pedir los mismos derechos que cualquier persona de carne y hueso.

En este contexto controlaremos a tres personajes. Por un lado Marcus y Kara, androides que presentan un nuevo modelo de inteligencia artificial más avanzada que les permite eludir la seguridad de la fábrica, escapar y comenzar su particular revolución para liberar a los suyos del contexto en el que se encuentran y escapar del yugo de la humanidad. En el otro lado de la mesa estará Connor, otra alma de metal que en este caso se presenta como aliado de las personas de carne y hueso. A él le corresponderá, como agente de la Ley, acabar con esta insurgencia y proteger a la especie dominante. Sin embargo no hay un final definido a esta historia

Como se ha mostrado en anteriores títulos de Quantic Dream, la toma de decisiones volverá a ser la nota predominante de esta aventura. Tanto Connor como Kara se enfrentarán a situaciones en las que habrá que optar por un camino u otro. De esta elección dependerá el resultado que iremos viendo en nuestro camino y por supuesto, la conclusión de la historia a la que asista el jugador. Aunque eso sí, parece que el bien el mal no estarán tan bien definidos en esta ocasión. Los desarrolladores aseguran que estamos ante el título más complejo que han creado.

El guion tras Detroit: Become Human es un trabajo que ha supuesto la labor de un equipo durante 6 días a la semana por espacio de dos años. Reveses en la historia, sorpresas inesperadas y arrepentimiento tras la toma de algunas decisiones están asegurados después de este anuncio. Toda una prueba para el cerebro de los jugadores que nunca sabrán muy bien si han hecho lo correcto o si se han equivocado. Esto tocará ir comprobándolo a través de las horas de juego que se nos ofrecerá en este título.

Unas horas de juego en donde se combinarán los elementos cinematográficos con loa jugabilidad. Así se ha mostrado en el último gameplay mostrado en el E3. Los jugadores tendrán la oportunidad de sumergirse plenamente en esta historia, las secuencias de vídeo se mezclarán con escenas de acción donde será el jugador el que tome la acción aprovechando las habilidades que presentarán los distintos personajes del juego. Por un lado, estas nuevas partidas hemos podido ver cómo por ejemplo Marcus, quien podrá controlar las conexiones electrónicas para formar un verdadero caos, o conectarse a la red para manipular todo elemento que se encuentre en línea, así como obtener información de nuestro entorno. Esta capacidad también será de gran ayuda a la hora de interactuar con el resto de humanoides que nos encontremos en nuestro camino.

Los que hayan jugado a otros títulos de Quantic Dream partirán con algo de ventaja, ya que como el mismo David Cage ha confirmado que la jugabilidad que se mostrará en Detroit: Become Human se parecerá mucho a la de otros títulos del estudio. Un gran peso de las decisiones sin olvidarnos de situaciones en donde la acción tendrá su peso. Esto quedará unido a la resolución de ciertos enigmas para los que habrá que buscar toda la información posible alrededor de los escenarios en donde nos sumergiremos en esta historia. Aunque los gameplays que han aparecido hasta ahora parecen indicar que en esta ocasión se premiarán todavía más las situaciones de combates, donde tendremos que demostrar toda nuestra pericia con los controles y aprovechar al máximo las habilidades de los personajes.

Visualmente, Detroit: Become Human se posiciona como un título muy cuidado. La misión de hacernos sentir dentro de una película se consigue gracias al apartado gráfico con el que Quantic Dream presenta su juego más cuidado hasta la fecha. Un título en el que al igual que en Beyond: Dos Almas asistiremos a la presencia de personajes reales digitalizados de forma magistral. Si en aquella ocasión fue Willem Dafoe y Ellen Page quienes prestaron sus rostros, en esta ocasión serán Bryan Dechart y Valorie Curry quienes hagan las veces de protagonistas.

Sobre la llegada de Detroit: Become Human, este juego sólo está confirmado para PlayStation 4. Y en cuanto a la fecha de estreno del mismo, tocará esperar hasta el año que viene. David Cage confirmó que el lanzamiento de este título está previsto para el 2018, aunque falta por saber en qué momento concreto de estos 12 meses podemos jugarlo.

2018 nos traerá este nuevo juego de Quantic Dream que nos devolverá la toma de decisiones y la planificación de nuestra historia a partir de estas opciones. Detroit: Become Human promete ser más complejo que sus predecesores, con un guion escrito a lo largo de dos años y en donde la acción va a tener más presencia que en las entregas previas de este estudio. A eso hay que añadirle un apartad visual bastante cuidado en donde nuevamente actores reales contarán con su versión digitalizada. Una nueva experiencia que mezclará las secuencias cinematográficas con el juego.

Juegos Relacionados Si te gusta juega a… Te puede interesar…
Until Dawn
Heavy Rain

Quantic Dream ha prometido su juego más complejo hasta la fecha

Juan Montes

Comunicador y apasionado de los videojuegos de aventuras, rol y plataformas. Crecí junto a un marsupial y blandiendo la llave espada; ahora acompaño a cazarrecompensas, asaltatumbas y luciérnagas con la misma pasión.

Publicaciones relacionadas

Cerrar